jueves, 2 de diciembre de 2010

Los recursos y... LAS ALAS SON PARA VOLAR Jorge Bucay



Una lección  para reflexionar sobre las posibilidades que tenemos de remontarnos hacia los sueños, esos proyectos que aún esperan, que aparcamos porque nunca parecieron sensatos a otros; porque se empeñaron en cortarnos las alas de forma cruel y egoísta, para tenernos cerca y controlar nuestros pasos, sin darnos otra oportunidad cuando apenas empezaban a salirnos... 'Alas' que despuntaban para madurar creciendo interiormente, para completarnos sin ninguna intervención ajena, por ser hijos de la esencia divina, capaces de hallar nuestros propios recursos sabiendo que las teníamos, libres para descubrir  la vida y arriesgar en cada vuelo, aprendiendo de las propias equivocaciones y de todo lo que hallábamos detrás de cada horizonte.

¡Volemos, sí, valorando el propio esfuerzo personal para saber de lo que somos capaces, pero también conociendo y conociéndonos. Dándonos un valor por dignidad y respeto a los que somos, pero seguros de hacerlo con entera libertad y responsabilidad reconocernos como dueños de nosotros mismos, no, como quieren que seamos para aquellos que troncharon todo enriquecimiento interior, cortándolas en plena formación y asegurándonos que con sus experiencias y no las nuestras, ya teníamos bastante para conocer la vida sin dejarnos que lo hiciéramos por nosotros mismos. 

Volemos ejercitando esos 'muñones' heridos que nos quedan, para saber que podemos hacerlo por nosotros mismos sin su intervención, vigilancia y censura, pues  creen que 'las bellas aves', quizás las más extrañas o exóticas, deben estar en su jaula de oro y a su amparo y protección alegrándolos a ellos pero sin darnos la vida que nos roban, la paz y el equilibrio que nos pertenece; porque sólo nos quieren para que le cantemos a 'su generosidad de estar bajo sus cuidados', porque dicen "amarnos demasiado" (!). 

Volemos para dejar de una vez por todas a éstos machos de pelea, 'gallos de corral' que piensan así porque les debe interesar mucho tener una gallina clueca en casa, llena de polluelos, tal vez les sea más rentable ponerla a empollar sacando adelante las nidadas. Les recomendaría que fuesen granjeros en lugar de sus buenas profesiones, con un estilo de vida ajeno por completo a sus arengas ideológicas de puño en alto cantando "La Internacional"... O, dejando que sólo vuele 'el ave' de su distintivo político mientras se canta el "Cara al sol"...
 ¡Qué cara tienen todos los machistas maltratadores!


Que dejen de manejar las mentes de aves inocentes para su satisfacción personal y complacencia. Que 'las aves' como todo ser vivo, necesitan evolucionar  en el medio en que se mueven pero sin presiones de ningún tipo, tampoco necesitan del  chantaje emocional y de la amenaza para que sepan quién las alimenta, las mantiene y de lo que disfrutan en su aparente libertad encerrada en el mismo círculo donde se la vigila. Además, que sepan estos 'gallitos' de espolón hipócrita y falsos porque traicionan  quienes los aceptan, creyéndolos buenas personas, que a veces no les sale tan perfectos sus lances y sus enseñanzas. Y que por la larga presión a que las someten con el mismo método utilizado y todas sus variantes de teatro a cuestas, con falsedades acomodaticias a cada momento,  especialistas en farsas y tergiversar los hechos, pues, que consiguen a la larga unos ligeros cambios en 'la rebelde vertebrada' que no se somete del todo, que no es tan zonza y sí de origen 'asilvestrada' por naturaleza genética o, tal vez le afectó tanto 'soma verbal' que se le aplicaba, alterando ciertos mecanismos de defensas en la transmisión de 'la doctrina de posesión', no dando a la larga el mismo resultado por lógica, por hartura y cansancio en los métodos persuasivos de reconciliación y arrepentimiento, con los que suelen conseguir otros efectos de recompensa sexual para olvidar el rato, debe  ser que a estos machos les sirve de 'viagra' (!) Pero no siempre les sale las cosas como  han deseado y el avecilla tan sumisa y tan cantora,  se convierte en 'un energúmeno fabuloso, le salen dos cabezas para poder defenderse, saliendo por fin de su jaula para coger impulso y... ¡Volar, volar, volar,  por derecho y sin volver atrás!

¡Oye! La vida de cada cual no es un hecho aislado, pero tampoco es para pasarla o aceptarla en mala compañía, cuando quien dice amar, maltrata verbalmente.



Elisa

No hay comentarios: