viernes, 24 de septiembre de 2010

Uña de Gato

Uña de Gato: "Se conoce con el nombre común de Uña de Gato a las especies botánicas Uncaria tomentosa y Uncaria guianensis, ambas de la familia de las rubiáceas. Esta planta es originaria de Perú, su hábitat es muy amplio y crece en diversas altitudes. En América, se extiende desde Panamá hasta el sur de Perú, y abarca amplias zonas de Colombia, Venezuela, Ecuador y la práctica totalidad de Centroamérica. La planta es un arbusto trepador que crece a modo de enredadera hasta alcanzar los 20 metros de altura, a lo largo del tallo surgen pares de espinas curvadas que dan el nombre a la planta. Las partes empleadas como medicinales son la corteza, y en menor medida la raíz y las hojas.

Composición química. Los componentes principales son alcaloides oxindólicos (hasta seis tipos distintos), esteroides vegetales como beta-sitosterol, polifenoles y triterpenoides.

Propiedades farmacológicas.
  • Oncología: los primeros estudios sobre la posible acción antitumoral se remontan al año 1950. La planta tiene acción antitumoral y retrasa el avance las enfermedades degenerativas, especialmente si éstas producen una afección del sistema inmunitario. Este efecto posiblemente se deba a la importante actividad antioxidante y captadora de radicales libres de la planta.
  • Sistema inmunitario: acción estimulante del sistema inmunitario por activación de la fagocitosis.
  • Sistema cardiovascular: actividad antiagregante plaquetaria (fluidificación de la sangre).
  • Enfermedades infecciosas: útil en gran variedad de infecciones. Estudios señalan su eficacia en la enfermedad del sida.
  • Sistema osteoartricular: por su acción antiinflamatoria, se puede emplear en artritis reumatoide y en artrosis, sobre las que ejerce un efecto positivo, aunque es recomendable emplear otros tratamientos.
  • Sistema respiratorio: tradicionalmente se ha venido empleando la uña de gato en neumonías, asma y alergia, si bien esta acción no ha sido descrita científicamente.
Indicaciones terapéuticas. Por todo lo descrito anteriormente, se puede emplear la uña de gato en prevención de tumores o como coadyuvante en el tratamiento de los mismos, asimismo, se recomienda para reducir los efectos secundarios asociados al uso de qumioterapia anticancerosa.
Además, por sus propiedades inmunoestimulantes se puede emplear en gran número de enfermedades infecciosas como neumonías, cistitis, prostatitis, gonorrea, sinusitis, resfriados, gripe... La planta tiene acción antiviral que es útil en el tratamiento del herpes simple o como se ha mencionado anteriormente en la enfermedad del sida.
Por su efecto antiinflamatorio puede emplearse como coadyuvante en dolor y enfermedades como artritis reumatoide, artrosis o gota, si bien se recomienda emplear otros tratamientos más potentes. Algunos autores señalan que podría agravar patologías con carácter autoinmune como la artritis reumatoide.
Por su acción antiagregante se emplea para la prevención del riesgo cardiovascular y de accidentes tromboembólicos.
Efectos indeseables y contraindicaciones. No se conocen datos sobre su toxicidad, sin embargo, la experiencia actual demuestra que ésta es muy baja, incluso administrada a dosis elevadas.

Formas de administración y posología.-Polvo de corteza: 2-4 g diarios.
-Infusión: 10 g de hojas por 200 cc de agua hirviendo.
-Cocimiento: 20-30 g de corteza hervidos en un litro de agua a fuego lento durante 20 minutos. Es recomendable macerarlos previamente en agua fría durante un par de horas. Se bebe el líquido en tres tomas repartidas a lo largo del día.

"

No hay comentarios: