La Charca de Ranita Azul 2

La Charca de Ranita Azul 2
Un segundo blog

LA CHARCA DE ELISA

LA CHARCA DE ELISA
Mi blog de poesía, prosa y reflexiones...

lunes, 7 de septiembre de 2015

Reflexiones de Charca

REFLEXIONES DE CHARCA:


Dios bendiga a los sin nombre dándoles la lección que les falta. (alv)

Hay quien piensa que tiene todo a su favor por el hecho de tener por delante más vida...Estudios, experiencia, salud y quizá mejores oportunidades; pero cuando escuchas cómo opina de sus 'seres queridos' una persona joven o, también de otros allegados, amigos o desconocidos, por más que dice "quererlos y tener derecho a criticarlos", te das cuenta que está a años luz de lo que separa de la madurez y del amor verdadero. Es un comportamiento despreciable.

Salir del túnel de la realidad en que nos mete la vida a todos, no parece que lo hayan aprendido todavía quienes así se expresan, hay un abismo enorme con respecto al verdadero sentido de la vida que aún no han tomado en serio. Opino que, no han tenido la oportunidad de convertirse en seres responsables, porque ser padre o madre para valorar o ver la realidad de la forma correcta, les permitiría conseguir un nivel mental más alto y equilibrado. No se traen hijos al mundo sin tener voluntad de ser responsable de sus vidas. No se tienen hijos por experimentar el sexo o por necesidad de aprender de ello porque siempre será un fracaso si no se está preparado para asumir el futuro responsable y, además, sacrificado; porque ser madre o padre es mucho más que ser sólo una pareja, mujer y hombre que se juntan para compartir la vida y lo que ella da a cada ser humano.

Aprender a ser buenos padres es un proceso largo de aprendizaje cada día, pero honesto, comprometido, responsable y sacrificado. Sobre todo es individual e intransferible la experiencia, por lo tanto es incomparable y por eso mismo merece un respeto, sea de quien sea la historia o las vivencias que se dan en cada pareja que toma ese camino de tener una familia propia; con sus equivocaciones o aciertos. Pero en ese proceso lo que marca a cada individuo es lo que lo hace madurar porque duele cada experiencia y por ser quien la representa, lo que consolida su esencia fundamental ante lo que ha traído al mundo, los hijos, por eso se gana su respeto, aún equivocándose si sabe reconocer sus fallos.


No es tan fácil asistir a la descalificación infame de cualquier otro ser humano, venga de quien venga, sea el propio hijo u otro familiar o amigo, aguantando cualquier opinión porque le da la gana, sin mandarlo a la mierda por 'pelotudo' y bien sinvergüenza; cuando a lo mejor está olvidando cosas importantes de su propia existencia, que son las que le dan  o han dado la entidad de ser quien es como persona, gracias a los cuidados y todo lo que le procuraron para su bien ésos mismos a los que critica y ningunea de la peor manera.


Nadie puede tomarse la arbitraria licencia de decir nada de otro ser humano, si no tiene referencia, sobre todo de su trayectoria moral y, si es insana, por estar al margen de la ley que lo descalifica ante la sociedad por hipócrita o miserable, ¡sí que se merece cualquier crítica por romper el tejido social y sentimental con su proceder o, procurar la felicidad y el futuro incierto de cualquier ser humano al que relegan. -¡Maldigo al consejero que se libera así del daño acarreado a la víctima añadiendo más basura a su alma, pues sólo lo hace un ser enfermo con síndrome bipolar o cualquier otra anomalía mental, que afirme mi opinión, pues no es normal en su proceder, y haciendo esto, se aleja mucho más del perdón que podría permitirse pedir por ser un miserable y  maltratador psicológico, no sólo de sus víctimas!!! Es de cajón que otros miembros no hayan sufrido por lo mismo. Que medite y se dé cuenta lo que ha acarreado a sus vidas, por creer que llevaba razón. (…)

Nadie puede dirigirse a otro ser humano "por el placer de darse el gusto", ridiculizando su vida o destrozando psíquicamente su existencia, con vileza de tal calibre o descalificando toda su labor positiva, humana y familiar, sólo por la necesidad de fastidiarle el rato o joderle a través de su víctima irresponsable y maleable de la que se aprovecha por saber que es una dependiente. O, por saber que se ve protegida por otro cretino que está al lado para aplaudir 'su valiente osadía' de enfrentarse a sus padres, familiares o amigos, porque no han aceptado su mala índole, su irrespeto y su poquedad como ser humano, descalificando la mayor parte del tiempo a quien ha dominado desde la pubertad, haciendo que crea que es un ídolo, para conseguir su objetivos bien sea a un familiar, amigo, conocido o desconocido, porque, por más que creamos conocer a la gente creyendo que todo lo sabemos no tenemos ni el más somero conocimiento de sus vidas, si son como todo dios y no, como se ha demostrado a lo largo de treinta años de manipulación, para demostrar éso "de que se puede hacer con el ser humano lo que se quiera para conseguir una doma a favor de lo que se espera que sea", tal como si la psicología fuese una ciencia exacta para conseguir los fines que en los gobiernos comunistas y autoritarios se ha visto, respondiendo sus víctimas como perritos falderos... Es una lección aún aplicable a la masa bien manipulada para que esté ciega, sorda y muda al patrón que les da de comer.

Juzgar vidas de buenos padres que se han sacrificado por sus hijos para que sean algo mejor que ellos mismos, adquiriendo más conocimientos y recursos mentales, es una labor ingente de cada día, para que un miserable enamoré a uno de ellos y consiga servidumbre gratuita, a cambio de evitar que vuele en libertad mientras no sea a su manera y no  la suya... Entonces vienen las amenazas, los chantajes, el miedo a hacer esto u lo otro y hasta el terror y los antidepresivos para tener una existencia o vida artificial, no sea que en cualquier momento 'salte la verdad' y se descubra al canalla que modela la vida ajena, para disfrutarla sin la intervención o consejo de otros. Si, las principales obras de unos padres han dado un buen fruto como resultado, siendo en principio positivo es lo que tiene valor, no lo que un imbécil, manipulador y enfermo quiere que se piense, apartando a su víctima del buen camino por haberlo modelado a su gusto. Porque, ser persona de bien, es decir lo contrario de lo que opina o piensa el alumno de Stalin y Marx, es mejorable si sé tiene todavía memoria de crianza original, y razona el entendimiento con conciencia por luces, para meditar sobre lo que se opina, como estoque expreso. No creo que por decir la verdad a un imbécil y tarado mental como quien modela a su alumno, para provecho personal y ejemplo machista de obediencia, aunque así no lo vea la víctima, no esté dándome la razón sabiendo que así de cierto es. 

Es triste como la gente joven juzga con facilidad partiendo de opiniones ajenas, olvidando muchas veces el daño moral que proporcionan y, si lo hacen con saña y de forma dañina, son unos irresponsables. Bien: "porque les da la gana o porque tenían muchas ganas de decir lo que pensaban para joder"; sin importarles la autoestima y hasta la salud de cualquiera de sus víctimas inocentes, sólo porque defiende lo que les corresponde: la libertad y el crecimiento espiritual de otro ser humano, sin la nefasta influencia de un cerdo... ,, para luego decir que se le quiere de forma tan desvergonzada (?)

Me preguntó si la Vida individual y respetable del prójimo, se merece este tipo de opiniones a menudo, sin que se descalifiquen, como si sé tratase de un juego virtual sin consecuencia moral ninguna. No creo que a nadie le haga gracia sufrir por quien así se comporta con sus semejantes y, encima, sugieren que necesita un "coaching". ¡No faltaba más!!!

Desgraciadamente de esto hay mucho y cada vez más gente mayor, entre los que me hallo y nos quejamos del procedimiento insano que tienen algunos jóvenes, como también los hay ya maduritos que disfrutan de sus gamberradas mentales, con personas que dicen querer o amar. Creen que 'les hacen un bien con descargarse a gusto" Ya no les importa lo que se piense de su actitud o forma de tomarse la vida, saben que han ido perdiendo credulidad y más, cuando hay quien los impulsa a ese proceder llenos de seguridad y soberbia, por lo que hay que demostrar 'al maestro de turno', sabiendo éstos a quien escogen para que les demuestren de lo que son capaces. 
Cuando se ha roto ese tejido invisible de los sentimientos, no hay lazos sólidos y mucho menos respeto. El amor para esta gente es una apariencia que se maneja como una moneda de cambio, " yo doy y tú me das, pero no esperes de mí lo que piensas..."  El verdadero amor, el dado con sacrificio se echa en falta, 
sólo ya por escuchar cómo razonan u opinan al menor roce. ¿Quién es capaz de confiar en seres que se comportan así con sus padres o con todo el que les llame la atención, "por si las moscas": abuelos, padres, hermanos, hijos u otros familiares, amigos, profesores y hasta con quienes no conocen? Creen estar seguros de lo que opinan y se sienten protegidos y felices `expulsando´ lo que sea, saben siempre que hay quien les apoya este tipo de conductas y sonríen su 'valentía'. Así que, con tal de fastidiar la vida ajena dejan caer lo que piensan. Pero no se enteran que los están utilizando como arma arrojadiza, 
antes de mandarlos a donde sabemos. ¿Qué les pasará cuando despierten del engaño y de "los estados exaltados de ánimo que adormecen y lideran los antidepresivos"?


Estoy segura, que saben siempre a quién dirigirse- no son tontos- saben a quienes hacer daño, derrotar, hundir y conseguir quitárselos de en medio, pero a través del inútil que no piensa por estar de mancebo o manceba que los cubre en todo sentido, están agradecidos de su sacrificio, el de los demás "es su obligación"... Y, dicen lo que piensan u opinan, porque si no fuese así tendrían la jeta reventada hace mucho tiempo.



A. Elisa Lattke Valencia