miércoles, 14 de julio de 2010

Dictadores de la Historia ¡y los que faltan por añadir!

Amenicemos el momento:
¡Cortos se quedan con la lista ¿No lo creen?
¡Uf, si les contáramos a todos nos darían las uvas antes y después de Cristo!

Otros enlaces a vídeos interesantes y serios en contenido:
http://www.youtube.com/watch?v=G7499Em-ygU
http://www.youtube.com/watch?v=TTSC4VLNQGE
http://www.youtube.com/watch?v=tEVFkjtgW1Y








Kissinger, refiriendose a esos dictadores latinoamericanos, dijo: 
"ya se que son unos hijos de puta, pero son NUESTROS hijos de puta..."

Esa frase la acuñó Henry Kissinger, ex secretario de Estado de EEUU durante el gobierno de Richard Nixon. Se refería a las dictaduras latinoamericanas que EEUU bancaba. Entonces 

Tienen derecho a añadir a la lista más gentuza, aquí no se salvan dictaduras blandas mientras  maten a gente inocente por cantar a la libertad, escribir sobre ella o sentirse libre para pensar  con todo el derecho del mundo, sobre la mejor forma de gobierno dentro de un lógico orden, porque ellos, los dictadores, todos, no les conviene que la gente sepa qué es sentirse libre para opinar sobre lo que hacen mal. 
La libertad obliga a valorar su gestión para saber respetarles y sentirlos necesarios por cómo gobiernan, no para unos pocos seguidores o hipócritas con el estómago lleno, que les hacen la pelota porque consiguen de ellos, todo lo que en su puñetera vida no pudieron por sinvergüenzas y haraganes. Gente muy peligrosa para los verdaderos demócratas. Porque no se trata de  izquierda o derecha que gobierne, es que se exige que sepan gobernar una u otra para tener más o menos equilibradas las opiniones, sean de la tendencia que sean, pero controlando todo lo que genera injusticia e inseguridad en la sociedad; que todas las opiniones estén a gusto con su gestión o por lo menos se acepte igualmente lo que  por imposible  salga mal, pero que lo digan claramente y no mientan o, nos lo cuenten cuando ya no hay remedio. 
Tengan en cuenta que yo sólo intento ser objetiva con la mayoría de los que opinan. Como en todo,  siempre defendemos la suerte de no haber bailado con la más negra, y que no nos pisotearan disfrutando en el mismo, por salir con el estómago lleno pero pagando lo que nos corresponde como buenos y responsables ciudadanos, claro.

Uds disfruten de los caretos y sus truculentas historias... "¡Yo me deshago en la vóbeda viejo!" -como dice un tango.


Elisa

No hay comentarios: