La Charca de Ranita Azul 2

La Charca de Ranita Azul 2
Un segundo blog

LA CHARCA DE ELISA

LA CHARCA DE ELISA
Mi blog de poesía, prosa y reflexiones...

viernes, 15 de mayo de 2015

Tango - Roxanne y Cogitaciones de una "Rana Azul"


La Vida es movimiento...
pero también una sonrisa irónica como terapia de nuestra realidad.
Las cosas son tristes porque la gente no sonríe sin trabajo, con una hipoteca y a punto de perder su hogar y separarse de su pareja; aunque venda libros para buscar la felicidad las puertas se le cierran... ¿Quién los quiere? Hacen cursos para venderlos y les dicen que deben explicar a su posible comprador algo así, como os lo dejo escrito: *Si el hombre no se preocupa por la transformación de su intención, no está en el nivel que se merece, "el nuevo nacimiento".. ¿Quién se traga eso?
¡Por favoor! Seguro que el dueño del negocio aunque lo haya pasado mal, no está en la situación del que emplea o, de aquél a quien quiere vender su teoría de la felicidad.
.¿A ver cómo explicas a otro desempleado qué es otro renacer? ...¡Si termina agotado cada día buscando empleo, y si trabaja para sí mismo pensando cada día en lo que no halla, no encuentra lo que le corresponde, porque sólo piensa en él mismo, es que no está nutriendo el ego, es que su ego tiene hambre de futuro, es ambicioso, seguro que no termina de encontrar nada por pensar en ganar dinero! (...) ¡Cómo lo entiende en su situación, si ya quisiera el vendedor saber cómo encuentra él mismo la felicidad para ser "un hombre nuevo"! -por ejemplo. Es que es una ironía tanta teoría para quien no está al tanto más que para sus necesidades físicas.

Me doy cuenta que las historias se cuentan por sí solas, y que ellas son parte de la piel humana aprovechable. Y no por ser diferentes no nos duelen en lo moral. Se trata siempre de cubrir heridas con sonrisas y algunas teorías que el mismo que las ofrece, porque consigue liberarse de sus problemas o, porque aprovecha los ajenos y se consuela. Nunca se las aplica porque no ha pasado por situaciones de penurias u otras más desgraciadas. Por eso sonreímos ante lo inútil del mundo y enseñamos esas muecas de falsa alegría, cuando lo que falta es algo en las tripas, o mucho en el hogar, pero con dientes o sin ellos, los enseñamos tan felices y dejamos que se abran sus bordes carnosos, cuyas peréntesis a cada lado de las comisuras, guardan el más hermoso gesto... ¡Vaya Dios a saber qué hay detrás de toda sonrisa!!!. Y, por no dejar, seguimos ganando en años de esperanzas. ¡No aprendemos de nosotros o de nuestros semejantes! Lo malo es cuando 'el signo ortográfico' de las comisuras cambia... y se nos ponen dos interrogantes, ¡no hay quien los quite!

Nos damos empachos de sueños y no vemos que son todos, en su gran mayoría, insatisfacciones. ¡Ah, pero aunque estén hechos añicos los recogemos con cariño porque nos traen recuerdos, pensamos que podemos comprar algo que los pegue algún día, pero siguen ahí esperando! 

Estamos acostumbrados a recoger recuerdos inútiles que vamos dejando en alguna parte de la vida, pero nos encanta guardarlos donde nadie los ve. Por eso algunos corazónes no aguantan. ¡Estallan! Mientras a otros les sobra todo y lo tiran por la ventana, bueno, se entiende, en los contenedores de basura. Por eso hay tantos vendedores de sueños ajenos en Tres Cantos. Recogen lo que a otros les sobra y lo venden para poder comer o comprarse algo útil. La vida es una escuela y allí casi todos son universitarios sin trabajo. Venden hasta los recuerdos más querido que tenían, ¡para qué les valen sin futuro!
Nos olvidamos de muchas más realidades que no se dicen pero se saben. ¡Ay, bien que se saben, se ve en la frialdad de la sonrisa y otras veces en el dolor que se esconde tras su hilera de dientes!
...
Ayer y hoy escuchaba las noticias en la televisión y no me soprendía nada después de las elecciones. Y alguna culebra de pelo salió de la tele y tuvimos que llamar para que la recogiera la Soc. Protectora de Animales. "Es una especie abundante pero poco común", me dijo el hijo biólogo, "suelen echar veneno cuando las cosas andan mal y están en todas partes"... ¡Joroba, por poco nos muerde y  encima se llama 'Esperanza'! 

Hoy en día, los políticos comercian con 'quijadas de asnos', y consiguen que otros hermanos vean en ellas algo útil...¡Las venden porque matan al anemigo! Están exentos de delito por comercio de armas. 
 El Arca de la Alianza va a la deriva, es una patera bien grande, como un campo de fútbol, con el torrencial diluvio de gente sin trabajo, la pobre se balancea como un barco de papel llena de emigrantes con su equipaje de sueños. Cada día se llena con los que salen a buscar trabajo fuera del país y sin mascotas. De ellas se encarga Noé, que de eso sabe bastante. A muchas se las encuentra diambulando solitarias por las carreteras y las calles sin amos, muertas de hambre. No hay dinero para cuidarlas y tampoco se tienen hijos para lo mismo...  " porque son un atraso". Me lo cuenta un abuelete al que el año pasado, por vacaciones, lo dejaron los hijos en una gasolinera por falta de plazas en el auto con su perro. Ambos las pasaron canutas. 
.... Me puse a leer la Biblia y me di cuenta que algo parecido lo daban en las noticias por la televisión. Era sorprendente ver a Judith ofrecer bandejas de plata para cabezas cortadas. Buen negocio. Se la notaba muy enfadada porque no había ganado las elecciones. Sospechaba de la cabeza de 'Holofernes'  que iba refunfuñando en su bandeja. ¡A mi pariente lejano, Lázaro, lo levantaron de la tumba sólo por el voto; ¡y ni así se ganó la puñetera!
Hay unos cuantos Pilatos, todavía pringados con los chorizo, se van secando las manos ante los jueces, pero están felices de engañar al pueblo, el crucificado.
...
Pienso, mis queridos amigos, que buscar a Dios es muy dificil. Atravesamos tantas convulsiones en este mundo para llegar a puerto en un mar de turbulencias y con la patera llena de ilusiones, no hay puerto que aguante. Pero siempre se regresa a la luz... Que nadie piense en las Elétricas y toda la energía en manos privadas.
A este paso nos cobran por cada salida del sol... ¡Por Dios con lo que me gustan los ocasos!!!

Muchos preferimos mantenernos en nuestro "agujero de gusano" porque, el hiperespacio es un lugar ideal para desplazarse en el YO superlumínico...¡No nos queda otra!

 Australia E. Lattke Valencia en: "Ranita Azul"