domingo, 7 de abril de 2013

Los mandamientos de El principito

Los mandamientos de El principito: Sus mensajes siguen vigentes en plena recesión. No se levantó del pupitre; aprendió la lección y la recitó al mundo. LeerEscuchar

Mi opinión bloguera:
Creo que la clase dominante pasa de recordar haber leído este cuento. Prefieren no tener emociones porque peligra su  realidad actual. Las emociones son para una clase ajena a sus ambiciones y son en realidad -para ellos- las que deben soñar ser como ellos, tener lo de ellos y vivir como ellos. Debe ser que 'ese principito' ya barruntaba lo que seguiría sucediéndose en el mundo de la política o el poder sin que nada cambiase desde antes, su hoy y el después. A veces hay cuentos tan iluminados que sus autores  saben perfectamente porqué lo escribieron. Es una llamada de atención de una forma sana, amena y premonitoria de los tiempos que nos esperan que como una semilla se deposita en la mente infantil al leer el cuento. En realidad está dejando un hecho importante que debe reciclar su cerebro. Lo podemos percibir en todos los mensajes que ellos nos transmiten. Todos los cuentos clásicos tienen una verdadera y real lectura y, este de "El principito" nos deja una de tipo moral muy importante, al margen de ser una verdadera advertencia para esta humanidad. (Ranita)

No hay comentarios: