domingo, 30 de septiembre de 2012

A mí

Con asonancias y sin bombo ni platillo:

A mí, esto de vivir me inquieta
produciéndome escalofríos y desventajas;
ya no debo quejarme por mí misma
pero debo pensar en los que avanzan...
A mí, esto de vivir ya me da pena
cuando miro aquéllos que soñaban
teniéndolos conmigo, lo que aguantan.

Estamos en los tiempos de la quema
y llevamos con ellos mucho tiempo,
la cultura no se da en las bibliotecas
donde esperan llorando en anaqueles
esos libros que enseñan ayeres de mañanas
o,  llenos de ideas y palabras;
historias, realidades, la vida humana
y toda esa ilusión que autorizaba
a escribir la Verdad bajo una espada,
evitando se repitan otras desgracias.

Se olvida a menudo, sólo se aprende en la bonanza.
¿A beber  'litronas' de esperanza, sin cultura,
a estar de parranda toda la semana,
lo fácil para reír, beber y comer
dando patadas a aquéllos que nos guardan?

Y no, a embeberse de historia de la patria
para defender su alma unidos,
la de todos los hijos que que la abrazan.
Pero sí a fumarse un porro en los corrillos
amenazando a los pocos que trabajan,
a colaborar al temor de los ilusos
con maquiavélicas ideas de mortaja
que no se ilustran de otras sangres derramadas
y se quiere repetir otra desgracia.

Más bien parece
que hay que unirse a las hordas,
las de siempre haciendo de Babieca,
rompiendo tanto conseguido
para volver a perder las libertades
y defecar en la débil democracia.

¡Y llaman al pacifismo cualquier cosa
aquellos camuflados de pedrada...!
Esperan por la fuerza un resultado
o esconden en silencio veleidades,
oportunismos de panfleto y de pancarta
machacando la débil democracia.

A mí, esto de vivir me inquieta
y no soy nadie en este panorama
pero algo me llama a mirar a mi familia,
sintiendo la amenaza  muy alerta
y  en mi mirada ya noto la vigilia...
esperando que vuelvan al cerrar la puerta.

Pero, a mí...
Los radicales sin cultura, ¡sobran, hartan,
pues aún se sirven del terror y la ignorancia!


Elisa

No hay comentarios: