lunes, 12 de julio de 2010

A lavarse los dientes



Convirtiendo la higiene bucal en un juego

Las caries dentales son un problema en crecimiento entre la población infantil, por eso los padres, e incluso los profesores, intentan enseñar a los niños a mantener en perfectas condiciones su higiene bucal.
Pero muchas veces los educadores se enfrentan a un doble problema a la hora de enseñar a los niños cómocepillarse los dientes: los niños toman esta tarea como un trabajo arduo y aburrido y por lo tanto se resisten a realizarlo, y cuando lo hacen, la mayoría de ellos no lo hace eficazmente.
Un grupo de profesionales de la Universidad Nacional de Taiwan ha encontrado la solución a esta problemática a través del método del juego, para que los niños no sólo se sientan motivados a hacerlos, sino que lo hagan de la forma correcta.
Un estudio realizado en niños de una edad promedio de 5 años muestra que la mayoría de ellos no realiza unalimpieza bucal correcta, ya que solo logra cepillar una cuarta parte de éstos.
El solución presentada consta de una nuevo producto formado por una extensión que va en la parte inferior del cepillo, la cual tiene tres LEDs ubicados en cada una de las cuatro caras para ubicar la posición del cepillo y así poder evaluar la eficacia del cepillado.
La información derivada del cepillo es mostrada en tres dimensiones por una cámara que se debería montar en la pared del baño. Dicha información se envía a un ordenador que distingue la posición del cepillo y al mimo tiempo registra todos los movimientos realizados durante la limpieza bucal.
Inicialmente los investigadores intentaron utilizar acelerómetros 3D similares a los usados en los controles de la Wii, pero éstos sólo podían detectar cuatro áreas de los dientes: arriba, abajo, izquierda y derecha. Entonces se probó la pequeña caja de LEDs la cual permitió detectar un total de 24 áreas distintas dentro de la boca.
A continuación se aprovecharon las bondades del juego Playful Toothbrush cuya idea central es limpiar dientes virtuales para poder avanzar en el juego. El nuevo invento lo adaptó de tal forma que los niños juegan limpiando dientes reales: los suyos.
Las pruebas realizadas en jardines infantiles muestran que la efectividad de la limpieza se incrementa en casi el doble y los que es mejor, los niños pueden divertirse cuidando la higiene de sus dientes.
Muchos de nosotros no consideramos a las caries dentales como un patología, sin embargo eso es lo que son. Padecer de infección bacteriana en nuestros dientes es una enfermedad que puede llegar a provocar la pérdida de piezas dentales.
Por eso creo que la nueva idea de aprender jugando a higienizar nuestra boca es más que favorable para a salud de nuestros dientes.
Vía | Gizmodo
a resultados de la búsqueda

La mala alimentación pone en riesgo la salud de nuestros dientes

golosinas
La inadecuada alimentación forma parte del estilo de vida actual que lleva la mayor porción de la población en el mundo. Éstas características y hábitos de vida generan las típicas enfermedades del siglo XXI que ya conocemos todos.
También sabemos que la salud de nuestros dientes se encuentra íntimamente relacionada con nuestroshábitos alimentarios, pero en la mayoría de los casos no tomamos conciencia de que las enfermedades bucales también requieren de nuestra atención y forman parte de las patologías originadas por el estilo de vida actual.
Esto queda comprobado cuando a diario no tenemos tiempo para sentarnos a comer con tranquilidad o para cocinar algo en nuestra casa y optamos por la comida rápida, rica en azúcares simples y carbohidratos que proveen del sustrato ideal para las bacterias creadoras de caries dentales.
Los odontopediatras se encuentran hoy, verdaderamente preocupados por el panorama que se les presenta, ya que cada vez más chicos acuden a una consulta con el esmalte de los dientes de leche dañado por la mala alimentación y debilitados por ciertos hábitos que provoca la falta de higiene bucal.
Las caries aparecen cada vez más temprano en la infancia, incluso antes del año y medio de edad de los pequeños. Además, se encuentran problemas más severos como destrucción dentaria, lo cual indica la necesidad de ortodoncia.
También es pertinente aclarar que el problema de la alimentación incorrecta se transmite de generación en generación, así como las consecuencias que ésta genera sobre la salud.
Entonces, el cuidado de la salud dental debe iniciarse en la gestación, ya que la alimentación de la madre durante el embarazo es clave para la correcta formación de dientes a partir de la sexta semana de gestación.
El exceso de azúcares y de comida chatarra durante el embarazo pueden interrumpir la adecuada calcificación de los dientes y así, aumentar la probabilidad de desarrollar caries en el bebé.
Después, es importante no prolongar la succión del pecho o mamadera que provoca el llamado “síndrome del biberón” caracterizado por la infección dental producto del sustrato aportado por la leche y su azúcar denominado lactosa.
Los azúcares son el alimento de las bacterias que pueden infectar la boca y provocar la erosión del esmalte dental y las caries. Así, ante el aporte excesivo de azucares simples mediante las típicas golosinas que gustan en demasía a los niños, las bacterias encuentran un clima propicio para su desarrollo y colonización del terrenobucal.
Además, cuando tomamos bebidas carbonatadas o gasificadas la acidez que aportan favorece la destrucción del esmalte que recubre los dientes y si éste clima propicio para las bacterias se prolonga y no se interrumpe con una adecuada limpieza bucal, pues puede llegarse a la ruptura de piezas dentales.
Aunque nosotros restemos importancia a la salud de nuestros dientes y no consideremos como una enfermedad a las caries, debemos saber que el estilo de vida actual no sólo puede afectar nuestro metabolismo interno, la concentración de grasa corporal y nuestro corazón, sino que también, puede desencadenar patologías bucales tan severas y no menos importantes que las otras.
Es hora de que tomemos partido en este ámbito y valoremos los grandes beneficios de una alimentación sana y equilibrada, pues así ganaremos en materia de salud y por supuesto, incrementaremos nuestra calidad de vida a futuro.
Cuidemos nuestra sonrisa para que ésta no sólo sea un gran atractivo estético, sino también, para que sea un indicador de buena salud y felicidad.
Vía | La Nación

No hay comentarios: