lunes, 27 de septiembre de 2010

CLARA SOTO 2ª PARTE CAPÍTULO 8º

CLARA SOTO 2ª PARTE CAPÍTULO 8º: "
PINTURA DE JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA
RELATO DE MI PROPIEDAD
Cuando Clara salió de la boutique, no sabía bien adónde dirigirse, se quedó unos instantes dudando, optó por meterse en una croissantería para desayunar tranquilamente, ya que el estómago le pedía alimento, al salir de casa de Marga, se había tomado un simple vaso de leche, y nada más.
Al entrar ya pidió lo que deseaba, y se sentó en una pequeña mesa redonda, tanto la mesa como las sillas, eran de color marrón y tenían las patas de acero.
Al momento le sirvieron su desayuno, dando seguidamente las gracias por ello.

Pegó un bocado a un enorme cruasán, y lo dejó en el plato, cogió dos sobres de azúcar y los vació en el vaso, removiéndolo con la cucharilla tranquilamente.
En otra mesa, un hombre que estaba solo la miraba, ella al girar la cabeza a su derecha, se encontró con sus ojos clavados en ella.
El hombre se levantó de la mesa, y se dirigió hacia ella.

-Nos conocemos?

-¡No, no lo creo....!

-Vives por aquí? dijo el hombre muy interesado

Clara no pensaba contestar, a aquel hombre tan atrevido...... pero pensó que un rato de compañía no le vendría nada mal.

-¡Vivo cerca! dijo en un tono suave

-Me puedo sentar contigo?

¡Bueno! haz lo que quieras....

Le agradó que aquel hombre que parecía tan interesante, estuviera deseoso de compartir un rato con ella
El hombre fue hacia la mesa que había ocupado, y retiró su desayuno, trayéndolo a la otra mesa.

-Que hace, una guapa mujer sola?

Clara sonrió, por aquella pregunta, se sintió bien con aquel hombre a su lado.........

Se sorprendió de ella misma, al decir...

-Fui a una entrevista de trabajo, y paré aquí a desayunar

-Yo vengo de lunes a viernes, todas las mañanas a estas horas, lo digo para que sepas que estaré por aquí, si te apetece ya sabes donde encontrarme.

-No corres mucho?

-La verdad es que no estoy para perder el tiempo, voy derecho al grano, a lo que me interesa.
-Como lo ves?

-Cada uno es muy libre, de hacer lo que le plazca......

El hombre, sonrió contagiándola a ella.

-Como te llamas?

-¡Clara! y tu?

-¡Bruno!

-Y esa entrevista de trabajo, como te fue Clara?

-¡Muy bien! mañana empiezo

-Dónde, puedo saberlo?

-En una boutique de dependienta.

A esas siguieron muchas más preguntas, que Clara sin pensarlo contestaba, parecían ya amigos de tiempo, ella se sentía muy bien en aquellos momentos, un hombre pendiente de ella, y dada su situación.......
Verónica
Continuará......................................................
"

En este blog podrán seguir capítulo a capítulo la vida de "Clara Soto", sólo basta cliquear en el enlace.


No hay comentarios: