viernes, 5 de noviembre de 2010

Virales que caminan sobre las aguas

Virales que caminan sobre las aguas: "
Un buen viral, uno que de verdad funcione, ha de tener las mismas características que una buena historia. A medida que nos saturamos de publicidad y los social media se convierten en algo familiar para todos, las viejas recetas dejan de funcionar. Ya no nos interesa ver, ni mucho menos compartir, un vídeo muy tonto pero que haga gracia o un mero chiste. Por el contrario, las buenas historias de siempre, como venimos insistiendo desde hace un tiempo, siempre funcionan.

Si un vídeo nos plantea un documental acerca de un intento de crear un nuevo deporte, nos resulta interesante; no se crean nuevos deportes todos los días. Pero si, además, ese deporte consiste en lograr alguna de las aspiraciones más antiguas de nuestras especie, como, por ejemplo, caminar sobre el agua, le damos al play y seguimos atentos hasta el final. Precisamente esto es lo que hizo la pasada primavera la marca de calzado y ropa de montaña y aventura Hi-Tec.
Pusieron a su departamento de marketing a trabajar con la agencia holandesa CCCP y desarrollaron un viral que vieron más de cuatro millones de personas en YouTube en sólo dos semanas. No es uno de los más populares de la historia, pero tampoco es fácil colar zapatos repelentes de agua. El concepto era precisamente este: repelen el agua de tal forma que sería posible caminar sobre ésta. Se inspiraron en vídeos de deportes extremos y crearon su propio documental sobre el nuevo deporte, que bautizaron como liquid mountaneering. El making of desveló el secreto final a través del blog y de la página de Hi-Tec, pero no en su página de Facebook.
La propuesta incluye un elemento muy poderoso común a la literatura: que un grupo de deportistas consiga caminar sobre el agua a estas alturas de la película resulta tan insólito que incita inmediatamente a realizar búsquedas por Internet. Dada la complejidad media de las explicaciones cuasicientíficas que el viral ofrece, estas búsquedas implicarán una concentración relativamente intensa del sujeto. Esto favorece el recuerdo posterior de algo incongruente (que unos deportistas armados con botas y un repelente de agua triunfen donde la ciencia no ha llegado) y que, además, se comparta con amigos con los que, además, se debatirá la verosimilitud del vídeo.
La reacción fue tan positiva que al menos un canal de televisión alemán y uno ruso trataron de replicar el experimento. Los primeros mandando a un par de velocistas al mismo lago portugués en que fue rodado el viral.
Y los otros pidiendo a un par de traceurs (practicantes de parkour) que hicieran lo mismo en las aguas del Moskvá. Estos último dieron con el truco empleado en el viral original.
Es precisamente la creatividad canalizada a través de uno de los anhelos más antiguos de nuestra especie (¡caminar sobre el agua!) la puerta de entrada al interés de cualquier individuo. Otros universales que funcionan son los clásicos que la literatura lleva deshilvanando desde siempre: dominar la naturaleza, el amor, el resentimiento, la amistad, la soledad, la crisis, el miedo, la plenitud… A los seres humanos nos interesan los otros seres humanos. Son nuestro único referente para entendernos. Hablemos con un mínimo de rigor sobre ellos y tendremos asegurada una amplia audiencia.
Vía | Adverbox

"

No hay comentarios: