domingo, 31 de octubre de 2010

Hablemos de los tipejos machistas y: "El Maltratador .- Otros frentes"

Comparto en esta página de mi blog dos formas muy parecidas de ver el maltrato a la mujer o, el  que sea. 
HOY 4 DE OCTUBRE 2010 
Ha nuerto la vícima nº 54


Para el diccionario de La Real Academia Española de la Lengua sólo se trata de esta definición: "1. adj. Dicho de una persona: Que maltrata. U. m. c. s.


Me temo que el término tenga que ampliarse o por lo menos matizar sus variantes con exactitud, en su sentido figurado, por las secuelas que dejan estos seres a sus víctimas. Porque lo que realmente indica en ciertos supuestos, dependiendo de su aplicación en determinadas situaciones, es que no sólo "maltratan", es que 'el maltratador' mata de dos formas y si no puede hacerlo definitivamente, con una sola le basta. Pero todos sabemos que, depende de lo que el maltratador le haga a su víctima. Porque, como  digo, hay  varios tipos de maltrato que por sistema se aplica de parte de su 'maltratador', siendo el físico y el  psicológico o la mezcla de ambos en el mayor de los casos. Pero lo que sí sé a ciencia cierta, es que ponen en jaque a todos los miembros de la familia de sus víctimas, después de haber despedazado moralmente, todo lo bueno que en algún momento de sus vidas pudo unirles. Lo insano de esta situación es que aún pretenden seguir con ellas, prometiendo lo que nunca cumplirán, porque temen que les denuncien.
 Temen por su puesto de trabajo y su reputación' y por una mancha en su  'impecable curriculum. Temen que les pillen como realmente son y se les  juzgue. Porque, si son ellos los que denuncian a su víctima, les irá mejor ante la Administración y tendrán ayuda psicológica gratis; no así su víctima que es la que en realidad la necesita por todos los años de martirizarla y por lo menos a pesar de otras secuelas que les dejan, pueden muchas salir de su infierno mental en que están metidas... ¡Porque se quedan sin nada y con su dignidad por los suelos! 
Así que , estos tipejos con su ladina condición les lleva a reinventarse otro estilo o forma de seguir su mal rollo; y hasta de tergiversar los hechos, si no hubieron testigos ajenos a la familia, pudiendo decir que "la loca" miente. Tienen todos los cabos atados y saben cómo conseguir beneficiarse de lo que pueden saber o, conocer, para resolver su realidad y quedar impunes del delito, aunque sea levantando una calumnia para salvar su pellejo; de lo contrario cualquier cabo suelto, les marcaría  a estos miserables, porque no son conscientes del trato vejatorio y vil en que las han mantenido y, Ellas, están  tan amedrentadas, confundidas que "evitan que sufran sus maltratadores y se alteren..." , porque ya  han vuelto a amenazar o ha dejarles claro otra de sus putas esperanzas. 
 

Los 'tipejos maltratadores' 

Mujeres de España, mujeres del mundo: 



 Vosotras, las que habéis caído en las garras de estas alimañas, uniros, luchad, haced todo lo posible por ser libres para decidir vuestra vida. Que nadie trunque vuestras ilusiones, estudios o carreras formativas, que nadie intervenga en vuestras decisiones e intereses sensatos y positivos donde os jugáis vuestra salud mental y un futuro digno. Luchad para ser libres, por conseguir un puesto de trabajo, por ejercer un oficio o vuestra profesión dignamente y hasta por un acenso merecido. Luchad por vuestra capacidad de decisión siempre, por  vuestra derechos y  vuestra libertad bien entendida frente a vuestro peor enemigo: el miedo, el silencio y el perdón de la no denuncia en regla que se merecen por su viles actos. Estos seres maltratadores no se merecen otra cosa en la sociedad, que el desprecio absoluto, extirpar este tipo de conductas que rompen las ilusiones y hasta la vida, porque se creen con todos los derechos de 'tallar y modelar' vuestras vidas a su semejanza, para robaros vuestra personalidad, sintiéndose los dueños con todos los derechos de vuestras indecisiones o desventajas sociales. Luchad por vuestra autoestima para hacer realidad vuestros anhelos o ellos acabaran por silenciaros para siempre. Y, aunque sólo sea por un segundo de vuestras vidas, luchad por ser libres para decidir quien tiene también derecho a respirar cada día y que sea ese último soplo del aire que os queda, para decir... ¡BASTA!


 Porque si no lo hacéis así, son ellos los que tienen la última palabra. Es y será nulo cualquier esfuerzo de recuperar vuestra capacidad de sentir si ha valido la pena este mundo, donde aún hay hombres sensatos y buenos, que saben dar tanto como se recibe con el mismo  respeto y ternura, dignificando la vida de un sublime sentimiento.
 Contradecir a estos maltratadores es morir psíquicamente cada día y, aunque se lleven razones, ellos tienen la fuerza y la última palabra. ¡Son unos enfermos!  No permiten que tengáis ideas propias, mientras su inseguridad y desequilibrio les asevere que aún no están seguros de lo que siempre les dáis a cambio, vuestro terror a verles disgustados. Eso, a ellos les sube su autoestima. Comprobar el visible miedo de su víctima y sumisión, les hace fuertes en su posición y sonríen mientras duermen a pierna suelta su dicha o, las miran con desprecio. Luego son unos perfectos cobardes delante de quien les rompe las narices con  toda la razón, si hubiese oportunidad de que sintieran más de lo mismo en una buena temporada. ¡No se merecen otra cosa que el desprecio!




Pensad lo que son: ¡Infelices, cobardes, tiranos, enfermos que aún no han evolucionado!  sí, dignos de lástima y como tal, una lacra social. Estos sí que necesitan tratamiento psiquiátrico ¡No vosotras, porque esto es lo que os hacen creer. Necesitan que viváis en vuestro infierno mental sin salida ninguna. Se cobran todo lo que les hicieron o vieron en su hogar o en sus vidas desde niños. 
Estos perturbados aún siendo conscientes de sus cambios de carácter y de su enfermiza conducta, prolongan el martirio en sus víctimas porque sienten verdadero placer al conseguir humillar a la que dicen 'amar' y ofrecer lo mejor de su vida, sacrificándose por la pobre infeliz que tiene la desgracia de estar a su lado.  Vosotras, no podéis hacer más que lamentaros por vuestra suerte y llorar, pedir perdón constantemente por todo, sentirse culpables cuando no se les complace como ellos esperan. He visto. leído y sigue pasando a diario en todas partes del mundo, el resultado tan destructor que dejan en la mujer y en sus hijos cuando les tienen; sin poder hacer nada por evitarlo al no denunciarles por temor ante las amenazas y la extorsión que sufren, por su total dependencia, no saben cómo liberarse, por dónde empezar y qué hacer, porque aún sabiéndolo singuen pensando que ellos son importantes en su realidad y se les ha afirmado, que son los que realmente pueden favorecer su vida (!). Son muy astutos para convencer con el chantaje emocional, una y mil veces si  hiciera falta y se montan su comedia en cualquier escenario, donde aparentemente pueda peligrar sus vida, para que sufran y la ingenua se lo cree, aunque sea el truco diferente cada vez que les da la gana. Cuando lo que les importa es el mismo resultado.


  Han gravado en sus espaldas el terror, las marcan con el germen de su dependencia, son como una propiedad donde ellos tienen la última palabra, tanto, que les es imposible salir de ese infierno en que las tienen dando un paso fuera del mismo. su vida funciona entre el amor y el odio; entre las amenazas, manipuleos, prohibiciones, chantaje emocional constante, además de recordar por el poder que ejercen sobre ellas, quien tiene todas las de perder si les abandonan. Así que, humillan y anulando, matan moralmente recordándoles: "Quién es el que trabaja y aporta, administra la economía del hogar o techo, lo que se le ha brindado como hogar seguro o, quién paga facturas o  cualquier cosa sensible y afecte  a quienes dependen de ellos. Se creen muy seguros de "lo servido por lo dado a sus víctimas" y, encima se lo hacen saber para que se sientan mal, porque son así de miserables con los detalles que hacen daño.  No necesitan indudablemente una mujer para amarla y respetarla compartiendo  los mismos interese y el mismo crecimiento individual por un bien compartido, porque ellas y no ellos, deben ganarse el lugar o el privilegio de estar a su lado. Lo que necesitan es una mujer de servicio contratada legalmente para sus necesidades y a cambio de un sueldo, porque lo que dan no puede ser Amor... ¿Lo es así como ellos quieren? 


Podría estar aquí enumerando infinidad de detalles que son bien sabidos sobre este problema tan grave, donde mueren casi a diario mujeres en todos los países y más en aquellos donde no hay una legislación que  favorezca e impida el mal trato físico o emocional, porque incluso hasta se permite el mismo por tradición o religión, siendo incluso aceptado por las mismas mujeres, que no saben que hay unos derechos humanos y sobre todo una elección en libertad para saber qué les conviene hacer con su vida, dentro de un orden y un respeto por su propia dignidad. Dejan de estudiar muy jóvenes y apenas pisan las escuelas, no pudiendo tener una  formación necesaria, porque se impide que sean niñas para pasar a  ser madres y esposas o compañeras antes de tiempo. La insuficiente o nula educación está basada por leyes machistas y religiosas, que les impide  llegar a otros conocimientos.  

Mujer:
Recuerda que si estas en esta situación debes reflexionar lo suficiente, para tomar una determinación sin volver la vista atrás. Tú salud mental y por lo tanto tu equilibrio psicológico y tu vida  está en peligro, pues han ido poco a poco robándote lo sensato y bueno que te quedaba:. la autoestima. Han pretendido dejaros sin alma o sin raciocinio para decidir por vosotras mismas y es necesario tener un ápice de luz para sentir que aún podéis luchar  por vuestra felicidad o lo poco que queda de ella.  


Es  insignificante el término 'alimaña' para aplicárselos. Están allí para hacer la vida imposible a su pareja, si las dejan, "para controlar y decidir por vosotras porque se creen con más experiencia "y mejor informadas" para dirigiros de lo que os convenía o conviene hacer en cada momento.  Siempre os lo recordarán cuando os tratan de inútiles.  Desgraciadamente, vosotras, para verles contentos, habéis cometido el peor error de vuestra vida favoreciendo sus intereses en detrimento de vuestros criterios y derechos, por falta de madurez, complaciendo su necesidad de que os controlen desde un principio. Esto no es amor, porque no os tienen confianza y miran mucho por su fuente de ingresos y lo que ellos aportan, cuando la mujer no puede o se ve impedida a compartir gastos por otras razones, pero, incluso  los cuidados y educación de unos hijos, el trabajo doméstico y las demás cosas positivas que puedan hacer, "son parte de vuestra obligación, no faltaría más"...
Sois eso sí, culpables de darles las llaves de vuestro cerebro y hasta las claves de vuestra alma... Por eso, sin personalidad, vaciadas de dignidad o autoestima, os tratan con total desprecio como si se tratara de su propia mierda.  Les habéis dejado lo mejor de vosotras en sus manos, para que ellos se sientan seguros de ejercer cualquier derecho, por eso no les importaría vuestra muerte si pueden salvar su vida sin que se sospeche de "su honestidad y buenas personas".
Con vuestro silencio, sin denunciarles por lo que os hacen tienen el derechos de censurar vuestra vida, si no está de acuerdo con la forma de pensar de la suya, cuestionando  decisiones e intereses  profesionales, sociales y familiares, asomándose siempre al fondo de vuestro corazón, para asegurarse sus derecho cuando les da la gana como un castigo de propiedad, no por amor. Su capacidad de hacer con vuestra existencia lo que les venga en gana, ha evitado que tengáis un trabajo  fuera de casa y, si sois guapas y aún atractivas e inteligentes, ellos consideran que puede ser un peligro. 
Os han engañado todas las veces que han podido. ¡No lo dudéis! Ellos os permiten cosas mientras están seguros de controlarlas, quitándoos lo mejor de vuestras esperanzas o ilusiones por sentiros libres, pero hacen creer que lo sois; porque todo se lo contáis porque así os han pulido el cerebro para sonsacar lo que sea. Si dudan, utilizan la amenaza, se montan 'su escenario' y os miran sin pestañear con su sonrisilla muy tranquilos. Por nada del mundo quieren que no les miréis... ¡y allá que la tonta les cuenta cualquier cosa de la que dudaban ellos que fuese mentira o verdad, cuando era tan sólo una sospecha o una mera especulación, pero algo siempre sacan con su abesado instinto de hombres inseguros y "conocedores de almas femeninas" -aseveran muy seguros-  ¡Será porque ya se habrán cargado a otras psicológicamente o es posible que, ellas, les dejasen por lo mismo!  (...)
¡Vaya dios a saber qué es lo que les hace de actuar y ser así para cargarse la vida de sus compañeras y quedarse tan a gusto y sin ningún arrepentimiento, aún teniendo hijos, un trabajo seguro y alguna pizca de dignidad, de puertas para afuera... ¡Es que ni se les nota la doble versión de piel que llevan según la ocasión!


 Pensad que siempre hay una luz dentro de vuestra alma que se niega a ser manipulada, porque os queda el último hálito de dignidad para defenderos de quienes se creen con derecho a vuestras vidas.  Luchad por ello, por vuestra libertad para elegir lo que os conviene que será siempre vuestra experiencia; así se madura y se crece con equilibrio y por lo tanto con cierta estabilidad o toda seguridad. Daros un tiempo para ello, pero con el convencimiento de perderles para siempre de vuestra vida y espacio, que aún quedan hombres  buenos  y sin tantos traumas que deben acusar estos seres, por el resultado que os toca sufrir por su culpa. son dignos de lástima.  No dejéis de  formaros, de aprender muchas más cosas que os hacen libres; de estar al tanto de lo que se ignora, de sentiros satisfechas por todo logro positivo y ser sobre todo, luchadoras conscientes cuando os fallan para recuperar tomar de nuevo una bocanada de aire nuevo sin que un cretino os asfixie, volviendo a empezar de nuevo. Pero sin presiones exteriores, manipulaciones e intereses que no son los vuestros, porque os arrancan toda capacidad de ser vosotras mismas. Y considero que todo depende de vuestra tranquilidad para pensar qué es lo mejor, si habláis a tiempo descubriendo al ser nuevo, que por derecho necesita su libertad y ha permanecido dentro de vosotras, sin hallar la llave de su encierro psicológico. 


Defended por todo lo que os pasa malo e injusto, vuestros derechos porque están dentro de lo lógico y humanamente razonable que compartimos todos, hombres y mujeres del mundo; como deben ser moralmente para llenarse de argumentos positivos, ante todo lo que nos une como hijos de este Universo y habitantes de este planeta.  Porque hay que creer aún en el verdadero Amor. Pero, dentro de nuestro cosmos interior, ¡creced! Porque cada uno de nosotros somos un mundo, somos una realidad en evolución positiva que va siempre hacia la Luz, la que nadie debe atreverse a tocar y manejar, porque es un lugar sagrado, pero sí a sentir que lo es, porque la reconoce suya en la inmensidad e intensidad de una mirada de  Amor.
 Ese verdadero hechizo no puede desvirtuarlo jamás cualquier interés insano, es lo que es.


Cuando alguien se atreve a que todo se haga tal cual como lo desea, para su complacencia propia sin que nadie le refute sus ideas o le contradiga entrando en razón, intenta sólo engañar y manipular resultados; ejerce el control sobre otras posibles formas de  pensamiento que le cuestionen que se equivoca y no lleva razón. Tienen celos enfermizos y  dudan de vuestros sentimientos, porque prohibiendo otras formas de libertad lógica de pensamiento, llevan a cabo cosas que no son buenas para nuestra autoestima o fortaleza interior. Necesitan siempre a su 'enana mental'. Deciden opinar por las vidas ajenas y también opinan por ellas, seguros de llevar la razón. sus argumentos no se pueden debatir con tranquilidad, precisamente porque nadie a su debido tiempo les dijo que se equivocaban, dándoles razones para modificar su conducta. No les basta cuando no se les conoce, que se les quiera o ame. Ellos piensan que si las cosas salen mal es por culpa de la mujer y, lo contrario, porque ellos lo sabían hacer mejor.  Lo malo que pase siempre será responsabilidad de la mujer y, están exentos de causar daños psicológicos hasta que no saben de las consecuencias, pero "era porque sus compañeras estaban locas o "desequilibradas", es la disculpa que tienen a mano pero no, que ellos han llevado a la mujer a esa situación de inestabilidad, destruyéndolas. Y, si reconocen que han fallado porque se les pilla, se cuidarán  de que se diga, que el resto de las ocasiones anteriores nunca fue así para no acumular culpas. O, que las situaciones se han exagerado o, quien contó  o las cuenta no sabe nada de lo ocurrido, porque vosotras estaréis allí para defender su causa aún siendo  víctimas. 
Las mujeres maltratadas son la fuente de su seguridad mientras estén confiadas a lo que les prometen con eso de que mejoraran, aunque repitiesen tiempo atrás los mismos males y sus consecuencias, es y será puramente anecdótico, porque jamás ha pasado nada de qué arrepentirse, mientras el aspecto de su víctima no manifieste resultados visibles que lo descubran, pero recordad que los que se llevan en la mente son los que fácilmente se pueden disimular. No hay daño físico pero sí psíquico. 
¿Quién es capaz de desmentir lo que aquí voy diciendo?


 Dejan que discurran los sueños y los anhelos de la mujer, pero  cortan toda ilusión de navegarlos con libertad, cuando se quedan ellos con los remos y 'sueltan las amarras' , el fluído de agua les pertenece como el aire que ellas necesitan para creerse capitanes de su  embarcación. Incluso tienen la seguridad del bote atándole con una cuerda... 
No podemos dejar la propia existencia en manos de estos seres, cuando dan motivos serios para salir corriendo, huyendo por necesidad e sus vidas. Son unos enfermos.  Y cuando ya se conocen resultados negativos, cuando no hay garantía para pensar que nos apoyan pero hacen todo lo contrario, es y será imposible que cambien ni aún poniéndose en tratamiento podrían dar garantía. Y si no lo cree alguna  o muchas  así, lean el enlace que dejo  del Defensor de la Mujer maltratada", Javier Urra.


Y no es fácil tener los ovarios bien puestos para abandonar a un maltratador. A algunos les gusta que estas sumisas mujeres, sólo luzcan  en su presencia sin son guapas, incluso que tengan una profesión o una carrera si ellos están a su misma altura, pero no consentirán fácilmente que puedan ejercerla tal como desean ellas, porque es necesario controlar todas las situaciones en las que no pueden estar haciéndoles sombra y encaminan esa realidad a que tiene celos de su vida laboral independiente. Por todos los medios procuran que no tengan una esperanza laboral, impidiendo toda ilusión. No les importa esta ruindad.  Y en el caso de salir algún empleo que  reúna el perfil de 'su víctima', si no pueden evitar que se entere, dejan que vaya a la entrevista pero evitan que acepte un posible contrato laboral, que no les satisface a ellos... "porque es una mierda de sueldo o de trabajo". 
Y una y otra vez van dando tiempo a que el desencanto también se acumule, haga sus estragos con la edad. Las necesitan cerca, a su lado, quietas, sirviéndoles y si les dan un hijo, mejor para que se entretengan con algo que creen más apropiado para ellos. Son los  suficientes para mantener el hogar y la familia y se lo dejan claro cuando les reclaman. Desvían resultados, niegan los mismos, administran las ilusiones  ajenas e incluso, algunos, hasta cuándo deben morir. Aunque hábilmente les machaquen eso: "Es que no vales para nada o, qué verían o has dicho para que piensen que no necesitaban tu perfil para ese puesto." No permitirán jamás que una chispa casual de esperanza y felicidad, les plantee una reflexión propia para observar las claves de vuestra libertad, terminando con vuestro martirio (...). Pensad en ello si os ha pasado. 


Un hombre bueno, es un ser humano sensato, jamás  obrará en contra de lo que ama, ni será egoísta y menos ruin sacando en cara lo que hace o comparte porque se lo gana con su esfuerzo personal. El es el único que aporta, pero no hay derecho a que os saque en cara lo que ha podido dar más, a cambio de lo que recibe cuando lo ha necesitado, porque el amor verdadero no se plantea la parte material para humillar al otro con el que comparte su vida. 


Por eso es bueno ir a los cursos de psicología y denunciar este tipo de agresiones y hechos, cuando son graves o repetidos, siendo por lo tanto la mayoría de ellos: maltrato emocional o el otro, el físico; aunque también se juntan. Pues así se tienen derechos para recibir el tratamiento de esta Comunidad de Madrid, que sepa yo, gratuito. El que con suerte puede devolver a una cierta normalidad y a tiempo, a muchas mujeres maltratadas. Por lo menos por Ley  se lleva a cabo en casi toda Europa. He venido de Suiza hace poco y allí es contundente. Ellos lo saben y evitan a toda costa que lleguen a entender, sus víctimas, que deben denunciar a sus agresores, porque será en su contra y nunca se permiten hacerles el favor de recuperarse. Las siguen necesitando para más de  lo mismo.  Entonces toman la actitud del perro apaleado y con el rabo entre las patas, para que les cuiden de nuevo. (!)


Hay que huir de estas alimañas, que suelen reincidir con los mismos argumentos de control, alegando, que es la única forma de hacerles felices o ellos estar contentos o orgullosos de tenernos a su lado y seguir creyendo que serán buenos, porque sólo así están seguros de hacer pensar que son imprescindibles mientras ellas, la mujer, no tenga recursos mentales para saber lo que mejor le conviene.  La familia, las instituciones, la divulgación de estos hechos flagrantes en esta sociedad, deben airearse a diario. Sólo así se tomará una verdadera conciencia de lo que puede ocurrir a cualquiera, que se aventure a dar por mala suerte con estas alimañas.  Porque para que estos hechos tan terribles, de muertes por malos tratos o destrucción psicológica de otro ser, queden impunes y el verdugo libre de cargos, no hay advertencias  a la hora de enamorarse. Sólo sentido común e información.  Averiguad mujeres quién es vuestra futura pareja  antes de que sea tarde, porque no pueden haber dos sin tres..., que un D.N.I., no os dirá mucho de la verdadera piel que lleva debajo, ni menos las apariencias. La vida es muy seria para que nos la echen a perder , sea cual sea vuestra relación en esta sociedad, tan permisiva para unos, como lo contrario para otros. Hombres y mujeres, seres humanos en suma, somos los que estamos en ella bajo el sol de cada día para hacer en ella una vida lo más justa y tranquila para todos.


Esto es lo que da plenitud al sentirnos pletóricos y seguros con la pareja que elegimos, a pesar de lo poco bueno que podamos dar u ofrecer, cuando no se puede más, pero hay sentimiento, comprensión, abrigo y seguridad; libertad para mejorar en esa correspondencia recíproca que da complicidad respeto y cariño. Y, dentro de tanto malo que hay en el mundo tan  desequilibrado socialmente, una no entiende por qué una pareja llega a semejante situación y menos entiende, ¡que el causante, indistintamente sea hombre o mujer, pariente o no que así delinque, con hechos probados y graves en esa convivencia de pareja o de familia, no asuma su parte de culpa por no dejar vivir a otro, pretendiendo volver a la misma situación que supuestamente ha generado!  ¿Cómo se le llama a un 'perdón' que se repite, una y mil veces por lo mismo? 
 El verdadero amor nunca se cuestiona y sí el que puede hundirnos en un pozo sin salida, o quizá ese otro que nunca lo fue, porque será el que se lleve a alguno/a bajo una losa.


Tenemos que vivir con la capacidad de poder elegir lo que mejor conviene, sin dañar a otros, los que dependen igualmente de nuestras vidas sentimental: hijos, padres, hermanos y hasta amistades que nos aprecian. Por todos esos valores que nos deben distinguir porque el Amor es sacrificio y más amor; renuncia y más amor; silencio y equilibrio con dolor y más amor... Paz, abrazo y beso, necesidad de más amor. Seguridad y por lo tanto equilibrio "en las duras y en las maduras" y "contigo pan y cebollas".  Nuestra dignidad merece un momento de reflexión ante la humillación del otro o su indefensión, pero la palabra de un energúmeno, puede hacer taxativamente y repetitivamente, mucho daño  y hundir moralmente dejando secuelas a quien las sufre, tanto como los hechos de maltrato físico, pero si hay una familia aún es peor no frenar esa ira y falta de estabilidad emocional, porque esos hijos 'tomarán el testigo' para hundirse en el mismo fango y hacer a otros INOCENTES, más de lo mismo.  El tejido de una sociedad debe cuidarse por eso con una buena educación, estando al tanto de los que rompen la trama del mismo, para ver cómo se les echa un buen parche y se evitan peores males, porque no sólo lo sufren las familias de ambos lados, sino, toda la sociedad  que debe pagar los platos rotos por culpa de quien altera la realidad ajena, acabando con la vida de un ser humano inocente, pero víctima también de su propio silencio por todo el temor que genera saberse en la indefensión aunque no hayan motivos para ellos, se le ha hecho creer que así es, ganando unos derechos su propio agresor que no le corresponden moralmente, tal como trata a lo que dice amar.


Si no puede ayudar la familia y los amigos, están las instituciones, para proteger en estos casos  con la Ley en la mano. No hay que ir a dormir debajo de un puente, hay que denunciar los hechos graves por repetidos. No se puede dar un margen de confianza a quien  cientos de veces o la mitad de ellas, ha dado muestras de no ser un ser sano y equilibrado, pero ha hundido a su acompañante que es el que sí se siente necesitado de un tratamiento y, encima se protege tratándolo como que es el culpable del problema. ¿Cómo se puede tragar esto y callar hasta que muere o se le destruye,tener esperanzas? La habilidad que tiene estos tipos de tergiversar los hechos o la realidad lo saben los expertos que los tratan. Tienen más en contra que a favor, y por eso no quieren que se les denuncie por ser dueños de su situación, intereses o ventajas sociales cuando estas dependen de un trabajo estable y una economía segura. Lo tiene todo a favor y temen por su realidad, no por su víctima, que es la que siempre queda, si no legalizó su situación, en la completa indefensión después de quitarle lo más preciado: su dignidad y autoestima. 


Como suelen terminar por decir a los medios de información, los que conocían a la pareja cuando se les pregunta, si sabían algo de la pareja o de su víctima.  Incluso, se cuestionan: "cómo ha podido aguantar al tipo siendo ella inteligente y estando tan capacitada, si el hombre ya se sabía que era un desequilibrado...", etc. Porque podría ser lo contrario, pero los casos son aislados y siempre es la mujer la que sufre este horror. Cosas así escuchamos casi a diario.

A mis setenta años sé muchas cosas y no me las invento, están ahí en la prensa a diario o en otros medios. Son lo que son y nadie puede decirme lo contrario, porque cuando una ve, hasta dónde pueden pisar el límite de la propia realidad, se entiende si se ama o se quiere con respeto, pero entonces, ese equilibrio en alternancia y conocimiento mutuo entre una pareja, se basa en todo lo bueno que se comparte por Amor y respeto a lo más sagrado: la familia que se construye responsablemente; pero también en el otro equilibrio con la libertad de ganarnos un espacio en la Vida unos y otros, pareja de hecho o matrimonio con los hijos que  tienen, pero sin alterar sus vidas. Con honradez. Porque el sentimiento verdadero es una bella elección que nos pertenece, es algo mágico y muy consciente de su responsabilidad, pero también es sacrificio y renuncia, como digo antes. Lo uno, para tirar adelante y lo otro, para no hacer daño a nadie; porque vivir no es fácil para nadie, pero no se puede estar como chuchos apaleados, aguantando lo que no nos gusta. Así que la dignidad y el respeto es un bien que se gana cada día. 
Esta es la diferencia ante quien osa pisar más allá de la raya, indistintamente es el mismo derecho para toda pareja que decide vivir la aventura de la existencia juntos, tengan o no hijos. Esto nos lo ganamos con madurez y equilibrio, porque así lo elegimos y no nos lo impusieron. Y, aún podemos conseguir un cambio, si algo no sale bien o no es bueno para nuestra paz interior y crecimiento espiritual, coger, eso sí, si nos parece, el petate y hasta el gato y el canario, para buscarnos un espacio en libertad, sin tener que asfixiarnos cada día por un perfecto imbécil. Así de claro y cierto os lo digo.

 Gracias por vuestra lectura.
Elisa, una "Ranita Azul"

*Os dejo la página de nuestro actual y querido defensor de "La Mujer Maltratada". si os sirve de ayuda aquí está su página de blog.
*
Javier Urra
Directeur
Contact
E-mail: urrainfancia@javierurra.com
http://www.javierurra.com

Information: Dirigez à cette section vos inquiétudes, doutes et questions.
La responsable de este blog y desde una de mis charcas, opina sobre:


A. Elisa Lattke V.
Octubre 31/2010
Algo más sobre los maltratadores, que publique un tiempo atrás en este blog y que compartí con otra amiga poetisa: http://desdelacharcaderanas3elisa2.blogspot.com/2010/09/pegarle-una-mujer-y-disfruten-de-buena.html



Para leerlo pinchar aquí:
Maltrato Psicologico:
ImprimirCorreo electrónico
Escrito por Mauricio Ruiz   
Miércoles 21 de Marzo de 2007 07:29
"Los indicios son testigos mudos que no mientes,
 sólo hay que hacerlos hablar."






Maltratador .- Otros frentes: "

Extraña percepción , no por nueva sino por continuada .
Sensación conocida en lo esporádico y siempre presagio de infortunio, hoy estás y permaneces, pero también ayer y anteayer .
Has venido y te has quedado .
Este mar de rompientes en el que vivo inmersa está agitado . Una y otra vez sus olas azotan contra mi piel, tortuosas y atormentadas, horadando con fuerza desgarradora mi resistencia; a modo de cavernas ahuecan mi ánimo y arrastran pulverizadas mis defensas en una resaca de fondo que penetra a lo profundo y vacía …vacía .
Cada día espero lo impensable, salgo preparada para el enfrentamiento y pido ayuda a Aquél que solo me la ofrece en cada circunstancia, y cada día vuelvo a casa maltrecha pero erguida dándole gracias sin fin, porque una vez más ha estado para que no fuera despedazada... Él que me ama sin condiciones, Él que me apoya para que no me derrumbe, Él que no consiente que nadie note mis avatares salvo quién debe .
Todo a mi alrededor se desmorona, todo aquello que me afecta y de alguna manera me incumbe se ve agredido por negras fuerzas, desalmadas fuerzas... y sigo, sin análisis ni razones que lo justifiquen .

Sigo sencillamente porque siento que eso es lo que debe ser, a sabiendas de que mañana será terrible y de que podría evitar ese mañana desligándome de todos los que me agraden, de aquellos que tienen capacidad para dañarme.
Pero la criba no puede ser selectiva , en el cedazo no puedo dejar solo la piedra y el puñal, también se quedarían con ellos los granos de trigo, la mies cultivada durante tantos años y lo más importante los motivos, los lazos, los amores que evitaron el abandono hace ya mucho .
Una vida se construye en mucho tiempo, en cada minuto mientras dura, largos años en los casos más afortunados, no puede ni debe ser destruida en un segundo .
Mientras tanto la locura se apodera de todo lo que la rodea, ya no respeta nada, ya no respeta a nadie, cada segundo se espera de manera angustiosa el detonante, cualquier insignificante motivo puede ser la causa del mas tremendo caos, una circunstancia imprevisible e incontenible por venir del más fuerte; sembrador de desgracia y de zozobra y señor de su heredad, es él y … si quieres lo aceptas y si no te desarraigas .Te tiras al espacio sin fondo conocido, pues en el límite ya crees estar, mas ¿ más allá del último recodo que clase de abismo nos espera?
Miedo a lo desconocido.
Demasiadas ramas del tronco afectadas y expuestas a la carcoma . Ramas nuevas, ramas débiles, ramas que precisan cauce y seguridad para hacerse fuertes y confiadas .
Si yo tronco sostenedor manifiesto mi debilidad ¿de donde sustraerán apoyo?
Si yo pilar de la atalaya me derrumbo ¿Dónde fijarán la vista para orientarse?
Si yo invisible ordenadora de la destrucción del tornado no colocara las cosas en su sitio, dónde se cobijarían .
Cada día como si nada ocurriera construyo un mundo de seguridad, de temple, de confianza.

Cada día como si nada ocurriera, con la cabeza erguida, salgo al escenario de la lucha cotidiana y procuro que el equilibrio permanezca; vivo en el ambiente que me rodea sin agitarlo y con ánimo apaciguador .
Desde dentro atisbo temerosa la presencia devastadora de lo que yo conozco como un castillo de naipes.
Desde dentro espero que al menos esta vez su presencia no lo derribe simplemente con su entrada.
Aspiro a pasar desapercibida.
Aspiro a no ser vista.
Aspiro a que no venga.
Qué realidad feliz la de su ausencia.
Qué autentica vivencia la de su... no espera .
Cada día como si nada ocurriera, como si nunca nada hubiera sido, como si de un dechado de paz se tratara sale a la calle como una victima, hormiga trabajadora y emprendedora hacedora de grandes obras.

Cada día como si nada ocurriera,en casa se guarda el martillo de Thor despedazador y destructivo, oculto a los ojos del mundo; y se lucha, se orquesta y planifica la forma de sacar adelante las temerarias y locas empresas acometidas por una mente fantasiosa y alocada, que necesita emprender sin orden ni concierto retos nuevos sin ocuparse de sacarlos adelante, escondiendo la cabeza en el agujero más conveniente y volviéndose arrogante cuando otros han despejado el peligro.
Y cada día se oculta al mundo la verdad ante una realidad más conveniente, más aceptable y más creíble ¿Quién podría creerse la auténtica verdad?
Y ahora, bombardea mi dolorosa estabilidad haciendo que se desmorone al mismo tiempo aquello previsible y ordenado, que en circunstancias normales debería funcionar engranadamente . Aquello que podría romperse o averiarse de manera individual y selectiva pero no simultáneamente .
Como si pretendiera que me rindiera.
Como si pretendiera que me desesperanzara.
Como si pretendiera que tirara la toalla …
Como si pretendiera la victoria de verme renegar de la fuerza de mi fe.
Me procura soledad, tristeza, agresiones y desolación.
El mayor de los desamores, y el tormento más aterrador.
Cada vez que da una vuelta de tuerca, más se evidencia el gran manto consolador que me acompaña.
Cada vez que más claramente preveo su amenaza... más ciertamente siento mi confianza en la justicia de quien todo lo controla.
Podrá causarme dolor, mucho dolor, infinito dolor... y siempre habrá infinito amor y protección , infinito cobijo y seguridad de que solo la justicia prevalecerá.
Infinito amor y confianza en los brazos que me abarcan y acogen lo que amo.
Infinita confianza en que se superarán las pruebas que se deban y aunque resquebrajada y maltrecha ni una sola de mis pestañas caerá sin haber agotado sus fuerzas.

No me rendiré… no me rendirá.

No podrá, no le dejaré….


V.Nas

"

No hay comentarios: