sábado, 31 de diciembre de 2011

Nuevas observaciones por satélite revelan un vínculo entre bosques y lluvia ácida

Nuevas observaciones por satélite revelan un vínculo entre bosques y lluvia ácida:
satelis
Un equipo de LATMOS/IPSL, en colaboración con investigadores belgas del Instituto de Aeronomía Espacial de Bélgica (IASB) y la Universidad Libre de Bruselas de (ULB), han revelado la existencia de una importante fuente de ácido fórmico en bosques boreales (taiga) y tropicales. El ácido fórmico es conocido por ser la principal causa de la acidez de las lluvias en estas regiones.
Los resultados, obtenidos con el IASI (Interferómetro Atmosférico de Sondeo en Infrarrojo) a bordo del satélite meteorológico MetOp, han sido publicados en la revista científica Nature Geoscience.
La lluvia ácida se produce a causa de los ácidos nítrico y sulfúrico en las regiones contaminadas de nuestro planeta. Lo que no es tan conocido es que el ácido fórmico, el más simple de todos los ácidos orgánicos, constituye una importante contribución a la acidez de la lluvia en entornos remotos y aislados.
El ciclo atmosférico de este compuesto es poco conocido: el ácido fórmico es emitido directamente a la atmósfera por la actividad humana, los incendios forestales y hojas de las plantas, que contribuyen a las denominadas emisiones biogénicas.
El ácido fórmico también puede ser producido por la descomposición fotoquímica de otros compuestos orgánicos también emitidos por la vegetación. Esta es la fuente más importante del compuesto.
Basándose en el primer mapa mundial de ácido fórmico, realizado con los datos del IASI, los investigadores han logrado reducir considerablemente esta incertidumbre a través de simulaciones numéricas realizadas con imágenes del modelo químico atmosférico desarrollado en el IASB.
Y han llegado a la conclusión de que los bosques producen alrededor de 100 millones de toneladas de ácido fórmico al año, que es tres veces más que las fuentes identificadas hasta ahora. Esta nueva fuente, particularmente densa de los bosques boreales, es a causa de la oxidación de compuestos orgánicos, principalmente emitidos por las coníferas.
Aunque la naturaleza exacta de estos compuestos se desconoce pero fue posible determinar su impacto en las precipitaciones ácidas, aumentándolas.
Vía | Physorg
Vía Imagen | IASB



No hay comentarios: