domingo, 23 de enero de 2011

Nadie se cruza en tu vida por azar (Y un relato de Elisa)





Dentro de un sueño
... Ahuv, has atrapado mi corazón en vuelo por mis sueños. Asida a tu espíritu  has dejado tus manos en las mías. Intento abrirlas y descubro que las aprietas una contra otra... ¿Cómo deshacerme de tan hermoso influjo?, cuando sé, que aunque no te vea y sienta, porque eres más que preciso al percibirte, ¡tienes tu mirada fija en la mía de la que nunca, quien te sabe, puede desprenderse!

¡Oh, Levana, tú que lo sabes, si pudiese abrir todos sus dedos, uno a uno, nada cambiaría la vida pero sabríamos más de ella! Estamos atrapadas, fundidas en su alma pero tengo una sensación de libertad cuando me enseñas tu sonrisa, porque es como así me siento segura en sus manos, apretando siempre entre las suyas las mías.

Ahuv, nunca he estado vacía porque me has llenado toda de ti, y Tú estás lleno de mí.
Le gusta a tu corazón jugar a que sea yo un ruiseñor enjaulado en las rejas de tus dedos, anidando en el sueño de unas manos, entramado sutil que no daña las alas de la libertad individual acá en el mundo; porque para dar mis cantos necesito elevarme, crecer, ser yo misma hasta el final de mis días sintiendo la brisa del Amor que viene de ti, pues del mismo se abastece y nutre la Vida. Sabe de ti la Eternidad por tenernos acá en este lado del Universo... ¡Loado sea tu nombre! Cada vez más nos hallamos más lejos desde el punto de partida en este viaje y, desde su inicio, estamos experimentando nuevas sensaciones en los cambios y transiciones que necesitamos hasta volver de nuevo.

Pronto se hará de noche, Ahuv, para dejar de pertenecer al vestido del tiempo y debo acudir a tu alborada, necesito de la Luz para cargar de nuevo mi vuelo y emprender otro destino. Levana lo sabe y volverás a añorar un canto mientras acompaña las noches reflejada en las charcas... Se cerrará una página pero los anales seguirán confirmando nuestro sueño.

Zemira
2011


Por:
La "Ranita Azul" os da las gracias por vuestra visita.

2 comentarios:

Rossana dijo...

Gracias Ranita, por señalarme este nuevo camino, una Charca 3, mira nada más casi escribo Chackra. El subconciente dominando.
Un besito

Rossana

Ranita Azul dijo...

En mis lejanas realidades se sostiene un cielo, por esa hay un eco de agua que atrae las golondrinas. Lo de la Chackra es posible que también se dé, cuando se oscila entre tierra y cielo, ya una no es más que una parte de la vida en ese cordón de plata.
Un beso amiga querida y hermana.

Te quiero.

Desde muy dentro. Ranita.