lunes, 11 de marzo de 2013

Los mandados listísimos y los tontos egregios'



Recordar otras vidas se hace necesario porque son del mismo tejido rasgado por una locura, una aberrante idea que justifica las ambiciones humanas que de forma sistemática se dieron por entonces en los mismos sitios que llevaron a una guerra; de esa intervención planificada para un fin determinado que sólo favorecía a una parte, se ha conseguido que generara con el tiempo una crisis, un cambio radical y terrible que todos sufrimos en mayor o menor escala según los pueblos y sus gentes, donde se ve mermada y dependiente su economía y por lo tanto con peores posibilidades de remontar su realidad por la deuda y por estar en manos de los mercados que era la idea principal, empobrecer una parte del mundo, sembrando el caos, el temor y lanzando a los demonios de las ambiciones a esos centros donde se puede recoger el todo por la parte, caiga quien caiga. Favoreciendo otro tipo de generación del hacer nada y retardando el crecimiento cultural de la gran mayoría, formando gente para los mismos mercados que exigen un determinado perfil humano, capaz de mantener una forma de pensamiento único alrededor de los núcleos de poder. Fuera la ética o la moral conocida y sí la tibieza por la duda sembrada y el miedo, sobre todo éste. Fuera el griego y el latín de las aulas y la formación ética, pues hay que crear gente que piense diferente y sirva a la competitividad aunque pase por encima de sus propios padres o los critique por haber fracasado; seres prepotentes y superficiales que obedecen a los tiempos que les han marcado, lo mismo que otra forma de adaptación de los valores al mensaje previsto... El único que hoy por hoy se nota en la defensa de todo corrupto enriquecido a partir de sus 'maravillosas gestiones' donde la información privilegiada de los que están en la cúspide del poder les permite jugar con dinero de los contribuyentes, allí donde las leyes tienen fisuras y otros corruptos que sirven a la Ley les defienden; consiguiendo en escala piramidal un enriquecimiento ilícito, dejando que 'esos millones  de pobres e infelices que les envidian en muchos casos o los atacan en otros, sean los pagadores de siempre del sistema que les imponen, esos que siguen manteniendo sus vidas de palabras llenas de promesas y creyendo en su demagogia de púlpito o de peana y, así en el resto de los escalones que corresponde al entramado al que han conseguido llegar. Hay mucho más al respecto que los secretos de los gobiernos o los estados, igual que en una logia no dejan ver de esa realidad más de lo que en realidad está pasando aunque se intuye; pues la ignorancia a pesar de los medios que son los que confunden es la enriquecedora y de ella también se sirven para la confusión y consiguen lo deseado. No dejan que se cuestione la verdad y menos la justicia y sólo se vean las conjeturas y las apariencias del verdadero problema que se critica, pero no pasa nada sólo "es cosa de los que confunden, de los que han perdido, de los que no supieron hacerlo mejor, de los enemigos de siempre".      Unos y otros se echan la culpa. Pero detrás de cada sacrificio humano de tal magnitud que no es el primero en las intrigas con resultados parecidos para afianzar el poder o la hegemonía de los pueblos que los llevan a cabo, está siempre un gran grupo de seres humanos confundidos en la masa pero protegidos en su realidad que señalan a los posibles culpables en un perfecto entramado de coincidencias, dándose golpe de pecho en la aparente realidad que nos demuestran y nos hace pensar que todo cuanto vemos y podemos constatar es lo que es e incluso, es lo que nos merecemos o en otros casos y que hasta el mismo Dios se escoge para convencernos de que el mal está "en los inocentes que no supieron administrar su realidad y se confiaron" y que también es una forma más de los designios o las pruebas que se nos ponen por delante... Entonces se recomienda "amor, paciencia, más sacrificio y esperanza...". Pero aquéllos que se nutren de los fuertes y que persiguen sólo una barriga llena y una cuenta segura para el futuro de otras generaciones, engañan a la Vida, a sus semejantes y a Dios, siguen mintiéndose a sí mismos y no se desprenden del boato y no harán nunca verdaderos ejercicios para ser buenos cristianos, aunque se metan debajo de los palos de Semana Santa y se den azotes públicamente... ¡Ay, amigos si entraran a los templos de latrocinio y echaran a tantos usureros y canallas que se mantienen  de los favores y los silencios de "lo políticamente correcto" como lo hizo el hijo de Dios... harto de tanta hipocresía e injusticia! ¿Cómo va a interesar  que aparezca alguien así con ese espíritu y hable claro a los pueblos? Salvo que sea -como siempre- 'un salvador' disfrazado de samaritano formado en la misma escuela que ellos quieren para calmar a los ilusos de todos los tiempos. ¿Quién es el valiente que es capaz de morir en la cruz por abrir los ojos a sus semejantes, sin ambicionar un puesto de poder?  El mismo hombre de este tiempo que sabe moralmente del peligro y prefiere perecer en el sin hacer nada, se da por millares porque tiene miedo a perder lo poco que le queda a favor, aunque sólo sea su dignidad porque está en juego su integridad y su familia.  ¡Que Dios los perdone pero se nos seguirá engañando aunque ya entendemos de qué va el poder! ¿O es que no tenemos suficiente todavía?  
Siempre seguirán habiendo ambiciones de los que aspiran al poder absoluto que se valen del tonto que se cree egregio, para que escoja a otros que lo respalden en sus ideas y estos pringados se sienten honrados de servirle por creer que son defensores de valores que pueden catapultar su realidad en todos los sentidos y quedarse como Dios, aunque acaben con cientos o miles de vidas humanas que encima justifican como necesarias a ese sacrificio, por el hecho de conseguir el mismo fin que persigue el primero, otra marioneta al servicio del poder y manejado por los mismos hilos... 
Y, ésos que pueden contar la verdad siempre mueren antes de que sepamos nada que pueda dejarlos con el culo al aire. -¡Qué coincidencias!- No. Se sigue siempre el mismo método que  desean siempre todos los que lo llevan a cabo con el mismo resultado, sembrando la duda y el caos y sirviéndose de unos cuantos pringados, que igualmente sacrifican después o el mismo momento para justificar que es tal como ellos o la opinión cree, por las evidencias y coincidencias que se dan; consiguiendo que a lo largo de la historia se repitan las mismas fórmulas con diferente técnica, para cubrirse de gloria sin que las sospechas tiren por tierra su  gran mentira.

Os dejo un buen artículo de este blog: http://es.wikipedia.org/wiki/ para que quede más claro todo este asunto que no se da por casualidad, donde el filósofo español Gustavo Bueno puede abrir una vía de comprensión relacionada con muchas dudas históricas y puntos de vista objetivos, que para razonar el hoy nos compromete hacer una relación más profunda a cada pregunta que  nos hacemos, dejándonos un margen de libertad para que reflexionemos sobre ello desde cualquier punto de vista que lo meditemos: http://www.nodulo.org/ec/2013/n132p02.htm

(alattkeva-2013)


  

No hay comentarios: