sábado, 25 de agosto de 2012

Algo de mi Poesía: Golpear a quien golpea



Por: alattkeva-12

Una se acostumbra a mirar sin ver
a no leer por no saber,
a obviar verdades como puños;
a dar lustre a la palabras mudas
por no sentirse comprometido
en el 'remojo'...
Y, como precaución inteligente,
por no desaprovechar el fondo de las cosas,
con el pensamiento despierto
y con la idea a punto de disparo;
haciéndote a un lado por si acaso
o, inhibiéndose de responsabilidades intocables.
¡No, este no es el fin más sensato de quien escribe
y hace público su pensamiento!

Una, también, es clara y no se equivoca
y un pensamiento así,
puede corroer lo que se oxida
con el aire, si se toca con palabras lo ajeno
que contradice subjetivos acomodos.

Descalabras ideas y no palabras
pero ves y compruebas,
lo que golpea y anima esta profesión de desnudar mentiras,
porque sólo así no corres el riesgo de haber pasado indiferente;
ciego ante lo que interesa que no nos dispare a bocajarro.
Pues dan agravios los escozores, ya lo creo;
como satisfacción a tantas opiniones incongruentes.

El crepúsculo cantarín, es aparente.
Suele  darse bien a quien se sube al palo de las gallináceas
y desde su habitual lugar, donde se ajusta las patas,
se hincha de rojos amanecidos y sabihondos horizontes.

Hay quien se levanta con el canto encrestado
y cree en su pluma...
Pero si miras la vida desde la lejana realidad de lo lógico,
te quedas con todo y reciclas lo sobrante
no así lo que es necesario por ser lo que es;
y puede ser mucho más:
elocuente, hábil, torpe, benévolo o mordaz,
de lo que hablas y te inspiras a diario.

Porque creer que somos mojón de heredades
o de ejemplos, fallaríamos siempre.
Todo es aparente si no domamos la soberbia
pudiendo convertirnos en una duda borracha de empalagos
frecuentada por la dádiva y siempre a la deriva;
y como decía un insigne y gran poeta:
"que golpee y golpee
hasta que el poeta sepa
o por lo menos crea
que es a él
a quien llaman" ...

Golpear a quien golpea
es renacer y conservarse
bajo la benevolente lluvia del invierno,
al abrigo seguro del juicio de las aves,
si no sabes volar.

No hay comentarios: