viernes, 28 de mayo de 2010

Gato y Ratón, grandes amigos

Gato y Ratón, grandes amigos: "
La otra vez había ido al mercado y me encontré con una casa de mascotas donde habían cosas muy interesantes. Y yo que tengo un gato, me decidí por comprarle un ratón de juguete, pero cuando llegué a casa entusiasmado para ver que hacía, resulta que no le dió bola, y despues de ver el video y las fotos que veremos a continuación, fue que entendí por que podría ser.
Los gatos y ratones también pueden ser grandes amigos, al igual que los perros y los gatos, o como los perros gatos y ratones juntos, como vas a ver en el video que viene abajo. LOL









"

2 comentarios:

La Maga dijo...

Pero ni lo dudes!!! yo tenía un loro, y era re amigo de los gatos, es más, el loro le rascaba la cabeza con su pico al gato, así conseguí tener dulces sueños el felino... era re tierno verlos.
Había épocas en que se juntaban para descansar un ratito, perro, gato y loro jijijiji...
Esto no es una mentira, es la pura verdad, instantes maravillosos que me tocaron presenciar.
besos!!

Ranita Azul dijo...

Bueno, mi querida 'Maga', claro que me creo todo esto, pero siempre sorprende a quien no lo ha visto que es así.Procuro dar un poco de todo en este blog, aunque no todo puede estar dentro ¡Jajajaj! suelo escoger aquello que sé que están esperando mis lectores (...) No me lo preguntes cómo, porque tú eres 'la maga'. ;-)Mi gato decía mamá y entendía todo cuanto le decía, hasta traerme mis zapatillas cuando llegaba de la calle, ¡era un amor!Los gorriones descuidados los cogía en el hocico, me los pasaba vivos para que yo los soltara de nuevo.
¡No les hacía daño!
Come puedes ver, lo mío en esta charca nº3 está firmado, lo ajeno entrecomillado o sin mi firma. Me registro en todo lo que puedo enseñar por respeto a identidades, firmas o autores, con sus respectivos links.
Ah, gracias por estar por aquí, pasaré de nuevo por el tuyo... ¡Tengo un listón de visitas, peor con voluntad se llega! Y no te pierdas lo que he dejado hace bien poco sobre el cerebro de la mujer y el hombre, ¡te partes! No podemos decir que no sea así. Un beso.

Elisa