sábado, 27 de noviembre de 2010

Hatsune Miku no es un holograma

Poco a poco se va dando a conocer el sistema, pronto se conseguirá lo que en principio se pretende, porque dándolo a conocer  ya no será tan  impactante. (...) Piensen Uds., en la utilidad del artilugio en todos los sistemas sociales, como apoyo.

Hatsune Miku no es un holograma: "
La semana pasada los medios se hicieron eco de una cantante virtual llamada Hatsune Miku, que causaba furor en Japón. Según muchos de ellos se trataba de un holograma que cantaba y bailaba, y en los noticiarios de televisión se mostraba un vídeo de un concierto donde veíamos una animación por ordenador de una chica con estética manga, bailando en un escenario, y aclamada por el público. Las alarmas saltaron inmediatamente en mi cabeza. ¿Un holograma? Precisamente hacía unas semanas, había aparecido en los medios otra noticia, sobre un sistema que permitía transmitir y refrescar una imagen holográfica cada 2 segundos, lo que era un avance extraordinario. Entonces ¿cómo era posible que en unos días, se haya pasado de un refresco de 2 segundos y una calidad de imagen bastante mejorable, a una animación perfecta? Pues fácil, no era posible. Lo que se ve en el vídeo no es un holograma.
Lo primero que hay que tener muy claro es qué es un holograma. Un holograma es una imagen tridimensional real. ¿Qué quiero decir con «real»? Pues que parezca un objeto que está realmente ahí, de forma que si me muevo alrededor de la imagen, la puedo ver desde varios ángulos. Fijáos que esta característica no aparece por ejemplo en la proyecciones 3D tan de moda ahora. Aunque se crea una ilusión de profundidad bastante real (haciendo que cada ojo vea una imagen ligeramente diferente), si nos desplazamos no podremos ver otros ángulos. Si un personaje mira a la cámara, parecerá que nos mira a nosotros, no importa dónde estemos. Con un holograma, sin embargo, si un personaje nos mira, al movernos alrededor de él dejará de mirarnos.
Entonces ¿qué era exactamente lo que se veía en el concierto? Pues no era más que una proyección convencional, sobre una pantalla transparente, situada en el escenario, entre los músicos y el público. Si veis con atención el vídeo que incluyo, podréis comprobar que se ve el público parcialmente reflejado en dicha pantalla. En algún plano, se ve el borde de la misma y la propia luz del proyector. Se aprecian sobre todo en los planos generales con mucha ilumunación (como el que hay a los pocos segundos del inicio). La animación en sí estaba hecha por ordenador, y según se indicaba en algún medio, el movimiento del personaje fue previamente capturado de una persona real.
Lo gracioso es que con toda la atención centrada en el personaje infográfico y su errónea clasificación como holograma, lo más interesante de la noticia (al menos para mí) pasó desapercibido. Resulta que la voz de Hatsune Miku no es real, es decir, no hay una cantante que ponga la voz al personaje (como sucede en las películas de animación). Quien «canta» es un software de síntesis de voz llamado Vocaloid. La voz no es es totalmente sintética, ya que se usan muestras de voz de una actriz de doblaje japonesa llamada Saki Fujita, pero el resto del trabajo (componer palabras, frases, y darles la entonación adecuada) lo hace el software, de forma similar a como funcionan los sintetizadores (instrumentos) modernos.
"

No hay comentarios: