jueves, 9 de septiembre de 2010

Cosas de ayer: Siete hombres en busca de un sapo

"Siete hombres en busca de un sapo: "Parte en Colombia una expedición para buscar a una especie de anfibio que no se ve desde 1914."

Rhinella rostrata Y quién ya se extraña de todo esto, si sabemos perfectamente  lo que están haciendo con la fauna y la flora del Continente de América Central y Sur. Lo que no sería extraño es que fuese yo una lejana prima hermana del sapo, al menos sería 'especie protegida'.

Subo esta noticia porque me parece de lo más hipócrita, ya que se sabe perfectamente lo que está pasando. Ciertas especies por sus extrañas características, belleza y posibles estudios en laboratorios, desaparecen con mucha facilidad. Incluso se valen de los propios colombianos para conseguir ejemplares, que por unos pocos pesos resultan fáciles tanto como sacarles del país. Hay una laguna a lo largo de siglos cuando las leyes no contemplaban este tráfico ilegal de  animales, plantas, fósiles y otra riqueza geológica, etc., como delito. Por no aportar más datos sobre este tipo de noticias que no sólo tangan que ver con el sapo  indicado, sino, con miles de especies en peligro de extinción o ya extinguidas; aunque para algunos se piense que han sido  'salvadas o protegidas por particulares', cuando es un 'turismo depredador permitido sin ningún tipo de permiso; muchos de ellos son buscadores especializados o profesionales de todo tipo de fauna salvaje, para coleccionistas particulares o colección propia, tanto vivas  como muertas; y también para exposición en museos, donde las condiciones que les brindan por optimas que sean, no tienen que ver con su hábitat natural. Aparte del tráfico ilegal de especies protegidas que circula por todo el Continente desde el Centro hasta el Sur . Sobre todo en las zonas  donde el terreno y los recursos ofrecen una rica flora  y fauna desprotegida de vigilancia y control, aprovechando los helipuertos improvisados en la selva o las vías fluviales  que desembocan al mar. "La untada" ha existido desde siempre, por falta de valores éticos y porque los irrisorios salarios de los funcionarios,  permiten este tipo de tentaciones. la gente no sabe que está vendiendo  con esta comportamiento a su país. Tampoco se denuncian estas cosas a menudo porque queda siempre  "la callá" por respuesta como parte del pacto de silencio y la amenaza.
Desde que me sé consciente de mis pensamientos, he escuchado y leído esto de Colombia, y que apenas se ha interesado por la riqueza de su suelo, fauna y flora a pesar de todos los conocimientos aportados por José Celestino Mutis y Francisco José de Caldas. Los dos únicos grandes que aportaron esa preocupación por toda la riqueza que ofrecía, no sólo Colombia, sino el resto del Continente y poblaciones andinas rodeadas de selva.

 Todas las explotaciones del subsuelo han estado en manos extranjeras a cambio de unos pingües beneficios y ayudas de caridad, donde se benefician otros y no lo verdaderos necesitados. La mayoría de estas ayudas sirve para embrutecer más a los pueblos aborígenes, que no reciben educación respetando su cultura, pero sí les obligan a dejar su cultura para robarles sus tierras ricas y ponerlas al servicio de los colonos, aumentando la cantidad de damnificados por la guerrilla y los movimientos militares, que huyen a las ciudades, convirtiéndose en dependientes de ayudas y por lo tanto aumentan más los que viven como "pedigüeños". Así pueden, hacer y deshacer en las selvas y cuencas fluviales a sus anchas y sin testigos. Terreno prósperos, con  buenas tierras, susceptibles de servir a la búsqueda de "Dorados"" particulares. Toda la vida desde que me sé  que existo y me siento colombiana, he visto el saqueo sistemático de los propios y de los ajenos por lo mismo: enriquecerse a costa de lo ajeno y sobre todo a costa de los gobiernos ineptos que siempre han servido a nuestra América, sin conseguir llevar sus promesas a cabo. "Todo, mija,  por la hijuepucha plata que no tenemos, así que cállese no más que yo sé bien lo que hago...".

Las autoridades se hacen de la vista gorda en lugares retirados de las capitales principales y, el trapicheo de dinero negro es algo natural. No ha habido una buena educación que inculque verdaderos valores, que eleve las mentes y sí muy al contrario, las rebaja en todo sentido mientras sube el índice de analfabetismo y pobreza. Algo ha estado fallando en la escuela pública de los colombianos,  a muchos años luz de la que reciben las clases privilegiadas. No hay igualdad  en una enseñanza con los mismos contenidos para todos y las mismas ventajas. Por eso las iglesias protestantes cristianas, han hecho su agosto en el país. Por todas partes las hay y disponen de canales de televisión y emisoras d radio, donde permanentemente se adoctrina a los colombianos para la sumisión total, ajenos por completo a la injusticia y la libertad de pensamiento, que les permita discernir lo que está pasando a su pueblo, decidiendo un verdadero modelo de vida para su propia idiosincrasia y no el que le pretenden imponer desde el exterior, haciéndoles cada vez más independientes de lo extranjero.  No se educó  y obligó a esas generaciones que han dado a los hijos de hoy, a millones de campesinos que sufren el desplazamiento  y el abandono de sus tierras a causa de la guerrilla, paramilitares y el propio ejército desmandado, que no sabe cómo marcarse un éxito, llevando a muchos indígenas a fosas comunes para decir luego que han matado guerrilleros. Total que..."como son unos comemierdas sus padres y unos folladores miserables,  ya les hacen un favor quitándoles a tanto sinvergüenza sin trabajo y pidiendo de comer todos los días"... "Al menos así descansan aunque les llores"... Eso declaraba un guerrillero con la cara tapada y armado hasta los dientes, creyéndose dueño de la vida ajena y solución del problema en Colombia (!).

Hay  publicaciones que se han ido dando a lo largo de los últimos cuarenta años  o más, que permiten la manipulación de los hechos históricos que unen a España con América hispana, intentando que se vea más la parte "cruel, sanguinaria  y malvada de "La Conquista Española", insistiendo sobre ello en las nuevas  generaciones de estudiantes colombianos, niños y adolescentes, para que dejen de pensar también en esos otros valores que a todos los hispanos nos distinguen, que para bien o mal fuero legado enriquecedor y un bien moral que nos acerca en lugar de separarnos. Pero eso no es así. Parece que se hace necesario hablar  sistemáticamente mal de todo lo que tuvo que ver con España y con la celebración de "La Hispanidad", aboliendo su celebración si es posible a cambio de celebrar la liberación de su dominio;  recordándoles a los colombianos lo peor de la misma. Mucho me temo a estas alturas de cinco largos siglos, que con tanto mestizaje tengamos que devolver también la piel que nos queda, extirparnos la Lengua que tanto parece que avergüenza a los insensatos que así opinan y, evitar el 90% de las costumbres españolas.Incluso las tradicionales oligarquías que  se heredaron. Pero eso no es poco, se olvidan que el que más o el que menos aún conserva algún rasgo especial que por más puro o desteñido y ojizarco que sea el criollo, aún sigue dando sus apuros las nuevas generaciones de hispanos parlantes, recordándoles sus raíces de esclavos africanos. Pongo por caso y propongo, devolver el oscuro círculo anal o esfínter nimbado por el recuerdo de un mestizaje, aparte de otras características que nos son comunes y nos emparentan por naturaleza y cultura a los criollos descendientes y mezclados con otros europeos, como también con judíos y árabes, etc... Porque "¡la jodienda no tuvo enmienda desde entonces!", pero eso  no deja de ser una anécdota enriquecedora en la sangre, y lo que realmente  importa es que con la mezcla se podría haber hecho algo bueno con nuestro pueblo... Hubo tiempo para ello implicándose sus tantísimos  presidentes, tan prometedores de cambios y de valores puestos sobre la mesa con juramento a la Constitución y a su fe con Crucifijo. No hablo de la otra honrosa  aportación del indígena autóctono, a lo largo de las tres cordilleras andinas, el verdadero pueblo americano por estar ya allí y, encima, no esperaba lo que se le venía encima, esos son los que menos hablan porque poco les llega la cultura para ganarse la vida escribiendo, profesión muy propia de toda Améric a Hispana, siempre hablando de sus cosas, todo hablamos de ello. Teoría sin hechos, palabras   sin movimiento... ¡Así nos va!  siendo hoy la mayor parte de población desplazada junto a zambos,  negros puros y mulatos, por culpa del grave problema político... ¡Pero en Colombia no pasa nada aparentemente, todo funciona  y diosito en cada casa y en la del resto! de nuestras tribus, s. Pues muchos de nosotros lucimos lo que nos correspondió, de esa primera generación hasta nuestros días. La genética no miente, seguro que de eso no se habla a menudo y sí forma parte de la cómoda silla en la que se apoltronan muchos "culos de asiento fijo". que todos lucimos y algunos más mientras gobiernan en su lujosas poltronas de sus palacios presidenciales  y anal Aquí tiene un ejemplar del escritor: Enrique Santos Molano, que no se queda corto en epítetos y datos que 'enriquecen' el contenido de su publicación, (miren qué editorial se lo publica y seguramente subvenciona. Aunque los Santos  no necesitan plata de nadie porque ya la han conseguido para convertirse en oligarcas y alternar políticamente el poder, cada vez que se lo proponen.. Así, comparándola con el otro Imperio Norteamericano y la forma de abordar las cosas, no su conquista particular en todos los terrenos de la cultura de los pueblos de América Central y Sur, se propone  por la facilidad que le dan sus  gobiernos.    a estas alturas de nuestras vidas en los valores  stos son los libros y las declaraciones  'documentadas de lo  extraíble y susptible de marcar las mentes de los nuevos colombianos y de esos otros más tibios... Esto es  sólo una muestra de lo que circula con ayuda indudablemente de fuera... Es necesario extrapolar la situación real de lo que está pasando en Colombia, llevándolo  al pasado y hacer comparaciones en el hoy , olvidando las otras del ayer  en las que el mismo escritor intenta dar una imagen que facilita manejar el asunto.

Una rana Azul


No hay comentarios: