martes, 6 de marzo de 2012

Cómo afecta la crisis a los museos griegos

Cómo afecta la crisis a los museos griegos:
grecia
Soplan muy malos vientos en Grecia. Para su gente, su economía, su cultura. Lamentablemente, la tan mentada crisis viene acompañada por exigentes (y exigidos) recortes que muestran sus efectos en todos los estamentos de la vida griega. También se nota en el día a día de los custodios del enorme patrimonio heleno: los museos de Grecia.

Dos circunstancias se unen para pintar un escenario bastante negro para la actualidad de las isntituciones griegas.
En primer lugar, los recortes presupuestarios llevan a las instituciones a tener que disminuir servicios, horarios de atención, hasta insumos primarios. Además, una gran cantidad de personas que eran empleados estatales, han sido prejubilados o retirados. Encontramos entonces que a la menor cantidad de recursos económicos se suma la disminución de personal, sin que esas plazas se vayan a cubrir.
Guías, recepcionistas y personal de seguridad van menguando. Así vemos cómo, por ejemplo, en el lapso de dos meses se han registrado dos robos de importancia en sendos museos. Primero fue en la Galería Nacional en Atenas, de donde se robaron un Mondrian y un Picasso tasados en casi 6 millones de euros. El segundo fue hace pocos días cuando dos enmascarados se llevaron docenas de objetos del Museo de la Antigua Olimpia frente a la mirada impotente de un par de empleados.
Por otro lado, los ingresos de los museos caen estrepitosamente. Las instituciones que cobran entrada han visto desaparecer a los visitantes locales, por menor que sea el importe del billete de entrada. Hoy los museos siguen recibiendo a visitantes extranjeros y a grupos escolares. Estos últimos deberían pagar aproximadamente 2 euros por participar de la visita especial, pero cada día son más las familias que se acojen a una excepción para escolares de bajos recursos cuya entrada es gratuita.
Las fundaciones privadas que dan cierto soporte a algunos museos, tampoco están pasando por un buen momento. Los aportes y donaciones en dinero y obras se restringen. Las obras de arte en manos particulares se reservan para subastas, en lugar de aportarlas temporal o indefinidamente a una institución como legado.
En crisis tan profundas como la de Grecia, los recortes machacan todos los sectores. Esperemos que quede espacio para la innovación, el reciclaje, la esperanza. Después de todo la historia, la belleza del arte, no muere o ni se degrada por los vaivenes de los números.
Foto | Greta Hallisberg
En Diario del Viajero | Grecia: cómo, cuándo y por qué ir



No hay comentarios: