jueves, 30 de agosto de 2012

¡Carpe diem!



No es muy difícil verse muy temprano
estibando los versos de bagaje,
si ordeno mientras viajo el cabotaje
y distingo lo útil de lo vano.

¡Carpe diem en mi historia y por lo sano
con todo lo que llevo por pasaje;
al no ocupar lugar tanto mensaje
con sus lemas y consejo a lo humano!

No se agota la mente. Salvaguarda
sus horas de cansancios ya vividas,
permaneciendo siempre en retaguarda

donde el tiempo se apila en otras vidas.
Fusión del sentimiento encierra barda
al llegar la vejez con sus medidas.

Oro pido al Rey Midas:
Que frene oxidación, quite el estroncio
y con suerte... ¡Me libro de un soponcio!

alattkeva-12

No hay comentarios: