martes, 22 de junio de 2010

"Una casa portuguesa con Amalia Rodrigues y un paseo por Lisboa






No me cansaré de ir de nuevo a Portugal. Ella tiene un algo que emociona. Es ese romanticismo viejo, la tranquilidad de sus gentes, el haber conservado aún una parte de su ser, su historia, su arquitectura, sus calles, su música y gentes la hace entrañable. 

No hay comentarios: