domingo, 25 de septiembre de 2011

Los antitaurinos brindan ante La Monumental para celebrar el fin de las corridas de toros

Los antitaurinos brindan ante La Monumental para celebrar el fin de las corridas de toros:

Y opino:
Cada uno de ellos se  ajusta la ropa con una buena correa de piel de toro, eso es seguro, usa zapatos de piel, carteras, bolsos y otros artículos relacionados como derivados de otros pieles de animales. La gran mayoría toma leche de vaca y con el café o productos que la llevan y, no todos son vegetarianos en su gran mayoría, porque comen carne, usan chaquetas de piel tratada y no se oponen por norma o intereses comerciales ni a la masacres de otros animales para el consumo o uso humano; no montan numeritos en los mercados por la venta de carne de toro, novillo y demás, y menos en las peleterías o artículos de piel... Igual ven la tele sobre mulliditos sofás y sentados en cómodas sillas mientras se comen un buen guiso con tropezones de carne de res... ¡Nadie se traga su mosca! La hipocresía no les honra a la hora de pedir el cierre de la plaza y las corridas de toros, cuando hay un buen negocio detrás de todo lo que representa ese espacio donde está la plaza de toros, los empresarios saben que sacarán más dinero que por temporada taurina. Allí irán felices a celebrar lo que consiguieron y se darán sus buenas comilonas con rabo de toro o chuletón asado..., que la butifarra se queda para los días de diario y lleva picadillo de cerdo, pobres cochinos... ¡ele!


Y les recuerdo que hay otros espectáculos terribles y crueles con vaquillas, toros, novillos, gallos, etc., a ojos vista de los niños a los que no se oponen aún con tanta contundencia que sí deberían tener su rechazo por tener reglas aún más bárbaras. ¿Cuál es la diferencia? 
-Pregunto- ¿Paga un ayuntamiento o están al servicio de intereses particulares?


Enlace: Crueldad injustificada pero permitida


Elisa

Y el resto de la noticia aquí:

EFE
  • Una treintena de activistas se han manifestado de esta forma mientras los aficionados hacían cola para comprar entradas.
  • No se ha producido ningún incidente, ya que los antitaurinos se han colocado al otro lado de la plaza.
  • Este domingo se celebra la última corrida de toros en Cataluña tras la prohibición de estas por el Parlament.
  • José Tomás será uno de los que eche el cierre a estos festejos en La Monumental.
Brindis por el fin de los toros en Cataluña
Una treintena de activistas antitaurinos se han manifestado este domingo frente a La Monumental de Barcelona, mientras más de 200 aficionados hacían cola para comprar el 5% de las entradas que la plaza está obligada a vender el mismo día de la corrida, en este caso la última lidia en el coso barcelonés.
Si bien los ánimos están exaltados en el día que se celebra la última corrida en Cataluña, donde queda prohibido el espectáculo a partir del próximo 1 de enero, no se han producido incidentes entre taurinos y antitaurinos que se han encontrado hoy ante la plaza.
Los antitaurinos han tenido la precaución de concentrarse al otro lado de la Gran Vía, una avenida de ocho carriles que les separaba de los aficionados, los cuales, a su vez, no se han acercado a ellos para increparlos.
A las 11.00 horas, la taquilla de La Monumental abrió la ventanilla y se han producido empujones y escuchado insultos entre los que hacían cola que se acusaban unos a otros de intentar colarse para conseguir las entradas.
Un joven llamado Jordi Piqué ha sido el primero en comprar las ansiadas localidades, que ha mostrado con orgullo a los fotógrafos y los cámaras de televisión congregados en las horas previas a la corrida, con la que La Monumental se despide del toreo y que incluye un cartel de lujo protagonizado por el diestro José Tomas.
"Llevo aquí desde el jueves. He dormido tres noches al raso pero estoy muy contento porque voy ir a los toros con mi familia", ha dicho el joven, tras reconocer que tiene "poca afición a los toros", pero no quería perderse este "acontecimiento histórico".
Ante las primeras avalanchas y empujones, los Mossos d'Esquadra han hecho acto de presencia y han acordonado la zona de cola para evitar altercados.
En previsión de que las entradas se agoten rápidamente y mucha gente se quede sin entrada, los revendedores han empezado a merodear por los alrededores de la plaza a media mañana para ofrecer las localidades de sol y mal situadas por unos 150 euros y las más buenas por 300. En internet, la reventa ya alcanza precios desorbitados de hasta 3.500 euros.
"Esta tarde veremos como está la oferta de verdad, ahora hay algunos que prueban suerte con precios altos y otros más realistas que intentan ir sacándose de encima las entradas a precios que la gente puede pagar", ha explicado a Efe un revendedor que no ha querido dar su nombre.
Mientras, al otro lado de la Gran Vía, la treintena de manifestantes convocados por la organización AnimaNaturalis ha brindado con cava para celebrar el fin de los toros en Cataluña.
"Estamos contentos de que la tortura de los toros en la plaza acabe en Cataluña, pero hemos venido vestidos de negro porque todavía hay toros torturados en los "correbous" (festejos tradicionales con toros, vacas y vaquillas) y otras fiestas de Cataluña", ha explicado a Efe la directora de AnimaNaturales, Aïda Gascón.


No hay comentarios: