lunes, 22 de noviembre de 2010

Por Ellas... (Homenaje a la Mujer Maltratada-25/26-XI-2010) 1ª Parte



*Elisa, la "ranita azul", responsable de este blog, seguirá publicando de vez en cuando, necesariamente este tipo de cosas relacionadas con la llamada: "Violencia de Genero".
Se hace necesario que se escuche nuestro grito, concienciar a esta sociedad de todo lo que está pasando a muchas mujeres, porque con su silencio sólo conseguirán la muerte física y espiritual como la de sus hijos, seres inocentes. Pero sobre todo hay que insistir en estos nefastos resultados, por el aumento de las mujeres fallecidas por lo mismo: Son ya 63 en el 2010.
 Y no es la religión el freno para la maldad como algunos pretenden dar a entender que, "porque no hay Dios y ley pasan estas cosas". Es la mala educación desde la cuna, el mantener por tradición una forma de pensar con respecto a la mujer, mientras no se toque a la  propia, la madre o la hija; y naturalmente que es la falta de Amor. Pero sobre todo se necesita una Ley efectiva o contundente a la hora de castigar a los culpables. Aún quedan jueces corruptos que ayudan a estos asesinos, para que paguen con menos años sus crímenes. Es necesario que la ley contemple otro tipo de muertes, cuando se anula la mente y sólo sirve para aislarla en una residencia psiquiátrica, porque no ha podido recuperar la cordura y confiar de nuevo... Estos centros están llenos de seres así, que se mantienen artificialmente con medicamentos para poder dormir o estar  tranquilos, pero también los hay fuera, aterrorizados  y temiendo a su agresor por si le dejan suelto de nuevo; no pueden hacer nada ante lo que no pueden controlar para sentirse seguras y temen no sólo por sus vidas sino, que les arrebaten sus hijos, porque no hay derecho a que estos enfermos quieran obtener la custodia para criar más miseria en esta sociedad.  Porque por cada agresión que no salga a la luz  y no se denuncie al que la causa, siempre habrá una víctima más que lamentar a corto o largo plazo. En esa angustia viven muchas mujeres y sus familias. Y, éstas últimas ni tan siquiera saben o se han enterado de lo que les estaba pasando a su pariente. Desgraciadamente sólo tienen que ir a un tanatorio a reconocer, si es o no lo que en apariencia parece que lo era... 
El agresor, la mayor de las veces asiste al entierro cuando no hay testigos de lo que ha hecho.  

 Los padres ni se enteran, porque son siempre los últimos en darse cuenta. Y si saben algo y quieren  ayudar o intervenir, es la misma pariente que les advierte que  "es su vida y que no se metan porque le están haciendo mucho daño"... (!)  Así están ellas de aterrorizadas ante cualquier movimiento que se haga a su favor. También lo sufren porque temen que les  devuelvan un cadáver, pero como su pariente no quiere denunciarle nada pueden hacer, aunque hayan evidencias de uno u otro maltrato. Así de cruel es la realidad cuando lo  peor sucede. Es posible que reciban a cambio a su pariente reducido a la anulación psíquica o física para siempre, cuando no se puso remedio a tiempo. Porque son las propias víctimas las que no desean denunciarles, por una serie de prejuicios: el escándalo social o familiar que ello conlleva, las amenazas de su maltratador, los amistades y conocidos. Ellos lo saben y se lo recuerdan. Locos no son, pero se lo hacen; para que ellas les compadezcan por ser así en caso de que pretendan recurrir a la denuncia. Se adelantan a las consecuencia de sus actos y  hasta se ponen en tratamiento, con la firme promesa de mejorar "por el bien de los dos"... Sí, parece irónico, pero les aseguro por todo lo que he leído sobre el particular, que es así. Y, ellas, convencidísimas aceptan responsabilizando hasta la propia familia del futuro del maltratador , que "confía en la buena fe su víctima y de 'los ofendidos e indignados padres', a los que les ata de pies y manos para que no denuncien, pero tampoco entienden ni entenderán, ¡cómo es posible que el llamado (cliquear en el nombre...) "Sindrome de Estocolmo" surta efecto y el opresor canalla, sea capaz de tener el cinismo de conseguir vencer de nuevo, la voluntad de su víctima para que vuelva por millonésima vez, a confiar en su palabra, ¡cuando es ella quien necesita recuperarse con un tratamiento psicológico efectivo que la libere de su opresor! ¿Se dan  mis lectores cuenta de la astucia en la que se mueven estos canallas? Ellos saben que si ellas acceden a estos tratamientos, porque les denuncien, sí podrán recuperarse para comprender de una vez su infierno u poder dejarles definitivamente, razonando su realidad y poder 'volar' lejos, sintiéndose dueña de su vida, moralmente en sana libertad para decidir por ella misma, ¡si es que no se enteran de la trampa y que aún siguen pilladas en la mierda!

El sentimiento es respeto a la libertad individual, sobre todo es un distintivo del verdadero amor por el otro, es renuncia o sacrificio. Y si no hay esto no se puede llamar a lo que  se les da de vez en cuando o esporádicamente, 'amor'; un sentimiento que no admite razonar, ni hay  respeto, verdadero diálogo o comprensión, ¡es que no puede funcionar de nuevo una pareja y, menos, si su opresor es el culpable  de esa situación, que desea se prolongue y se mantenga, aunque sea fiel a esa mujer, aunque tenga celos y la dañina necesidad de mantenerla lejos de lo que cree que le perjudica a él, 'protegiéndola' como alegan algunos y no es así cuando en algunos casos de edades dispares, tienen a su lado una mujer instruida y guapa, pero que han conseguido en su inmadurez y a muy temprana edad 'modelar' desde la adolescencia, para que sirva como lo ha  proyectado para su realidad futura. Siempre le costará trabajo creer que pudo dejar una fisura en su mente para que entrara por fin la luz, sabiendo realmente que era 'una víctima domesticada' de quien decía amarla.


Elisa
Nov/2010




No hay comentarios: