martes, 14 de septiembre de 2010

El Verano de Kikujiro (Takeshi Kitano, 1999)


El Verano de Kikujiro (Takeshi Kitano, 1999): "

La madre del pequeño y tímido Masao se casó en segundas nupcias y lo dejó a cargo de su abuela. Tuvo una hija de su segundo matrimonio y no siente ningún cariño por su hijo, al que ha olvidado por completo. Pero el hipersensible Masao ni se lo imagina. Cuando sale de vacaciones y ve que no tiene a su mejor amigo para jugar porque se ha ido con su familia de veraneo, se apresta a irse también él de viaje, decidido a reunirse con su madre. Una joven amiga de la abuela se entera de esos planes y encarga a su marido Kikujiro que lo acompañe y lo proteja. Un crimen por su parte, pues sabe perfectamente que es un desgraciado irresponsable. Lo primero que hace es quitarle su dinero al niño y perderlo todo apostando en el velódromo. Pero después, a medida que el viaje se alarga, el hombre aprende a portarse de manera más y más paternal - a su manera. Y aunque los propósitos del pequeño Masao no salen como él soñaba, consigue pasarlo bastante bien en compañía de su cada vez más normal padre adoptivo -que en el fondo es un tipo de muy buen corazón- y de ciertos estrafalarios amigos que se encuentran los dos por el camino, los cuales se desviven por hacer que el pobre niño olvide durante un rato sus tristezas.


Kikujiro no natsu (el verano de Kikujiro). La mejor y más sabia película del gran Takeshi Kitano; escrita, dirigida e interpretada por él. Muy distinta a sus historias sobre la yakuza, sin violencia explícita en ninguno de sus fotogramas. El leit motiv musical del compositor de bandas sonoras Joe Hisaishi (colaborador habitual de Kitano y célebre por sus magníficas partituras para las animaciones de los Estudios Ghibli de Miyazaki) se repite una y otra vez en diferentes variaciones dando a la historia, a medida que avanza, una profundidad emotiva muy poco usual. Road-movie llena de humanidad, ternura y muchísimo humor chapliniano, se trata sin lugar a dudas de una de las obras maestras más inolvidables del cine japonés y mundial. Y por supuesto es uno de nuestros filmes predilectos en este Museo Selenita. No recomendable para personas sin corazón, porque se les puede despertar la sensibilidad de manera súbita y convertirles en auténticos humanos. Cuidado. El Museo de la Luna



Enlazamos a Megavideo. Cuando se detiene en el minuto 72, apague el módem 15 segundos,
reinicie y al volver retome en la escena donde estaba. (Un truco para no tener que esperar.)


Ver On-line > El Verano de Kikujiro



Kikujiro (Takeshi Kitano) y Masao (Yusuke Sekiguchi)

"

No hay comentarios: