La Charca de Ranita Azul 2

La Charca de Ranita Azul 2
Un segundo blog

LA CHARCA DE ELISA

LA CHARCA DE ELISA
Mi blog de poesía, prosa y reflexiones...

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Buscando paz interior



*Si no hay disciplina y buen temple, los pensamientos son como un rebaño. Siempre hay alguno que nos sorprende y salta fuera del redil*. alattkeva

...

En esta sociedad hay que caminar advertidos por una razón lógica. Razonamos lo que es de la carne y lo que pertenece al espíritu. No es bueno ir de 'iluminados' por una utopía que no podemos probar, más que con palabras. Tenemos que ser consecuentes con la imaginación y dar una tregua a la razón.

Pensar o meditar nos ayuda a no ser borregos de las ideas propias o ajenas y, muchas de ellas, disparatadas. Y no dejan de ser las mismas que se le pueden ocurrir a cualquiera, aunque no las explote a su favor. Desde que estamos naciendo y muriendo bajo este mundo, siguen habiendo iluminados de todo tipo, soñadores de mundos, pensadores moralistas, encantadores de masas y sembradores de buenas intenciones o, de las otras que tan nefastos resultados ha tenido hasta este s. XXI. Mejor guardemos las nuestras para la ficción, pues así se disfrutan mejor entre broma y de veras... Y nadie nos señalará por locos, fantasmones, visionarios o "bluf", como me lo dijeron a mí, si no tenemos éxito en saber contar las cosas y comidilla para ampliar el círculo. Nada ocurre fácil si no tienes padrinos o circunstancias favorecedores que avalen lo que dices, piensas o divulgas como cierto, pues quien se mete en ese territorio ya trillado por siglos, sabe perfectamente de sus límites y, éste, debe brindar o tener garantías de un éxito mínimo, pues siempre hay entre década y década vacíos espirituales y necesidades psíquicas y emocionales que necesitan llenarse, precisamente en una sociedad medianamente culta y con medios económicos, pero olvidada de esas 'luces' donde los 'pastores' modernos, líderes religiosos, seres sensibles que son como receptores de un mundo diferente, que sólo ellos entienden, desean explicar y compartir; pero también hay 'lumbreras' intencionados que buscan hallar en muchas situaciones, una forma de introducirse en otras vidas, sacando provecho de ellas. Pero no concierten el agua en vino, por ejemplo. Aunque sí puedo afirmar que hay poca gente que es capaz de curar a los enfermos, evitar una desgracia propia o ajena, favorecer a quien sufre sin que lo sepa y algo más que eso, sin nada a cambio y sin dar a conocer experiencias o teorías. Van por el mundo haciendo el bien cuando lo ven necesario.

Si somos coherentes con la realidad del mundo y lo que ella representa en nuestra mente con las experiencias vividas, debemos meditar, que por más luces de inteligencia que tengamos, siempre andaremos buscando gamusinos con una linterna. Y quien saca en claro que los ve, puede convencer al resto de ello, ganando su confianza o credibilidad, pero a cambio de seguir en otro rebaño... Este es el problema al que nos lleva la comunicación, pero no siempre debe ser así si se engorda el Ego.  ¡Cómo se puede hablar de humildad y discreción en ciertos casos, donde estás totalmente pillado por intereses comunes a un grupo de seguidores de los cuales, es difícil desprenderse! Ya lo vemos en las redes sociales cómo y de qué forma nos pillan.

Aprendí de mi experiencia algo importante: El problema no es saber que lo que se piensa, es tal cual como se dice que es, porque de ella se habla con seguridad, intentando convencer a otros(!). Y la experiencia es intransferible, a veces esos otros no pueden captar el mensaje y menos sentir lo mismo. El problema verdadero, es que esos otros, pueden estar convencidos de estar frente a un idealista o un ingenuo, en otros casos de quien piensa y mira las cosas desde otra perspectiva culta y, hasta puede valorar al consejero o guía, como un soñador maravilloso. Porque ya han pensado que, quien les habla para convencer, necesita abrigarse de esa parte humana que puede colaborar con su sueño, pero de forma tal que ignoren realmente para qué están allí y por qué sienten esa empatía con el sujeto orientador, mentor o gurú, pero en otros casos los hay que observan y prefieren por prudencia o bondad, seguir la corriente e incluso con admiración. Es lo más hermoso del amor y el respeto, por aquellos que se admiran y quieren. Y, si el efecto es beneficioso para tanto espíritu flojo, simple o poco advertido con alma de cántaro, que asiste con gran mansedumbre a las charlas.
 Siempre te recordaré "hermano Morua", donde quiera que estés. Tú fuiste el milagro entre tanto visionario seguidor de Jesucristo, y estabas allí cada domingo en los oficios de la Iglesia, parecías ser uno más y ante tanta duda que nos inundaba, tuvimos ocasión de preguntarte y nos diste un gran consejo que terminó con lo que nos llevaba a ese sitio y, ¡sólo te veíamos dos...! 
Estos sencillos y reales medios son en los que se manifiesta "La luz", pero quién puede creer en experiencias ajenas tan fácilmente, cuando falta humildad para aprobar que es así de cierto. Má no nos importa a algunos seres humanos que estas cosas no nos afecten. Sí afecta el que nos llamen otra cosa por intentar contar nuestras experiencias. Pero comprendemos que el protagonismo no es nuestro fuerte, pues precisamente por eso, las almas de cántaro, pueden escucharse en su misma vasija de barro.
Total: no deja de ser un trueque que entretiene la existencia y todos ganamos, con el toma y daca que se organiza en esta sociedad, sin hacer sombra a otros o sin hacerse daño. He aprendido que es muy comprometido moverse en ese mundo de la imaginación, necesitado de recursos cada día para mantener ese fuego creador, ¡sabiendo que hay mucho frío fuera de nosotros y muchos seres necesitados de ese calor humano del amor que se despide! Comprensión. ¿Se puede entender así de honesto las posturas sensatas de otros semejantes? Pues compartir entusiasmo y la elevación espiritual, no deja de ser algo bueno y positivo para todos. Sobre todo entre tanta inmundicia que percibimos a diario y por un cambio diferente muchos de los que sufren, les gustaría comprender qué pueden hacer por sus vidas y sobre todo por su alma.

Sin embargo, pienso siempre, que pisar el fango real del que inunda otras vidas, ese verdadero sufrimiento o, concientizarnos en cómo se mueven millones de seres humanos, clamando por una esperanza o ese cambio justo, necesario a sus vidas en esta sociedad, sin obtener o ver salidas, soluciones o justicia, ¡esa sí es la realidad que está lejos de tantas reuniones en pro de los que realmente sufren, porque nadie es lo suficiente valiente para ponerse en su piel o, acompañarle en su diario vivir, para comprender lo que le pasa o porqué está así y cómo su esperanza muere con la noche, para volver a buscar con el sol lo que no llega! Aunque tengan una mente sana con 'luces' propias, se hallan en una cárcel sin poder hacer nada, como pasa a muchos refugiados honestos, que buscaban un futuro que no les llegó ni llegará nunca. No, nos engañemos, no hay más iluminación que su fe, las estrellas, la luna, el frío, la lluvia o el sol de cada día a la intemperie, sin saber si ese día comerán o morirán.

Sólo soy un ser más, lo repito, buscando paz interior, pero no a costa de lo que digo o pienso, tampoco embauco a otros en ese camino. Porque lo que es bueno para mí u otros es bueno que cada cual lo juzgue por sus obras. "Hechos son razones". No, no vendo utopías, deseo que otros piensen en libertad y razonen lo que el corazón les dice, pero como seres libres y conscientes, no prosélitos de las doctrinas o de los falsos pastores, guías y gurús. Yo, aún, esa paz de la que hablo, no puedo conseguirla mientras piense en mis semejantes y sus sufrimientos... ¿Pero qué hacemos por ellos? - es la pregunta.

Si cada uno de nosotros tienen la respuesta es mejor. Algún camino nos lleva a ver esa otra luz que no se enseña hallar dentro, porque ya la propia naturaleza física y espiritual la depositó en nosotros desde el nacimiento. Y, si es que tengo lectores que me leen en silencio, sabrán lo que digo. Sabemos que hay millones de seres humanos que están en sus cosas y son felices porque son buenas. ¿Pero qué hacen con lo que les sobra? Si sabemos que los más pobres están en los límites de supervivencia, y están por todo el globo terráqueo, carne de cañón de quienes explotan la pobreza y la ignorancia. Es que sin que sobre en lo personal, también se piensa en esos otros que no tienen, aunque creamos que lo que tiramos son sobras, no parece que sea así, siempre me recuerdo de esto:


¿Se tiene de verdad esa dicha de vivir plenamente, sin acordarse de lo que nos rodea en este mundo, lo aparente o lo invisible, lo que no vemos ni se cuenta?

Si es es así me alegro por quien cree que vive feliz. Escuché esta opinión hace tiempo más o menos así:  "no tengo la culpa de haber nacido rico, de haberse preocupado por mi educación y formación, porque ésos que no responden y son así de vagos en esta sociedad, es porque no les gusta estudiar, no quieren trabajar y porque Dios ha hecho el mundo así, para que intentemos apreciar lo que tenemos y no imitarlos; a lo sumo colaborarles, pero son básicos en su forma de pensar y lo creen por obligación, no aprenden, les gusta que todo se lo den sin buscar la forma de obtenerlo honradamente, por eso viven infelices y les gusta lo que no les cueste nada"...
Me gustaría saber la opinión de mis lectores si es que los tengo, porque creo que es un problema tener conciencia en este mundo e inventar otro paralelo, grupal, religioso o pseudoreligioso, cerrado o abierto, para ser feliz pero sin pisar ese fango que digo, pero despertando a otros prosélitos para convertirse en verdaderos samaritanos o misioneros, emulando a la Santa madre Teresa de Calcuta. Pues me da algo de pena por aquellos que sólo ponen 'el cepillo' pero no saben adónde va la ayuda y cómo se reparte; no actúan de igual forma a como teorizan. Pero sí juzgan a quienes creen que se equivocan, como suele ocurrir con respecto a 'la competencia' honesta. Aunque no falte lo más básico para estar satisfechos con lo que tienen, saben y hacen en silencio. ¿Por qué se recurre a estos grupos que enrarecen aún más el mundo, con infinidad de teorías y creencias, y no se actúa por libre como quien ve pasar un ángel por su vida? ¡Les aseguro que los hay según las necesidades personales!
A veces hay ángeles que los tenemos más cerca de lo que pensamos, y conseguimos sentir cómo palpitan al mismo ritmo dos corazones. Este es el milagro de cada día.
 "Ranita" es: alattkeva

...