martes, 25 de octubre de 2011

El escritor novel a la caza de lectores

El escritor novel a la caza de lectores:
Cazando lectores

Escritor con su primera novela por promocionar busca interesados en la literatura. Este podría ser un buen anuncio para toda una nueva generación de autores que han encontrado en la red el hueco perfecto para darse a conocer. Los medios han contribuido a ello y a veces parece que puedas llegar a ser el próximo Pérez-Reverte con tal de tener muchos contactos en Facebook y Twitter.

Antes de nada habría que preguntarse qué es lo que quiere un autor novel. ¿Quiere ser leído o nombrado? ¿Qué tira más, el ego mediático o el literario? No es una pregunta baladí, en ocasiones es casi imposible saber qué te está vendiendo ese contacto que acaba de dejar cuatro mensajes en tu muro de Facebook, inmerso en su cruzada virtual. Así que vamos a dar unos pequeños consejos que todo escritor debería conocer en la era digital.

Las redes sociales son un gran sitio donde estar presente. Ofrecen mecanismos para dejar gran cantidad de información de manera accesible, la comunicación con los lectores, o curiosos, es muy rápida y genera una sensación de cercanía. De todo esto, la cercanía es una palabra clave. En las redes sociales estamos como en casa, y no hay cosa más molesta que estar tranquilo en el sofá tomando una siesta y que no hagan más que llamar a la puerta para venderte cosas que no te interesan. Pues bien, cada vez que como escritor entras en el muro de un «conocido» -siendo extremadamente generoso- y le plantas un cartelón de tu libro y de tu próxima presentación, estás haciendo lo mismo.

Una norma básica de las redes sociales es que debes, por lo menos, presentarte antes de solicitar amistad a alguien. También es de buena educación hablar un poco con tus contactos antes de lanzarte al spam puro y duro; es más, es probable que con un poco de atención te des cuenta de a quién puede o no interesarle tu libro. Por no hablar de corregir esa insistencia de invitar a presentaciones en Santiago de Compostela a gente que vive en Mallorca.

Quizá toda esta confusión pueda resultar sorprendente para aquellos que la practican. Habría que recordarles que no están solos en su camino al olimpo literario y que no son los primeros ni los únicos en promocionarse, con lo que, a poco que estés interesado en la literatura, tu vida virtual se verá inundada de noticias sobre libros y más libros que aparecen de la nada. Eso por no hablar de los que consideran que deben mantenerte informado de todas sus actividades y de lo que consideran importante de su libro. Señores y señoras, creen canales, creen grupos, mantengan actualizada sus webs, que si a nosotros, posibles lectores, nos interesa ya haremos el pequeño esfuerzo de suscribirnos a las noticias. Eso sí, si como autor decides crear un grupo en Facebook, procura no meter a la gente sin avisar antes: es de muy mala educación y puede crear un efecto contrario a tus intenciones.

En realidad estas normas se podrían reducir a una muy sencilla: trata a tus contactos como a personas, habla con ellos, pregunta y dialoga. No sólo conseguirás que conozcan tus libros, es posible que consigas que te conozcan a ti.

No hay comentarios: