viernes, 16 de septiembre de 2011

El Arzobispado de Barcelona apoya la inmersión lingüística

El Arzobispado de Barcelona apoya la inmersión lingüística:

Julia Urgel. Barcelona

No es novedad que la Iglesia catalana se posicione a favor del nacionalismo. Si hace un año se conocía la buena relación que mantiene el arzobispo de Barcelona, el cardenal Lluís Martínez Sistach, con los gobernantes de CiU, esta semana la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña, vinculada a la Iglesia, se moviliza a favor de la inmersión lingüística.

 En un comunicado, la federación que preside el jesuita Enric Puig i Jofra, un hombre de Sistach y que fue un alto cargo de la Generalitat durante la década de los ochenta, cuando dirigió la Dirección General de la Juventud, hacen público su “apoyo total al modelo escolar” actual. Con más de 250.000 alumnos en sus centros, asegura que “el modelo de inmersión lingüística ha permitido evitar la segregación escolar y ha sido un factor decisivo de cohesión social y que ha acreditado que este modelo no genera ningún prejuicio al alumnado, sino que permite alcanzar niveles satisfactorios en el conocimiento tanto del catalán como del castellano”.

Es más, días después de que el auto del Tribunal Superior de Justicia se hiciera público, la federación ofreció su completo apoyo a las autoridades y llama al desacato: “Entendemos que el país no puede prescindir de este modelo educativo y damos total apoyo a las autoridades educativas de Cataluña en las medidas que se encaminen hacia este fin”.

La federación, que además, colabora con Somescola.cat, ente que a su vez cuenta con el apoyo de la plataforma de independentistas Ómnium Cultural, aseguró ayer a GACETA ayer: “En las aulas no hay problema alguno y se trabajan ambos idiomas”. Según Rosa María Piqué, responsable del área educativa: “Nos remitimos a los resultados y a las pruebas objetivas que demuestran que el nivel de los alumnos es el mismo en ambas lenguas”.

Los padres también reciben su mensaje: “No se dejen llevar por aquellos que provocan división social y buscan la crispación en el mundo educativo por motivos meramente partidistas”.

Cuestión políticaA pesar de los tintes sociales del debate, los partidos políticos, salvo PP y Ciudadanos, comienzan a consensuar textos a favor del catalán. El Ayuntamiento de Barcelona celebrará el 23 de septiembre un Pleno extraordinario sobre inmersión lingüística. Según Europa Press, la moción manifiesta el rechazo a la sentencia, alerta del peligro para la cohesión social y apoya a los miembros de la comunidad educativa que pretenden desacatar la sentencia.

No hay comentarios: