domingo, 8 de febrero de 2015

Las emociones, el pensamiento y la velocidad de la lengua


Y se me ocurre pensar y preguntarme, ¿si hay maratones de abundancia que por más que el cerebro corra lo derrota, la locuacidad o la estupidez por exceso?
O será que la lengua es como una 'suela de zapato' cuando se expone a servirle de forma rastrera y su cerebro, por no 'lamer' la realidad tangible de cierta forma, conecta con la torpeza, como si caminase descalzo por los suelos valiéndose de algunos de sus miembros, que componen un cuerpo humano completo... Y no, dejando a sus pies que pisen y consigan, que el, no esté al margen de un aprendizaje necesario, porque 'la lengua' o 'su lengua' sirve a otros necesidades de su experiencia; pero no de esa parte sucia o vulgar del resto del cometido que exige de los demás miembros que componen un cuerpo vivo, pues siempre se encarga de utilizar a todos mandando órdenes como si se tratase de un General, dispuestos a obedecerle  y servir porque es la manera de conseguir contenidos, experiencia o, la sabiduría que necesita, 'el dictador' de cada cuerpo que domina. Pero eso sí, valiéndose de todos ellos que son los que en el fondo le están regalando lo más útil: comprender un poco de la vida mientras el cuerpo está vital y cómo utilizar lo que aprene con la experiencia. De ella se llena toda su vida aunque se queje y nos recuerde su cabeza que: "por más que sabe nunca aprende todo lo que desconoce y menos, aprender en cabeza ajena".
¡Qué bueno saber que toda la maquinaria principal la tiene a salvo dentro del cuerpo y que, sin brazos y sin piernas puede seguir pensando, pero también el corazón está en ese tabernáculo del plexo solar a salvo, defendiendo lo genuino que tiene el ser humano: el Amor! No deja de ser una trampa que esté atado a las emociones y más de una vez lo que le dice el cerebro contradice el corazón.
 alattkeva
Foto de XENR.

Ver y leer en este enlace:

Las Trampas del Pensamiento Emocional

No hay comentarios: