martes, 22 de marzo de 2011

Éste, nuestro país

Éste, nuestro país: "
Mientras vemos que otros paises van saliendo de la crisis, algunos con números increibles, y nosotros vemos que seguimos con el agua al cuello, sin poder fumar en bares ni restaurantes, con velocidades de 110km/h por autopista, me hace pensar en el tipo de pais que somos.

Me resulta muy curioso lo crítico que somos con los demás, pero no con nuestro propio trabajo. No quiero defender al gobierno, oposición, ni a nadie, sólo es una reflexión personal que quiero compartir con vosotros.

Mientras el ladrillo funcionaba todos contentos, sí los constructores, ayuntamientos,… se han forrado, pero no olvidemos que cuántos de nosotros conocemos a vecinos, amigos que han vendido su piso en menos de 5 años duplicando el valor de compra inicial? cuántos de nosotros conocemos a personas que han metido el parking, el coche, los muebles, la luna de miel,… dentro de la hipoteca? Ni mucho menos quiero acusar a nadie, ya sea trabajador, constructor, banco de la crisi, este post va en otro sentido…

Pero esto es lo de menos, el post lo quiero dirigir hacia otro punto más empresarial o de actitud frente al trabajo.

Somos un país donde de siempre se ha premiado el trabajar poco y el cobrar mucho, un país de la cultura del pelotazo, un país de la picaresca. Considero que ser un país de la picaresca en muchos momentos es muy positivo, especialmente si se va acompañado de trabajo, pero esta segunda parte es la que no se suele dar. No quiero decir que seamos un país de vagos, quiero transmitir que somos un país de trabajar lo justo en lineas generales.

Somos un país de achacar a la suerte los éxitos de los demás y a la mala suerte los no-éxitos propios, donde la patronal suelta perlas como “los trabajadores deberian trabajar más y cobrar menos” y los sindicatos criminalizan a los empresarios.

No señor! ni una cosa ni otra!!

No voy a poder aportar ninguna solución a esta crisis, España de siempre ha tenido un problema intrínseco con el paro, pero creo que la culpa a ese problema es de todos, gobernantes, empresarios y trabajadores. Los primeros porque con mentalidad cortoplacista cuyo objetivo simplemente es estar el máximo tiempo posible en su silla de poder, no atienden a reformas que son muy necesarias en el trabajo, a empresarios cuando quieren pagar lo minimo posible, por el máximo de horas de trabajo (esto NO es productividad) y a trabajadores que vamos al trabajo para que simplemente a final de mes nos den el sobre, sin exigirnos nada más en nuestro día a día laboral.

Muy probablemente sea un pez que se muerde la cola, uno culparán a otros y viceversa, pero algún día, por nuestro bien, tendremos que romper esta dinámica.

Tenemos ya varias generaciones universitarias muy preparadas que se tiene que marchar a otros paises en busca de oportunidades, deberíamos pensar en dejar de ser un país de graduado escolar, camareros, albañiles, funcionarios y caciques empresariales y empezar a trabajar para poco a poco ser una locomotora y dejar de ser un “vagón”. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero es por donde se empieza.
"

No hay comentarios: