sábado, 25 de junio de 2011

El ayuno periódico puede servir para prevenir enfermedades

El ayuno periódico puede servir para prevenir enfermedades: "
CONSUMER/EROSKI
  • Practicarlo de manera periódica puede servir para reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y diabetes.
  • Con el ayuno descienden los niveles de triglicéridos y glucosa en sangre.
  • Varios estudios indican que reducir las calorías de la dieta alarga la vida.
Bebiendo agua
Es bien conocida la influencia de la dieta en la salud, igual que una alimentación equilibrada evita muchas enfermedades. Pero algunos estudios han ido un poco más lejos al plantear la importancia de cuándo y cuánto comemos. Esta línea de investigación apoya el ayuno habitual para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y diabetes.

De hecho, Consumer/Eroski recuerda que hay estudios que señalan que las dietas hipocalóricas podrían retardar el envejecimiento y evitar el desarrollo de enfermedades propias de la edad, como cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Ayunar de manera controlada puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y diabetes. Además, el ayuno también puede tener un efecto beneficioso en la reducción del nivel de colesterol. Estos son los resultados de una investigación reciente del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Utah (Estados Unidos), que reafirma los resultados obtenidos en un estudio anterior realizado por los mismos investigadores en 2007.

En el primer estudio, se detectó que un grupo de mormones, que ayunan el primer domingo de cada mes debido a sus creencias religiosas, disminuían un 39% el riesgo de sufrir enfermedades en las arterias coronarias con respecto al resto de la población de zonas cercanas.

Los investigadores atribuyeron estos primeros resultados al hecho de que abstenerse de ingerir comida, si se hace de manera controlada y periódica, además de disminuir el peso corporal, reduce el nivel de triglicéridos y glucosa en sangre, factores de riesgo propios de las enfermedades coronarias.

Colesterol, diabetes y restricción calórica

En una segunda investigación, 4.500 voluntarios fueron distribuidos en dos grupos. En el primero, los participantes ayunaron durante periodos de 24 horas (solo podían beber agua) y después se alimentaron de forma normal durante otras 24 horas, así de manera sucesiva. En el grupo control no se impuso ninguna restricción en los hábitos alimenticios. Los investigadores analizaron los niveles de triglicéridos, colesterol y azúcar en sangre durante el estudio y realizaron pruebas de carácter físico general para determinar el estado de salud de los participantes.

Los resultados demuestran que en ayunas aumentan los niveles de colesterol 'bueno' y colesterol 'malo' en sangre, un hecho que se justifica por pasar hambre y el estrés que provoca este ayuno. En respuesta, el organismo libera más colesterol, lo cual le permite utilizar grasa como fuente de energía, en lugar de glucosa.

Otro dato interesante es su influencia ante la diabetes tipo 2. En los periodos de ayuno se dejarían de estimular los receptores de insulina y así restablecerían su equilibrio y evitarían problemas de pérdida de sensibilidad a la insulina característicos de la diabetes 2.

En el último estudio se tuvieron en cuenta factores de riesgo como el tabaquismo, el alcohol y la cafeína, y también cuestiones del comportamiento, como el hecho de descansar un día a la semana o asistir a ceremonias religiosas de manera periódica (creencias religiosas diferentes coinciden en el hecho de utilizar el ayuno como práctica religiosa).

Dietas hipocalóricas y envejecimiento

El envejecimiento es un fenómeno celular programado, en el que se registra una pérdida de eficacia en casi todas las funciones biológicas, así como una atrofia y degeneración de tejidos, sobre todo, el neuronal y el miocárdico. El organismo se vuelve más susceptible ante infecciones y traumatismos, y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas y cáncer.

Varios estudios han demostrado que reducir las calorías de la dieta alarga la vida. Una nueva línea de investigación procura desvelar si las dietas hipocalóricas podrían ser claves para reducir el estrés oxidativo al que están sometidas las moléculas que conforman las mitocondrias y retardar así el envejecimiento celular.


"

No hay comentarios: