martes, 3 de agosto de 2010

Tempus Fugit, de Javier Ruescas

Tempus Fugit, de Javier Ruescas: "
Tempus Fugit
Tempus fugit es el último libro de Javier Ruescas una de las promesas de la literatura juvenil española, tanto por su juventud y como por su producción ya que esta es su tercera novela.
La historia es entretenida aunque peca un poco de lineal, aun así es una buena lectura de verano, corta y autoconclusiva, con algunos fallos que podemos achacar a la juventud del escritor pero que no impiden pasar un buen rato sin complicaciones. Por mi parte, tengo claro que debería leer más literatura juvenil para poder valorar realmente este tipo de libros.
La amenaza del cambio climático se ha hecho realidad y el mundo ha sido asolado por las aguas, quedando pocas zonas de tierra firme, islas de civilización en las que el miedo a las inundaciones y el problema del espacio son dos constantes. Mientras una extraña plaga de la que nadie parece querer hablar va extendiéndose por Nuevomundo, la empresa Tempus Fugit, que está a punto de celebrar su aniversario, ha conseguido un gran éxito con sus cabinas de teletransporte que permiten conectar cualquier zona civilizada sin necesidad de grandes infraestructuras y de manera casi inmediata, sin pérdida de tiempo.
El tiempo es también clave en la aparición de los tres protagonistas principales: Pablo, un joven que viaja en el tiempo desde la Castilla del siglo XVIII persiguiendo a un desconocido y que solo quiere regresar a su casa, Hanna, una joven que no quiere hablar de su pasado y que se niega a utilizar el teletransporte y Kleid un adolescente con un trabajo peculiar y clandestino: ladrón de futuros.
En un principio la aparición de corporaciones, inventos revolucionarios y apocalipsis medio ambientales nos podría hacer pensar que estamos ante un libro de ciencia ficción pero la historia bien pronto gira hacia la fantasía, género en el que se nota más cómodo al autor: la técnica no deja de hacer en este libro la función que en otros hace la magia.
Los personajes están bastante bien definidos aunque rechina un poco la gran capacidad de adaptación del castellano viajero del tiempo, capaz de asumir cosas como que una joven le ordene que hacer de manera casi natural; siendo, con perdón, un palurdo del siglo XVIII se esperaría más que buscara una iglesia y se pusiese a rezar; claro está que entonces la historia de amor no hubiese sido tan fácil. Ruescas hubiese podido hacer “viajar” a un chico del siglo XX, sin alterar prácticamente la historia y consiguiendo un resultado más redondo.
Lo mejor de la obra es la forma en cómo las acciones de los personajes se ven influidos por sus sentimientos: miedo, venganza, egoísmo,… son los motores que mueven a los protagonistas, aunque tengamos historia de amor y algo de heroísmo, sin duda la venganza es la que mueve el mundo, como en las mejores novelas de aventuras.
"

3 comentarios:

El rincón de Chiriveque dijo...

Me alegra que tengas un blog dedicado a la lectura. Te prometí una visita y aquí estoy. Intentaré seguirte en la medida de lo posible. Un abrazo.

El rincón de Chiriveque dijo...

Me ha gustado mucho tu blog. Espero ir leyendo los libros que recomiendas y en todo caso enhorabuena por incitar a la lectura. Un abrazo y nos leemos.

Ranita Azul dijo...

GRACIAS POR LA VISITA.
Sí, este blog tiene un poco de todo, así he encontrado salida a otras inquietudes. Puedes ver los dos blogs anteriores , cuyas entradas están en el mismo: a través de 'la rana azul' y el loto al siguiente.

Sólo es poesía, reflexiones, cuentos y prosa.

Elisa.