La Charca de Ranita Azul 2

La Charca de Ranita Azul 2
Un segundo blog

LA CHARCA DE ELISA

LA CHARCA DE ELISA
Mi blog de poesía, prosa y reflexiones...

sábado, 27 de noviembre de 2010

El Árbol y la Gata / Дерево и кошка (Kiev Film Studio)

El Árbol y la Gata / Дерево и кошка (Kiev Film Studio): "
Había una vez un árbol junto al camino. Alto, orgulloso, fuerte. Se mantenía alejado de todos, no haciendo ni bien ni mal a nadie. Nunca había amado a nadie, ni había florecido. No dependía de nadie y nadie dependía de él. El árbol sabía cómo mantener a todo el mundo a raya. El bosque, el campo y el camino con todos sus viajeros. Siempre había sido así. Un día una gata iba en un carromato con sus dueños y éstos la abandonaron, arrojándola al polvo de la carretera. La gata se relamió para limpiarse, dio un paseo por los alrededores y al acercarse al gran árbol, sintió curiosidad.

- “Dígame, señor Árbol… ¿Vive usted solitario aquí?” – preguntó la gata. - “Completamente solo”, aseguró el árbol con gran indiferencia. - “¿Y no se siente muy solo?” - “De ninguna manera”, susurró el árbol en el mismo tono. - “¿Y usted nunca experimenta tristeza, miedo o soledad?” - “Nunca. Porque yo no espero nada de nadie, ni siento necesidad de nadie.” - “Ah”, suspiró la gata, “cómo me gustaría ser independiente, vivir sola, y no sufrir por nadie.” - “Pues debe saber, pequeña discípula”, dijo el árbol con dignidad, “que esto no es muy difícil de conseguir. Viva usted conmigo, observe, y cuando haya aprendido, se marchará y será capaz de vivir en absoluta soledad.” - “Gracias”, dijo la gata, y permaneció junto al árbol.

Cuando un pájaro, fatigado de tanto volar, pretendía posarse en sus ramas, el árbol las apartaba. Cuando un anfibio buscaba su sombra para protegerse del Sol, el árbol no se lo permitía. Cuando un insecto desorientado chocaba contra su duro tronco y se precipitaba al suelo, no se sentía culpable si no le ayudaba. La gata observaba todo esto e iba aprendiendo a ser insensible.
Una noche, sobrevino una terrible tempestad de lluvia y el viento arrastró a la gata a los pies del árbol. Sin saber cómo, estaban juntos: La gata guareciéndose y el árbol protegiéndola del aguacero. Por la mañana, la gata amaneció bostezando en lo alto del árbol. Se desperezó, jugó con las hojas y se acostumbró a mirar muy lejos desde allí arriba y también a sestear abajo a la sombra durante las tardes.
Fueron sucediéndose las estaciones. En otoño, al árbol se le cayeron todas las hojas, dosificando así la energía para soportar el invierno, que llegó muy frío. La gata permaneció junto al árbol; éste la protegía de la nieve con sus ramas esqueléticas, pero por miedo a que la gata muriese congelada, abrió un gran corazón vacío en sí mismo a modo de refugio para el animal. La nieve lo cubrió todo, pero en mitad del paisaje helado había un árbol vivo, y dentro de él, en el centro de su corazón, latía una gata durmiendo segura.
Llegó la primavera y el árbol floreció. Pensó que la gata aún dormía, así que acercó uno de sus brazos al refugio e intentó despertarla con el aroma de sus flores. Pero la gata ya no estaba allí, sino alejándose alegremente por el campo. - “¿Te marchas? – se lamentó el árbol. - “Adiós”, respondió la gata. “Ahora ya puedo vivir sola”. - “No te vayas. Me has enseñado muchas cosas. Quédate.” Pero la gata no le hizo caso y se fue, dejando al árbol floreciendo solo, triste y con su corazón deshabitado.
Y esa es toda la historia que puedo contarles acerca de aquel árbol. O mejor dicho, acerca de aquel árbol y aquella gata. Porque de no haber sido por la gata, el árbol no habría tenido ninguna historia que contar.

Дерево и кошка, КИЕВНАУЧФИЛЬМ, 1983 г. Режиссёр: Евгений Сивоконь

Дерево и кошка (Diéreva i Kóshka)
El Árbol y la Gata, Kiev Film Studio, 1983


Dibujanta: I. Glebova Dirección:
Yevgueni Sivokon
Dirección de Arte: V. Sertsova Música:
V. KhrapachevAnimación: N. Churilova, N. Zurabova e I. Kovalyov
Narración:
S. Filimonov

"