jueves, 12 de septiembre de 2013

Diario de un parado

*La caricatura es tomada de Internet, si su autor desea que la retire le pido una disculpa. Puede escribir a: auslava@yahoo.es *

Diario de un parado
Por: alattkeva


—Señor Happy, soy el recomendado, el nuevo operario del aire acondicionado, me llamo Peter Noove, el que le recomendaron, Señor Happy, perdone que no he podido llamar ayer, he tenido que abandonar con mi familia mi apartamento de Street of the crucified, por desahucio. Repito: soy yo el especialista en instalaciones de aire acondicionado que estaba esperando, el recomendado por un amigo suyo. Necesito ese trabajo, me urge pues no he podido comunicarme por un grave problema familiar. Resido ahora provisionalmente en Extreme Poverty, el pueblo que llaman "de los parados", a veinte Km de la ciudad, me he quedado sin auto por falta de dinero para poner gasolina. Utilizo ahora mismo una 'bici' para desplazarme y son veinte Km pedaleando hasta la ciudad... ¿Me escucha señor, Happy? ¿Yo a Ud., lo oigo perfectamente!

— ¡Qué, cómo, hable Ud., más alto!... ¿Cómo dice que se llama? ... No lo escucho, porque hace un calor terrible y tengo las ventanas de la oficina abiertas, perdone, es que pasa en estos momentos el expreso que lleva a un tal Extrene Poverty y no oigo absolutamente nada. Estoy esperando al hombre del servicio del aire acondicionado, el que quedó de venir hoy en la mañana, es un operario recomendado por un amigo, y me cuentan que está en paro. Me aseguraron que ayer mismo se pondría en contacto conmigo, pero me ha fallado y he tenido que llamar a otro servicio más eficiente.

— ¡Ya, sí, ese soy yo, Señor Happy, eso quería decirle, lo siento! Es que me han echado con mi familia de la vivienda, porque estoy en paro, no podíamos pagar la hipoteca del apartamento, perdone que se lo repita. Tengo dos hijos, me urge ese empleo, pero mi esposa se puso de parto ese mismo día por culpa de todo el jaleodel desahucio. Precisamente soy el operario que le habían recomendado, solicité ese trabajo en su empresa la semana pasada y no he podido recoger mi correspondencia hasta esta mañana, precisamente cuando fui al hospital a ver a mi nuevo hijo, compréndalo; así que esta misma tarde estaré allí, le ruego que los llame y les digaa los otros operarios que ya todo se ha solucionado. Verá como resuelvo el problema y dejo ya puesto el aire acondicionado esta misma tarde. No se preocupe.

— ¿Cómo, qué, perdone, cómo dice que se llama?... Señor... ¡No oigo nada!... Sigo sin comprender lo que me dice por culpa del siguiente expreso, el que viene de  vuelta de Extreme Poverty...¿Oiga, cómo dice que se llama?...¡No entiendo lo que me dice o contesta, no oigo prácticamente nada, perdone, lámeme mañana que ya tendré las ventanas de la oficina cerradas, porque están aquílos operarios de los que hablaba, los del aire acondicionado.... ¡Oiga, vuelva a llamarme que lo atenderé mañana y perdone las interferencias!
(El Señor Happy escucha un fuerte ruido al otro lado del teléfono antes de colgar. Mientras,  pasa otro tren expreso en ese momento; y se dispone a atender  los aperarios que han terminado el trabajo y cierran las ventanas  de las oficinas, para que constate el Señor Happy cómo funciona el aire acondicionado.)

Al siguiente día, cuando llega a la oficina su secretaria, le pasa la prensa del día, "The Daily Press" y le ofrece un puro. El Señor Happy lo enciende y levanta su orondo culo de su cómoda silla, y con la prensa en la mano se dirige hacia el ventanal cerrado, para mirar satisfecho a través del mismo, en el preciso momento en que pasa el expreso hacia Extreme Poverty. Sonríe al no sentir el ruido que producía con el ventanal abierto. Hojea el periódico con el puro entre los dientes. Y, echando una bocanada de humo, 'pasa página'... En alguna de ellas se cuentan los sucesos de cada día, pero el Señor Happy no está interesado en nada que no sea su negocioy su comodidad,y las noticias relacionadas con la Bolsa.

En letra pequeña entre otros noticias sobre el paro y sus consecuencias, escriben sobre "el suicidio de un nuevo parado por desahucio que se apellidaba Noove,... y residía en
Extreme Poverty como tanto otros... 

No hay comentarios: