Dependencia, Creatividad y Ocio

Ella... "la Rana Azul"


Depender de un medio virtual como Twitter, Faceboock, un blog personal, etc., facilita un entretenimiento más o un ocio creativo, según el deseo del usuario. Y, si escribes poesía o en general nos gusta la literatura, sin duda alguna que no es para creernos que somos algo más, que un ser que no puede importar al mundo, ni a tu ciudad, ni al barrio en donde resides o al estrecho entorno por donde se mueve, bien por lo que hace y hasta por lo que repite en su vida; mucho menos, cuando nadie lo ve o visita: el solitario y triste blog que utiliza como "cajón de sastre", el muro de Facebook, los tweets que sube, los insulsos comentario u opiniones que se le puedan ocurrir, aún siendo originales. Y mucho menos los dibujos o pinturas que sabe hacer y hasta las fotos de familia que suba. ¿A quién le importa lo que piensa un Nadie que no hace nada útil a la sociedad, aunque escriba, a veces, bien y diga mucho?, sino, por ser sobre todo, un buen amigo/a, un conocido o un familiar e incluso por respeto y porque se tiene buena opinión, se le conoce y aprecia y se sabe que tiene excelentes cualidades o virtudes admirables para contar cosas como comunicador y demuestra cualidades hacer cosas útiles, pero eso sí, par un grupo muy reducido de familiares o amigos que le aprecian. Pero en el fondo, sólo edita en esos medios efímeros o perecederos de las fáciles y asequibles Redes Sociales, que se prestan a ser plataforma de sus ideas. Un medio fácil y entretenido que facilita el pataleo en muchos casos, ante la opinión pública que no le gusta o la política u otras desventajas, que hieren la sensibilidad de millones de usuarios de esas plataformas virtuales, donde se entretiene. Es así como pasa su triste y anodina vida, por no haber hallado otra forma o salida a sus pensamientos, a los que llama: ''terapia para imbéciles, sin nombre conocido''

Estas redes sociales crean demasiada dependencia, si aún no eres un profesional de cualquier cosa útil, que dé cierto interés y reconocimiento a quien las utiliza, porque destaca en cualquier cosa que hace bien y es reconocida, por su labor seria e importante. En esto por escribir no ganas nada, tampoco lo buscas, pero puedes perder mucho ante la opinión de 'cazadores de sabelotodo', anarquistas con ganas de fastidiar a quien no piensa igual; y hasta honestos ciudadanos con ganas de expresar sus ideales políticos o ideas sobre la libertad o cualquier otra cosa, ante aquéllos que les molestan; minorías o colectivos anarquistas. Y por eso mismo y por otras cosas, puedes hacerte conocido, pero para mal de quienes no están de acuerdo con la opinión que tienes.
Todo lo que Internet facilita puede ser bueno o malo, pero no se puede creer que socialmente, puede cualquiera convertirse en un personaje conocido, porque utilice o tenga una plataforma como Facebook o Twitter o un montón de seguidores, se sea o no importante o conocido entre un puñado de usuarios amigos o desconocidos, que hacen más o menos lo mismo, pero sin ganas de cosechar éxito o sobresalir en nada, como lo hago yo, aunque reconozco que más de uno/a, se ha enfadado conmigo, por pensar que podría convertirme en su sombra, incluso sospechaban que yo plagiara por la facilidad que tengo de escribir ciertos temas. Y por ello se dé una cierta importancia o crédito, por lo que se cuenta de cualquier persona, metida en este mundo de las envidias, las sospechas y las trampas, pero lo triste es que las verdades se lucen ante las mentiras y allí muchos caen. También comprendo, y he comprendido la gran necesidad de ser correspondido con afectos y atenciones recíprocas, que animan a mantener esa ilusión, a crear autoestima o seguridad en lo que haces o cómo lo consigues, éso, sin hacer sombra a nadie que para eso ' esta mujer anciana' con ayuda de esa Naturaleza Divina en la que creo, se regocija interiormente y es feliz con lo que hace, sin consultar a otros y si acaso a mis hijas por tener conocimientos con su estudioso de Letras, sobre filología y otras cuantas  historias y estudios que llenan sus currículum. Esto es una autoterapia para revivir en cada jornada. Porque consiste en eso mismo, lo que llena esa ansiedad de quien sabe disfruta con ello y no tiene más que hacer o, si lo tiene, procura ofrecerse ese espacio propio de aprendizaje, investigación, lectura e incluso algunas clases gratuitas aprovechables, para sentirse más segura en su labor creadora. Esa es la realidad si a cambio no se recibe una compensación económica o, se tiene una vida social activa, donde vas de un lado a otro pidiendo guerra a la realidad. ¡Qué más puedo pedir! Ya salgo de viaje en familia y conozco un poco la vida, por observada con ojo clínico. Y también un poco otros lugares del mundo.
Así que no me creo que la mayoría de gente, estemos así como lo estoy yo, por la labor de no hacer nada a cambio de nada. No es eso lo que extraigo de mi hacer, Creo que me ha dado infinidad de compensaciones espirituales y materiales a lo largo de lo que yo misma he intentado hacer, respetando mi posición de mujer y madre y en cierta forma privilegios, que se dan en salud, a pesar de infinidad de molestias que frenan interese o bloquean mis ganas de vivir, pero me dan milagrosamente algo más, que es esa magia natural, para mantener mi mente despierta, mis manos ágiles, mis ganas de vivir sin causar trastornos a los míos, por si me convierto en carga o estorbo, llevando bien y con Fe en el Dios único que creo, un ritmo a mis años que agradezco, aunque a veces temo dejar solo a mi esposo. 
Nunca he pensado, que por escribir, contar, expresarme u opinar, soy por estas cosas de lo virtual, como tantos amigos que lo son y otros más en estos medios, que resultan casi más amigos sin conocerse, que los que conoces personalmente como amigos de toda la vida. Pero pasa con las relaciones virtuales con respecto a la amistad.  Eso también es parte de lo que atrae a la mayoría de la gente y a veces se da, que con el tiempo pueden contactar en persona con el grupo, o el 'amigo o amiga virtual'.

Nos engañemos. Y me lo digo con honestidad a mí misma, como deseando que se me grave aquéllo bien en la cabeza, porque me asalto quince o más años atrás cuando pasaba a algunos foros que ni recuerdo... sus nombres, pero en otros sí, pero sobre todo por el mote personal con el que ya empecé a dejarme sentir con la palabra; para opinar y porque permitían al usuario participar sin identificarse. era el chollo del canalla y sinvergüenza que operaba desde un negocio con Internet pagando el tiempo de uso de un ordenador y si le era posible cambiando a otro, para que no le hicieran seguimiento, pero lugo en su hogar, con el ordenador personal se convertía en una persona seria y amable con todo mundo, engañando a los pobres que no entendíamos cómo nos puteaban a algunos por cualquier cosa o nos elevaban a las alturas para marearnos el alma cándida que no se enteraba de la burla. 
¡Vaya si me llevé rapapolvos! Por osada y, en ocasiones, serios disgustos, "por meterme en camisa de once varas" con los motes inventados que me divertían,
Eso sí, "Ranita Azul", "Don Anselmo", "Salambó" y "El Ruiseñor", siguen siendo  sagrados, otra cosa era: "las hermanas Amor de Dios", "El Saltamontes"."Fidias" y dos más que los tengo por ahí apuntados y no sé si alguno más que se me escapa... ¡ Era una tentación ponerme un nick diferente, pero operaba desde mi hogar y temí ser descubierta porque a veces me hacía pasar por un caballero enamorado con el "Saltamontes", "Fidias  unas solteronas meapilas como eran las "Hermanas Amor de Dios". Sólo una persona sabía quien era yo, porque era imposible negar mi identidad, pues fue la única persona que me ofrecía un respeto y gran afecto, que hasta la tome como parte de mi familia. Buena consejera y aprendí mucho de este medio a través de sus consejos y buenas sugerencias. Y lo que podría volverse contra mi honesta forma tan ingenua de ver el mundo; pues no era tan sensata actuando de esa manera cuando me lo tomaba de forma divertida, cada vez que podía abandonar mis ocupaciones domésticas y entretenerme un rato con mi imaginación desbordada, pero llena de honesta honradez por todo lo que sabía y me llena desde mi niñez. 
 Hasta que comprendí lo que era Internet. El peligro que corría o el disgusto que podía darme y dar a los míos. Me lo advirtió el mismo hijo que hoy se dedica a este oficio de la Informática. Y eso me pasó, cuando por casualidad me dio por hacer preguntas a un filósofo conocido, escribiendo a propósito con errores de ortografía en un Foro donde escribía Savater. ¡Qué enfado cogió el hombre, qué disgusto tenía y cómo me dejó a cuadros! Pues estaba convencido que era "una palurda de los mil demonios" y hasta reclamó al Foro: "por dejar pasar a gente como yo"...   
Así que me volví terriblemente desconfiada y dejé de zascandilear, el poquito tiempo que me dejaba un hijo de quince años en su ordenador. Hasta temía quedarse sin él y tuve que comprar un trasto personal de segunda mano, para no molestarle con mis ratos de ocio estúpido. Ya llevo unos cuantos usado de segunda mano y dos de primera en ocho o nueve años. ¡Es que mi hijo, había descubierto a su madre un mundo mucho más amplio que el doméstico,,, Y asomada a esa ventana del monitor, disfrutaba como una niña con sus muñecas!

Hoy, sigo entretenida aún con estos medios, aunque selecciono la frecuencia, utilizando el sistema en plan serio y personal, sin tener que preocuparme por un futuro, supuesto a mis años va encima de mis huesos fastidiando o de mis problemas inmunológicos pidiendo guerra... El futuro llegó lleno de canas y arrugas, vaya si las veo de reojo en el espejo, casi no me miro en ellos desde mi niñez, pero esa es otra historia que ya subiré y les diré porqué... Ambiciones por  ser una escritora no las tuve nunca, salvo por ampliar conocimientos e información o aprender cosas útiles, las que me han ayudado o colaborado a ser una mujer y madre, con cierto conocimientos de muchas cosas, las que aprendí desde mi niñez y sigo aprendiendo de todos un poco y lo agradezco. Mas, aún...,"¡sé que no sé nada!". Un tiempo de convento con las Franciscanas de Santa Clara, pero también queriendo convertirme en religiosa y otro, estudiando bachillerato comercial para incorporarme a la vida laboral y ayudar a mi madre. Y antes de casarme fui a la Escuela de Arte, el Conservatorio en Cali (Col), tomando clases de música, dibujo y pintura y aprendiendo Artes escénicas o Teatro, con El dramaturgo colombiano, Enrique Buenaventura. Era una peonza que iba y venía como desesperada por conocer lo que me gustaba del mundo y me daba un fondo de conocimientos como yo deseaba. 

Sin embargo, soy consciente de la importancia que tiene quienes han llegado a hacer más que un algo. Y lo han conseguido con éxito y útil, por el resultado que les beneficia en lo espiritual y material y ambas cosas, llenando sus expectativas y consiguiendo buen dominio de su capacidad creadora en cualquier rama del conocimiento que investiguen, sobre los temas que más les interesa divulgar. Esa suerte no tuve al casarme y perder todo contacto con ese sueño, Todo lo aparqué pues ya no había más tiempo que trabajar, tener hijos, cuidar de ellos, el hogar y todo lo exigía una familia. De lo que no me arrepiento. Fui una madre responsable y consciente de lo que estaba en mis manos , para que mis hijos tuviesen mucho más tesón y lucha por conseguir sus sueños. Eso era lo que más me importaba de sus vidas. Y así a trancas y barrancas, se abrieron camino en sus respectivas profesiones y deseos. 

Gracias, amigos, si alguna vez leen lo que cuento y digo de vosotros, los que habéis triunfado o conseguido ese algo más. Les agradezco su paso por este blog, al que estoy depurando mucha basura para dejarlo tal como quiero, para que navegue..., con la bandera del amor, si es que lo permite el sistema, porque no quiero que me pase lo inevitable en el momento que Dios llame a esta anciana septuagenaria  con ganas aún de reír y disfrutar de la vida... La que se merma a pasos agigantados, pero precisamente porque no usa bastón, ella va a lo suyo, porque es la Vida.

Disfruten con honesto amor y equilibrio sus vidas.
Siempre a su disposición en mi correo electrónico: auslava@yahoo.es

        alattkeVa

Comentarios

Entradas populares