domingo, 6 de junio de 2010

Israel: la dificil resistencia interna

Israel: la dificil resistencia interna: "


Israel puede que sea uno de los países más odiados del Mundo, ello hace que a veces olvidemos que dentro de este país no todos los hombres y mujeres que allí viven, incluso de religión judia, o de otras religiones minoritarias, se posicionen muy lejos, pero muy lejos de la violencia que ejerce sistemáticamente y de forma genocida el Estado (con el apoyo mayoritario de la población) contra el pueblo palestino. Ya os he hablado aquí de Carlos Braverman, que recientemente vino a Cádiz a dar una conferencia en la Universidad, y que hoy desde Tel Aviv, desde el movimiento Peace Now intenta dar una respuesta pacifista desde la disidencia e incluso desde la desobediencia civil. Y tiene mucho valor la resistencia desde dentro y por eso hoy he querido subrayar la misma porque creo que es un gesto valiente, como el de miles de judios que quieren la paz y el entendimiento más allá de las religiones que profesen los habitantes de esos territorios, se llame Israel o se llame Palestina. Ciudadanos que contemplan perplejo la reacción criminal ante una flota de barcos civiles, que se mate a la gente por venir a ayudar a otros desheredados del Planeta, a los que tienen menos que los que menos tienen. Como veis en la web de Peace Now este sábado se ha instado a una gran demostración pacifista y hay muchos actos que tienen el testimonio de que en todas partes hay gente sensata y que no todos los judios son iguales, afortunadamente.
Otra organización que también desde dentro marca otra voz en este mal llamado conflicto, es Jewish Voice for Peace que lleva a cabo en muchos países un importante gesto de ciberactivismo enviando alertas de lo que ocurre en el país y la necesidad de un entendimiento de todos, independientemente de su religión, además de apoyar a los jóvenes que hacen objección de conciencia. Recordemos que en Israel el servicio militar es de tres años para los chicos y de dos años para las chicas ¿...!


"

No hay comentarios: