lunes, 27 de septiembre de 2010

FOTOGRAFIA EN SEPIA

FOTOGRAFIA EN SEPIA: "


FOTOGRAFÍA EN SEPIA


El andar templado, la mirada lejana en una evocación constante, su mano nervuda ligeramente artrítica sobre la empuñadura del bastón, y la boina vasca que ocultaba el escaso cabello nunca encanecido. Esta era la figura recordada de mi padre.
Memorias perennes, grabadas en el papel mental como manchas difuminadas a carboncillo imposibles de borrar. Pequeños trazos envolventes de todo un cúmulo de sucesos de diferentes características con movimiento, diferencias, altibajos. Sin embargo, su recuerdo era siempre el de una imagen fija en la que se debía permanecer completamente inmóvil para que tuviera claridad cual si estuviera plasmada en una cartulina de fotografía antigua. Un cartón privado de sentimientos, algo abstracto… sólo una foto.
El paso de los años elabora jugarretas, se divierte con la debilidad de nuestra mente y sólo nos deja fotografías. Toda una vida, los sufrimientos extremos, los problemas acosadores unos resueltos otros irresolubles. Los momentos intensamente tristes, los peligros enfrentados con valentía unas veces, otras con temor. La resignación ante lo inevitable, la búsqueda de apoyo, de comprensión, de ayuda… El dolor, el amor compartido o solitario y esos tan poco frecuentes momentos alegres que la vida proporciona, desaparecen. De todo ello, los años, el tiempo, mantuvo en mi mente la permanencia de una efigie invariable que se podía describir en un corto párrafo de tres líneas. Honda evocación que tendrá su fin con el de mi existencia.
Para las generaciones posteriores, mi padre sólo será una antigua fotografía en sepia de un supuesto pariente desconocido. – MAGDA.
"

No hay comentarios: