martes, 11 de mayo de 2010

Conversaciones e ironías surrealistas con un amigo


 Sab May 08, 2010 7:38 pm    




 
Ernesto:  Es que vivir cuesta pero se vive entre surrealismos especiales, porque si vemos la vida tal como es o se nos da, ella está llena de vueltas del revés que le damos con nuestra mirada. Porque podemos inventarnos cualquier cosa  para ser felices. Incluso para caminar descalzos sabiendo que los callos sirven de suelas. Así que de vez en cuando se rebajan con una cuchilla 'las durezas' de sus bordes que sobresalen, y se nos quedan los pies como nuevos.  Lo que hay que hacer es procurar no pasarse, porque los podemos transformar en sandalias ¡y se nos salen todos los dedos por los agujeros! Tenemos que controlarlos, que cada uno no vaya por un lado, que es lo lo malo de la anarquía cuando los dedos señalan los caminos, arrastrándonos y, aún peor, si van los pies por delante. Y si hay un dedo más largo que otro, puede coger la delantera y los demás le siguen por pendejos, y claro, nosotros también, porque allí vamos donde nos llevan los pies.

Lo malo es que estas suelas pueden pisar algo blandito. Eso que la gente se deja por el camino cuando les apura la digestión; y como se nos pringuen las auténticas suelas plantares, ¡no sé cómo diablos quitarnos todo eso! A la nariz le da por protestar, la boca se precipita con todo lo que le agita al estómago, el agua se contamina... ¿Te das cuenta del caos que se puede armar en un momento?
Y no es política, pero puede convertirse en ello si no controlamos al grupo de los diez, porque todos piensan diferente a pesar de ser de padre y madre, pero tienen su propio nombre y los hay tan 'frescales', que se abanican solos cuando tropiezan, ¡se montan uno encima de otro por culpa de la reuma! ¿es que siempre hay culpables de sus problemas! Ni los tropezones los enderezan y les ponen firmes. Son radicales hasta cuando huelen, pero son del mismo pie, hasta 'el enano' que va con ellos a todas partes.

Si es que no podemos tener suelas auténticas, te lo digo yo, de verdaderos primates inteligentes, Ernesto, porque son propias y nuestras, por eso andamos con la piel ajena y de otros animales despedazados, para poder servirnos de su cuero. ¿En eso no se fijan los ecologistas y menos, en "la piel de toro" de nuestra España tal como la destrozan! Por lo menos nos saldrían más barata la piel nuestra, pues animales somos y de noble marca, "inteligente" -dicen... ¡Piel genuina, auténtica!

Que no nos vengan los ecologistas, defensores de los animales, a decirnos lo qué nos ponemos encima, cuando la llevamos todos ¡y nadie se queja, más que cuando tiene frío o calor, pues en la naturaleza hay muchos recursos. Entonces estaremos arreglados, pues ya en bola pelada y con los cueros al aire, nos pueden hasta 'cazar', incluso ellos tan defensores de 'los animales', pero ven a una gambita fuera del agua y ya la pelan y se la comen; así tan graciosa haciendo nudismo por la paella... ¡no veas lo que les mola! No, si no son vegetarianos los hipócritas, aunque nos pusiéramos hojas de parra, no iban a por lo verde. ¡Que te lo dice 'una ranita' que sabe mucho de esto, pues se dan cada sentada de ancas de rana que no veas! Sí, que poco les importa que estén viejas pues a la hora de la gazuza, con buen vino se ablandan y se comen a gusto.

*\(º;º)_]* 

No hay comentarios: