sábado, 22 de junio de 2013

Conforme al protocolo de la mentira... (del síndrome bipolar y sus víctimas)


Te hablaré de nuevo 'Depredador humano':
"Ella, la vida ajena, también retoza con palabras propias, juega con los sentidos, razona, mira a los que no la ven tal como es. Escribe cosas porque sabe de su mundo interior ya demasiado, de sus muertes pequeñas que la mantienen despierta. Pero mucho más de los que creen que no piensa como ellos y por eso es menos sabia o imprudente e incluso ilusa, cuando abre la boca y critica la falsedad que le venden los faltos de espíritu que se dejan manipular porque no estaban allí para saber qué había pasado; porque los canallas necesitan ayuda para que se les crea y utilizan a los pueden servir a sus planes para que nadie sepa la verdad o se evite que se hable de los males que causan. Se teme a la matriz humana de la forma que les tiene, a la madre, ella, la que percibe todo lo que observa y por supuesto tiene memoria... "La loba"...la que defiende a sus cachorros presa del terror del 'hombre lobo'.
Como un sino omnipresente, aunque pese a quien pese la  'piedra del camino' seguirá sin moverse para todo aquél que tropieza en la misma,porque la piedra también es madre y conoce a quien se rompe las falanges por no mirar el camino, ella advierte porque sabe de  sus transeúntes 'dormidos' que se creen falsedades acomodas para salir del error o del mal paso dado... Es inerte en su apariencia y molesta y muchos seguirán sintiendo su dureza, pero seguirá siendo la prueba de tantas cojeras mentales mientras pueda servir al caminante, levantando la piel de los dedos o las canillas o rompiendo alguna falange, por si nadie cree que existe hasta para quitar los dientes de quien se atreve a no mirar las consecuencias o resultados de sus errores: mirar sin ver, oír la mentira y juzgar a quien señalan como culpable para liberarse de responsabilidades. La piedra siempre acusa o delta al que se precipita en sus pasos o quiere evitar ser visto. Es que algunas son así de sabias y saben desde siglos por qué estaban donde están...
La moneda de plata u oro, si se compara con el cobre tiene otro valor que le ofrecen en el presente, pero no se cambiaría por el latón de mala calidad. La moral es una y no hay sucedáneos a la medida de la mentira o la falta de sentido común. Y cada rey o reina es dueño de su trono, aunque tenga agujero y orinal rodeado de adornos y terciopelo...
Que se recuerde de todos modos el vil metal que aún siendo oro, no se parece a la Verdad que brilla allí donde esté y hace feliz a quien la tiene de su parte.
Que razone sobre ello y que ella como sometida ante el temor, sepa quién en realidad miente y ha mentido para solucionar la vida sin perder 'la presa', pero también para justificar un grave problema a otras vidas engañadas por años a través de una sola, `'su víctima'. Pues se esconden las causas de los males que endosa de forma infame a los más inocentes con razonamientos rayanos en la esquizofrenia, porque sólo así se pervierte por el terror repitiendo una y otra vez el argumento que interesa que se grave en una mente que se educó desde la adolescencia, consiguiendo el dominio de la misma. Así se prueban los infames para dominar aunque sea a un solo ser sobre esta tierra, demostrando que la persuasión y la constancia obran en beneficio de un proyecto y los débiles cerebros que construye sirven como defensa de sus adoctrinamientos, porque escucha a diario o a menudo lo que quiere que jamás se olvide y lo dé por correcto en tantos años de convivencia, consiguen en sus víctimas que den por cierto todo cuanto les facilita la manipulación que favorece su imagen hecha de mentiras. Por ese temen a la denuncia, a la verdad, a que sus víctimas se den cuenta y despierten reconociendo el engaño del que han sido "conejillos de indias", como lo han sido otros a través de ellas en otros casos, de otro miembro de la misma familia para liberarse de la culpa y que se convierta en otro verdugo siendo juez, fiscal y defensor del 'acusado' de la propia víctima, la forma ideal de quien manipula es liberarse del problema y endosarlo a otros, dañar la relación y dividir a los miembros de una familia, hacer creer que él verdugo real es otra víctima más y no el verdadero culpable del problema. Porque la víctima adquiere sus mismos síntomas y necesita hasta de los mismos medicamentos que utiliza 'el loco' con quien convive. Se engaña al psicólogo, se engaña al psiquiatra y e favorece la integridad del verdadero culpable del problema. La mentira acomodada se justifica mil veces y estará convencida de ser víctima de aquéllos que la defienden ante el verdugo, porque son demasiados años alrededor del problema como para dejar ciegos a quienes creen que todo lo que se murmura es un cuento y no se vea nunca claro la culpabilidad del canalla. Es triste que quien no estuvo en los hechos  que descubrían al enfermo que había provocado todo el problema durante décadas, engañando a toda una familia, sea precisamente el que cree lo contrario y defiende al maltratador de su pariente, señalando a una madre como culpable."
-Así escribía Rebeca en su nuevo libro intentando denunciar a su yerno que había conseguido salirse con la suya y que su hija volviese con él, después de haber engañado a toda la familia durante más de veinte años. El tipo era muy raro se le notaba mucho pero disimulaba muy bien las cosas. Pasaba de sus rarezas y de sus crisis de esquizofrenia sin tomar medicamentos. Su familia lo tenía como "un tipo raro que estaba traumatizado desde la niñez por un grave problema de adaptación familiar a causa del abandono o descuido de su padre."... "Sabían que padecía síndrome bipolar, pero no tomaba medicamentos para el problema y para su esquizofrenia, también sabían que era un hábil manipulador y posesivo, que dos novias lo habían dejado por lo mismo", "que su obsesión era conseguir una joven niña que fuese guapa y sana, para formarla a su gusto y poder sentirse bien ante lo conseguido"; "sin embargo pudo terminar su carrera de magisterio y acceder a una oposición dando clases en la escuela pública como  maestro de primera enseñanza". "Su profesión lo salvaba de sospechas cuando sus compañeros se iban cansando de sus rarezas, así que cambiaba de plantel cuando le apetecía, pues los alumnos también se daban cuenta de ciertas anormalidades y lo contaban a sus padres, era un tipo muy raro." ...·Temía a sus malos antecedentes y prefería alejarse de lo que podría descubrir su verdadera personalidad, temía quedarse sin trabajo. Rebeca sabía demasiado como para no contarlo en un simple relato pero sabía a qué se exponía...
...
"¡No se entiende cómo aguantan estas mujeres a un loco con episodios de esquizofrenia o síndrome bipolar, que no le da la gana  medicarse para evitar tantos problemas a los seres con los que convive a diario. Por eso muchos de quienes están con ellos y los soportan terminan convertidos, no sólo en sus víctimas, sino en seres atemorizados por tantas amenazas y empezaron a morirse desde el mismo momento en que les conquistaron a base de amenazas y de chantajes, para conseguir lo que deseaban: mantenerlos confinados a su lado, sirviéndolos  y aprovechándose de su debilidad de carácter para no decidir volar y perderles para siempre de vista. Por eso la familia de estos canallas enfermos apoyan las situaciones o las ocultan cuando hay maltrato psicológico o físico, para poder liberarse del "pariente raro y extraño con el que no se llevan bien y tienen temor de convertirse en enfermeros o cuidadores." Así que sólo le llaman "prontos" al daño que sus víctimas padecen y "que ya se le pasaran pero él te quiere mucho"...Así, a lo largo de su existencia mantienen su silencio de lo que verdaderamente pasa y, como parientes implicados y responsables, no quieren denunciar las situaciones que se dan y menos aconsejar a sus víctimas para que los dejen definitivamente o, hablando a sus familiares para que no ocurran males peores procuran ayudar de alguna forma a la víctima; porque su deseo es que permanezcan a su lado, incluso permitiendo que nunca se liberen del problema porque podrían "abrir los ojos y pensar por su cuenta y encaminar su vida,  sin 'el loco' que frenaba todo lo que podrían haber logrado de no tener 'un cernícalo' al lado; porque realmente son estos seres enfermos verdaderos depredadores que persiguen, acosan y cortan el paso a otros seres humanos hasta que los convierten en presa de muerte lenta y dependientes de ansiolíticos; se multiplican para estar en todas partes por temor a que 'vuelen' por su cuenta, con tal de evitar que tengan un momento de reflexión consiente y obren con sentido común para que puedan darse reconocer a tiempo de lo que en realidad les esta pasando, porque nunca será amor lo que las mantiene defendiendo su realidad y lo saben, sino el verdadero terror a cómo reaccionan sin ellas en el caso de dejarlos para siempre, sintiéndose incluso culpables si los dejan o ellos temiendo por su suerte si las dejan vivas. Temen lo que puedan contar. Así que como se han acostumbrado a su vida procuran que estén contentas, que no les falte nada y sobre todo siempre prometen una mejor vida, reconociendo su mal comportamiento, lloran, se arrepienten y las ganan de nuevo por las emociones, aunque ellas saben de esa conducta y estén advertidas vuelven a caer en su trampa. Se hacen mayores, sin trabajo aunque tengan una buena formación, sin medios propios y dependientes del canalla. La familia de estos enfermos lo sabe pero prefieren evitar problemas y sólo procuran que se mantenga la circunstancia tal como favorece sus vidas y estimula a que perdonen la víctima "los prontos" del pariente, hasta que la víctima mucho más joven se convierte en enfermera, cuidadora y habrá perdido toda su vida de sueños y su libertad,  entregada a un miserable egoísta  que sólo quiere tener a su lado lo que cree que es suyo y consiguió por derecho. Cuando ocurre una tragedia ya es demasiado tarde para lamentar quiénes en realidad eran culpables. Siempre será su víctima "porque no supo resolver la vida siendo una persona con criterios serios, con buena formación o inteligencia para decidir lo mejor en su vida"... Y 'el cernícalo', muerto o vivo, "será siempre un pobre pájaro enfermo al que no hay que echar la culpa."
"Estos seres, tanto como su víctima a la que convencen de ser ellos los que sufren por culpa de otros que los señalan como verdugo y no lo aceptan porque lo creen un enfermo, tergiversan con arte o despistan a los que se preocupan por esa realidad  resolviendo su problema sin hacerse jamás las mismas preguntas que lo condenan y menos, contestarlas. Sus víctimas como ellos han aprendido a evitar que los señalen y siempre son 'los otros' los culpables cuando descubren el problema y verdaderos causantes de sus desgracias, incluso la misma sociedad o su familia." Pero siguen con su profesión y con su apariencia de dignas personas como si nada  pasara, han adquirido el dominio total de la situación y hay siempre un miembro de la víctima que los favorece. 
Es más fácil obedecer a la manipulación enfermiza de quien mueve una realidad alejada de lo que se deseaba y pensaba del futuro y encima se ofende su víctima cuando se le recuerda y contesta:
"¡Es que tú especulas, siempre te pasa lo mismo, eres como Fulano o Mengana, etc,.!"... Aunque el fulano o mengana del que hablan halla fallecido que e aún es peor, pero es un ser que merece un respeto por lo que representaba y que también supo darse cuenta a tiempo de lo que estaba pasando; fue quién advirtió del grave problema y nadie hacía caso antes de que  falleciera. 
"Se ve muy claro qué ha pasado por la realidad cruda de estos descerebrados que se organizan para su plan y utilizan a quien no sabe mucho del problema. La manipulación es una de sus reservas mejores para liberarse de su gran responsabilidad, consiguen a su nueva víctima  a que se convierta en aliado de un plan para conseguir un beneficio, que los defiendan, pero ésta nunca supo ni sabe realmente qué en realidad les lleva a ello, pues al conseguir su confianza le contaron su propia versión contraria a la realidad para que les crean. consiguen lo que desean y están consiguiendo que haya separación entre otros hermanos y sus padres en el caso de tenerlos, así que la verdad de un problema o de todos los problemas que han generado, se encubre de tal forma que consiguen un beneficio al tener cerca un defensor o pariente convencido de la inocencia del 'depredador', incluso de la víctima que asevera que las cosas son como las cuenta y no como son; defiende con pasión a su verdugo ante el resto de familiares, no aceptando que otros familiares  acusen al culpable y lo defienden. El canalla se ve totalmente cubierto por la cortina de falsedad  con ayuda de su víctima y con ello se 'salva' con inteligente manipulación y ventaja, liberándose de responsabilidad en el problema y los inconvenientes que se puedan originar si se pone en duda 'su dignidad'. Este es el éxito de todo canalla que soportan algunas mujeres u otros familiares con el síndrome bipolar. Su maniobra es inteligente y convence a la víctima que lo ayuda con la mentira, le hace inocente de todo lo ocurrido y son los demás los que están "locos, obsesionados o son los verdaderos enfermo; la maniobra les sale redonda y se liberan de responsabilidades morales desde todos los tiempos, saliendo como sea airoso de cualquier problema donde se juzga su implicación o culpa delante de quienes le pillaron, escucharon y supieron por su víctima la verdad de lo que estaba pasando siendo una flagrante realidad, aunque haya una denuncia por malos tratos o la policía lo haya pillado en un lugar público maltratando de palabra a su víctima y los vecinos sepan del problema pero callen por evitarse problemas con el vecino. Y lo niegue también parte de la familia que asustada ante el problema  temió por la vida de una persona y 'soltó' muchas cosas que lo condenaban. Todo se niega. Incluso que estuvo  custodiado por la policía mientras llegaban los padres y lo veían de esa forma. Las advertencias de la autoridad se convierten en mentira para liberar a su víctima de ser agredida e incluso con denuncia. Se las arreglará como sea para que sean los que ven y piensan, oyen y miran, los que crea él que no ha ocurrido y es todo como un sueño. Y aconseja y vuelve a manipular a su víctima de lo que tiene que negar y decir, porque sabe que por primera vez "ha perdido los papeles"  y lo hacen causante de lo que realmente afecta a quien lo sufre. Una perfecta maniobra que sin rechistar acepta su víctima e incluso los propios familiares del canalla, para que todo parezca inventado o una falsedad. Y quien no e libera de problema mental que le endosan es quien tiene mejor memoria y no olvida los hechos... "la loba" que defiende a sus cachorros.  ¡Es a ella a la que la han engañado y le han vendido una gran mentira criando un cernícalo.  
        -Rebeca por fin terminaba su escrito con una advertencia:
"Creo que si me lee quien está en ese plan y aún no llega a los sesenta, sabe que digo la verdad y si puede hacer aún algo a su favor,  si acepta reconocer quién es quién aunque duela saber que le ha colaborado y no por amor, sino por terror y por la costumbre de convertirse en lo mismo que su criador y creador ha conseguido hacer de ella, lo comprenderá." 
"Seres míos: Inmenso lugar es esto donde se aprende de ella, la Vida; y, en cualquier momento se dejará para siempre; la edad avanzada no es la que nos hace a todos ancianos pero sí caducos o decrépitos, pero aún más quien nos proporciona su aceleración y sentencia convirtiéndonos en "ancianos o viejos carcamales".
"Este mundo como albergue de entrada y salida de los cuerpos, es una misión más en la carne, un tráfago de dichas y desdichas y todos somos huéspedes obligados en la estancia de la misma como si el alma buscase siempre su hotel de experiencias propias, aunque hay quien ama 'su albergue' so pena de tener que abandonarlo por enfermo o deterioro propio de los años. 'Traje hermoso desde sus comienzos, fresco, nuevo, lozano y lleno de amor y promesas... Algunos saben del "temor de Dios"..., otros prefieren olvidar y le dan a los cuerpos un uso descomedido que les va quitando el lustre, pero también hay quien por el sufrimiento se quedan como "unos zorros" enganchados a tantas espinas y púas por el camino de vuelta. Quienes se preocupan del huésped principal, su alma, no aborrecen que ella les recuerde el error imperdonable si contradicen las razones de la existencia, para no abrigar transparentes realidades, huellas, quejas, caminos torcidos y renglones zurdos que van dejando la vida arrinconada o llena de dolor o pesares que no pueden resolver en una sola existencia. Así, se conjugan todos los tiempos del ser humano hasta el presente en este mundo y, aun habiendo mucha historia, leyenda, fábula, cuento y realidades que nos tocan cada día, se pasa de la experiencia transmitida y del consejo que nos advierte. Porque siempre ese 'alguien deshonesto', ese depredador natural que vive en nosotros y al que le llamamos "mal", el que mueve los hilos de sus viejas apetencias por haberse enfrentado al "bien", consigue lo que busca o tienta al que es débil, donde la carne es motivo de lujurias o de tentaciones al margen de la ley de Dios o la del hombre. Sus proyectos insanos benefician  realidades inmediatas por sus conquistas ingeniosas que le deparan bienes físicos, pero nunca espirituales. Todo cuanto sirve a sus fines es capaz de manipularlo y más cuando está joven y lo pretende suyo, consiguiendo para sí un beneficio futuro, enseñando a mentir para desafiar sentimientos que le pueden desnudar a él mismo y se aprovecha de la ignorancia o la inocencia ajena, que no está preparada aún para decidir con criterios maduros lo que conviene a su vida. Engaña, la desea suya para disfrutar de lo puro a cambio de promesas que no cumplirá jamás, mientras estén basadas en prejuicios, traumas y sean consecuencia de su propio desequilibrio mental como depredador nato y enfermo. Nuestra sociedad humana no aprende y muchos de estos seres ambiciosos han conseguido hacer daño a la humanidad por tener 'un pico de oro' para conseguir lo que desean en menor o mayor escala."
"Porque, para el que siente ser necesidad en otros o dependencia y no la misma por amor y no pasión egoísta que coarta la libertad ajena, no puede ser libre y menos da una  enseñanza positiva a quien falta formación por falta de información a tiempo, para ganar en experiencia y no ser seducido por estos miserables que abundan en busca de 'oportunidades' o logros de los que se descuidan, para convertirse en un ser responsable de su propia existencia. Ventaja que aprovecha el mal de todo depredador natural para hacerse a su presa. Jamás será libre lo  que consiga en sus garras o fauces aunque lo hubiese intentado. Antes, estará muerta y peor le irá si se rebela o intenta huir. No dejará de buscarla, acosar todo lo que puede y que vuelva con el, pero siempre la convencerá que "es por su bien y por amor"... Al final sin medios y sin ayuda y temor a que cumpla la amenaza, vuelve con el canalla que asume el riesgo pero sabe que la ha formado o educado para que 'su presa' responda como lo espera u obedezca y no piense por su cuenta, aunque está su víctima convencida que es libre; sí, porque la deja de vez en cuando aunque  con 'libertad vigilada' a la que llama "amor" para saber qué hace cada día y cómo responde para saber si es cierto todo cuanto cuenta. La conoce bien y sabe cómo conseguir mucha más información de lo que su 'víctima' espera, aunque ésta diga que es  mayor y piensa por su cuenta... El depredador ríe con ironía y disfruta de su suerte. ¡Y todo se arregla con una disculpa, un regalo, una promesa!"
"Cuando el mal es sembrado en el jardín de la Vida va secando las raíces de quienes están a su lado, si no pueden combatirlo; es la forma de florecer su falsedad y engañar a los insectos que no saben realmente de su peligro..."
 "No vale que las mariposas se aferren a las hojas en las tormentas, aunque intenten ser heroínas en su fragilidad por querer salvarse y se rompan las alas y terminen por convertirse sin ellas, en agonizantes gusanos sentenciados sin ninguna defensa. La suerte de la carne enferma es pudrir la que toca y está a su lado como lo hace la fruta infectada, pero en las apariencias parece que todo está perfecto hasta que se descubre lo que no ha de servir como alimento; pero el mal siempre necesita pensar que sus males son los de los otros, de esos que los han podido descubrir o por fin darse cuenta de maldita realidad enfermiza e insana personalidad, que pudre todo lo que toca sufriendo las consecuencias los inocentes, manipulando a los débiles de corazón y convenciendo a los ignorantes que se fían de lo que escuchan porque no están al tanto de la vida y del mundo que les rodea, ni saben de las deposiciones que hieden cuando están cerca de las almas puras."
"Hasta donde nos permite la realidad, el sentido común es prudente y calla cuanto sabes porque no has de hablar para no facilitar las cosas 'al Maligno', al menos siempre pasa así en este mundo si los intereses no son la iluminación de los que caen en sus garras y se dejan engañar por palabras amables; los que no saben para qué tenían sus propias alas cuando les convencieron que eran moscas ante la evacuación ventral de tanto depredador que busca almas inocentes, para hinchar de miserias morales; y si la vida de esos otros no mejora un presente acaba desahuciado su futuro, pero siempre serán los que descubren la verdad de los males del mundo, los culpables."
"Ella, nuestra pobre y triste realidad siempre nos advierte a todos, ella decide su ornamento, su espacio, su alegría de reconocerse tal cómo es tal como el mal la enseña a sobrevivir para que no se niegue a ser suya, su conquista, su tesoro que jamás ha de perder a no ser que lo haga desaparecer en sus propias manos; para que sus miserias se noten menos si llega a descubrirlo tal como es el espíritu del Maligno. Por eso la abriga y protege a su manera y así las cosas son más pasajeras y admisibles, "parece que hay conmiseración y nobleza de parte de quien caza a su presa y la mantiene cerca y controlada"... y las apariencias siempre engañan."
"Por otra parte, la salud ajena que ha tocado con sus malas artes es la que menos importa, es otra forma de quitarse quién lo se señala y deja ver que están equivocados quienes aún creen que es el mal una cosa maravillosa. También juzga a quien se aconsejó y no a quien arrastró... para mejorar su presente a costa de dañar un futuro prometedor; pero será para quien se le ha lavado el cerebro: la mala suerte y hasta el gobierno o la crisis. Porque el mal del vivo que no razona, es el olvido de Dios y por lo tanto su muerte espiritual poniéndose de su parte, jamás reconocerá quién dijo la verdad y quién en realidad engañaba para ganarse un aleado que pelease por su causa."
"Pasar de preceptos de un bien común que es lógico a las buenas costumbres y a la moral y por amor a la libertada propia, es el fin que se asegura el 'cazador' o depredador del beneficio recibido, su sueño o  capricho nacido de un proyecto ante otros fracasos... ¿Quién juzga su error o quién lo ve de igual forma cuando es el mal que razona y lo ha inyectado en un cerebro que lo defiende?
No se juzga a la razón de la libertad propia cuando carece o careció de criterios maduros o  firmes para decidir un futuro, que no la dejaron razonar sin valorar su propia experiencia y administraron su lógica, prevaleciendo lo que favorecía los intereses del depredador que conseguía el fin que se proponía doblegando y sometiendo a 'su presa' a lo que su egoísmo buscaba, pero haciéndola creer que era libre y que él para nada intervendría en sus decisiones... Así que con dañina habilidad que sean otros los que  sufran las consecuencias de sus males no liberando a 'su presa, aunque sabiéndolo intenta que no lo sean abrigando al máximo "para proteger su honor" ante un posible delito si se trata de una menor. Ni piensa en el mal que a otros hunde o encarcela y hace reos inocentes de una vida que se les escapó de las manos por culpa de un 'depredador de ciudad'; se quiere ser dios para juzgar los males del mundo que los señalan como culpables porque los generan y se sienten, encima del daño que hacen a una familia, incomprendidos y víctimas.
Preparan al apropiado y más cercano en nexos para tener quien les defienda y a través del mism se agrede al inocente cuando les recuerdas el daño. Se señala al débil que no argumenta porque a ése se le conoce de siempre y es fácil hundirle y ganarle la partida. Se olvida a quien generó el problema y al verdadero enfermo y causante, quien supo ser hábil para que mantuviese la presión que favorece su imagen, utilizando a uno que condene por lo mismo que lo liberan, igual que a su presa, de la misma forma que enseñó para no ser juzgad, se adelanta el argumento a través de un ser querido que juzga a 'su posible enemigo' que rechaza el daño hecho, a ese que se lo recuerda por ser la causa de lo que no supo liberarse su presa siendo "más lista y conociendo el precio de su libertad."  Esto es el resultado de la llamada bipolaridad mental o "síndrome bipolar".
"En la dimensión que otorga un pensamiento puro
cabe el futuro de lo humano, su big bang eterno;
siendo de la mano hacedora el fin que se desea.
Es imposible detener la vida si no eres valiente...
Si sólo se descansa en lo transitorio
y juegas a castillos de naipes
y, tras la partida, pagas con promesas o perdones.
Pero aún viviendo en multitud,
sirviendo a la vida, soñando y riendo;
la soledad habla en los cuerpos que se someten
a ser manchados con palabras de falsas promesas,
que juzgan su tiempo de sacrificio o de entrega
sin ser conscientes cómo los reduce este
sin resolver el Amor o el desamor, sacrificándolos;
mientras, se consume su espíritu en el más absoluto silencio.
Es como un repicar que se escucha por años:
<<"¡Especulas, juzgas lo que no es, te lo inventas o lo que es lo mismo, mientes!>>"
...
"Al cerrar los ojos al mundo, el alma se recoge detrás de su cortina
y su energía es la evidencia de un adiós que cerró las puertas hace mucho,
porque ha muerto por dentro, porque si se alegra por algo bueno, resucita,
pero es que debe hacer su papel para creer que sigue viva cuando ha muerto,
porque si habla, recuerda o llora su suerte, "se equivoca..., ¡especulaba!"
...
¿Y eran los otros los inocentes y las víctimas, separando a los hermanos,
enfrentando a los padres, diseccionando sus vidas y la familia?
(Es el resultado que aplica un enfermo bipolar.) Con ello gana espacio.
Secando a la raíz madre de  toda influencia que genera su fe espiritual, porque es el peligro y está en que aún tiene memoria, retoña, no olvida, "recuerda y sabe mucho"...
¡Hay que atacar la raíz! recordar que: "¡Especula siempre!" Poco a poco su entereza se va al carajo porque quien debe defender no se entera del mal, vive  en otro mundo diferente.
Mientras, los culpables de ese dolor ajeno disfrutaron del cuento, su éxito y su artimaña  de haber conseguido con habilidad 'la liberación del problema, por haber convencido e inducido a los imbéciles a seguir a su lado, creyendo 'su verdad'.
Separando a los hermanos, haciéndoles dudar y juzgando a la raíz se sus males
se liberan de una mentira que duró más de dos décadas.
Han conseguido que se las reconozca como víctimas inocentes de un problema viejo y ajeno a ellos,  "producto de la fantasía que ha provocado la mentira y la especulacióne.
Pero los cuerpos de sus verdaderas víctimas fueron parte de otra erosión lenta y profunda que les lleva a la tumba y necesitan un epitafio: "¡Aquí yace el síndrome de la especulación. Q. NO D!"
Dejar de llorar o lamentarte es el consejo de lo que no pudo ser "y debe ser como es", se asume la mentira, condesciendes en el error, pides perdón por lo que no promoviste y te dio de lleno aunque no se quiera, "es intentar vivir en el olvido". La indiferencia señala como culpables morales y no es el factor indulgente que reconoce quién es quien y quién en realidad se ha equivocado. Es el perdón el que debe solventar la mierda que dan a comer con un gran pedazo de silencio si se puede, porque es lo que hay... ¡Así  son felices todos! ... No hacer hacer nada es resignación cristiana, demostrar que obras de buena fe y te aguantas lo que hay."
"...Espíritu mío, es hora de que seques los ojos con las propias alas porque de algo han de servir, porque, cuando se duerme y se llora, te veo Libertad conduciendo mi rebaño de ideas, y cuando alzo tus párpados para soñar en ellos, ¡sigues siendo Vida! ¿Dónde me dejé ambas cosas amados sueños? ¡Este lugar de desesperación, sin lugar a dudas, no es mi mundo!"


A. Elisa Lattke V

1 comentario:

Nana dijo...

Más cuerda que nadie no existe, tú, quien escribes esta entrada en tu blog. El que no está bien en su comportamiento es quien demoniza a los que su víctima tenía en confianza en su círculo familiar o de amistades. Cuando un grave error sale a luz, y hechos e incidentes pasados empiezan a cobrar una explicación - no sólo para la familia, sino para paseantes de turno, algún conocido y policías -después de haberse quitado la careta de normalidad...entonces es necesario romper esa memoria histórica cambiando los hechos del pasado: el error no fue grave, no ha habido nada antes de lo que sospechar, silencio y pacto, además de usar como herramientas a su víctima principal y a un "testigo" de la familia que se encontraba en el país de la seda y que no vio lo que pasó el día del grave error.
Cómo se soluciona? Pues la víctima es la que debe decir basta a esta farsa, es ella la que debe soltarse por sí misma y encontrar su libertad. Lo podría haber hecho antes, pues así me lo dijo una vez, pero se encuentra en una cárcel que desataría más memoria histórica a la luz. Y el causante se ayudaría a sí mismo reconociendo su dolencia y lo que ha provocado a su paso.
No, tú que escribes el artículo ves con los ojos del amor materno y desde la lógica de los hechos. El causante sólo usa las fichas de su juego de rol, de una mente insana y trastocada por una infancia no feliz, y de hacer lo imposible por borrar las sospechas y pruebas de un pasado que lo reconcome y lo recrimina a sí mismo. Éso no lo deja vivir.